Es noticia
Menú
Alpine y su dilema con los colores: cómo conjugar identidad y millones de euros
  1. Deportes
  2. Fórmula 1
el impacto de su nuevo patrocinador, BWT

Alpine y su dilema con los colores: cómo conjugar identidad y millones de euros

La llegada de BWT a Alpine ha obligado al equipo francés a un ejercicio de malabarismo para mantener su identidad y satisfacer los objetivos de su nuevo patrocinador

Foto: El Alpine en su versión Bahrein y Arabia Saudi sin color azul (Alpine)
El Alpine en su versión Bahrein y Arabia Saudi sin color azul (Alpine)

¿Puro marketing, o marketing puro? El nuevo Alpine seguirá casi toda la temporada con su característico azul Francia, en lugar del llamativo de su nuevo patrocinador, la empresa BWT. Partiendo de que el objetivo de un patrocinio es llamar la atención, resulta indiscutible que BWT lo consiguió en la presentación del equipo francés.

“Mi gran sueño es pintarlo todo en rosa”, dijo en la presentación del A522 Andreas Weissenbacher, CEO de la compañía austríaca. BWT ha tenido siempre muy claro que el rosa, más que un color, es el santo y seña de la compañía. Para los no iniciados, se trata de una empresa cuyo objetivo es purificar agua a nivel doméstico e industrial. Dado el importante componente tecnológico en todos sus productos, la asociación con la Fórmula 1 tiene todo el sentido.

Filosofía de marca o dinero para el equipo

Un monoplaza todo color rosa destroza de un plumazo el ejercicio de ‘branding’ que el año pasado vendía su presidente Luca de Meo al recuperar la marca Alpine y los tradicionales ‘colores de guerra’ de sus monoplazas. Así como Aston Martin es el ‘British Racing green’, Ferrari el ‘rosso corsa’o Mercedes ‘la flecha plateada’, el azul es el símbolo de los constructores galos, como en su día fueron Bugatti, Matra o Ligier.

Ante la tesitura de no desairar a un patrocinador con una importante bolsa de millones y sin desdecirse un año después de la historia de colores y valores de marca, Alpine ha llegado a una solución de compromiso. El coche irá vestido de rosa sólo en las dos primeras carreras de Bahréin y Arabia Saudí, pero recuperará su tradicional azul el resto de la temporada. Ese compromiso el resultado de duras negociaciones entre dinero (rosa) o principios (azul).

Tradicionalmente, el rosa no es un color fácil de combinar en un coche de carreras. Como el azul claro y naranja de McLaren el año pasado en el Gran Premio de Mónaco. Pero el color es el símbolo de BWT para difundir su mensaje de sostenibilidad y responsabilidad social. Aunque su mensaje en la Fórmula 1 también es un ejercicio de marketing, ya que la empresa nace, crece y se desarrolla al calor de la coyuntura actual de sostenibilidad.

placeholder BWT desarrolla tecnología para producir hidrógeno 'verde' y ya la está probando en competición.
BWT desarrolla tecnología para producir hidrógeno 'verde' y ya la está probando en competición.

¿Responsabilidad social o valor añadido del producto?

BWT ha detectado el enorme mercado existente para el desarrollo para sus productos y tecnología. La concienciación actual por la sostenibilidad es prioritaria en todas las agendas políticas y empresariales. Pero nada mejor para visibilizar esta delgada línea entre buenos propósitos y oportunismo que su campaña ‘Zona Libre de botellas’ en la cual, gracias a sus dispensadores y elementos filtradores de agua, se evita el desperdicio de miles de botellas de plástico que el equipo Alpine consume en el paddock o en la fábrica. Pero podría haberse enfatizado también las capacidades tecnológicas de BWT en el desarrollo de membranas para la producción de hidrógeno verde, una tecnología por la que el grupo Renault está apostando decididamente en sus vehículos para la calle.

Una de las apuestas de Renault para cumplir con las normas de emisiones de la UE son las flotas de transporte público y de mercancías propulsadas por pila de hidrógeno. Un campo donde BWT y Renault (vía Alpine) pueden desarrollar una narrativa de sostenibilidad a través de la colaboración tecnológica. Pero en la Fórmula 1 a BWT le interesa promocionar productos de consumo masivo antes que tecnologías comercializadas en altas esferas empresariales o políticas.

Alpine y BWT han dado un golpe de efecto con su patrocinio, uno de los más comentados y con más impacto de todas las presentaciones de equipo estos días. La marca francesa recibe un buen aporte económico y puede llevar a cabo una colaboración tecnológica interesante pero, por encima de todo, sin borrar ese azul que tanto se ha enfatizado como parte de su personalidad. Se mantiene la identidad de la marca Alpine y del equipo, a la vez que se satisface al nuevo patrocinador, emocionado en la presentacion de París. Un ejercicio, ni mucho menos, fácil de llevar a cabo.

¿Puro marketing, o marketing puro? El nuevo Alpine seguirá casi toda la temporada con su característico azul Francia, en lugar del llamativo de su nuevo patrocinador, la empresa BWT. Partiendo de que el objetivo de un patrocinio es llamar la atención, resulta indiscutible que BWT lo consiguió en la presentación del equipo francés.

Fórmula 1 Fernando Alonso Marketing