EL MCL35, MUY LENTO EN SECO PARA EMPEZAR

El 'shock' de Carlos Sainz y McLaren: Racing Point y Renault les pasan por encima

Aunque ya con reservas previas ante el trazado de Hungaroring, en McLaren quedaban sorprendidos porque sus rivales les superaban el viernes incluso con neumáticos más duros

Foto: Sainz se mostraba preocupado al término de la primera jornada con el rendimiento del MCL35 (MCLAREN)
Sainz se mostraba preocupado al término de la primera jornada con el rendimiento del MCL35 (MCLAREN)

“A partir de la próxima carrera se pondrán las cosas más duras”. Lando Norris avisaba al terminar el Gran Premio de Estiria, tras dos carreras en una pista favorable para el MCL35. Pero tanto el británico como Carlos Sainz se daban de bruces en Hungaroring (Hungría) con una situación menos competitiva de lo anticipado. Al menos en parte de la primera jornada del GP. Porque la lluvia maquilló parcialmente la situación para el español.

“Sufrimos mucho con el equilibrio del coche, un ‘shock’ sufrir tanto, tenemos mucho trabajo que hacer si el tiempo está seco”, lamentaba Sainz. Racing Point y Renault pasaban literalmente por encima del MCL35 en relación a las dos pruebas anteriores. De no mediar cambios, la cita húngara puede convertirse en un calvario para McLaren si la lluvia no asiste al madrileño, que con su tercer puesto en la segunda sesión confirmó su habilidad en agua. Como Lewis Hamilton en el Red Bull Ring la pasada semana, será el español quien necesitará esa danza de la lluvia ante el panorama de McLaren si los entrenamientos tienen lugar en seco.

"No esperábamos sufrir tanto"

La posición de salida en Hungaroring supone un condicionante superior a otras pistas del calendario. Los dos pilotos de McLaren descubrieron muy pronto el panorama que les espera de no cambiar radicalmente el rendimiento del MCL35 para el sábado. “Hemos hecho dos giros secos (vueltas rápida) que no nos han dado lo que queríamos”, comentaba Sainz. “No había nada fundamentalmente mal, con la forma en la que funcionaban los neumáticos las cosas no iban como queríamos, no esperábamos sufrir tanto”. El problema era común para los dos monoplazas. Las bajas temperaturas quizás agudizaban el menor rendimiento del MCL35 que esperaban a priori tanto Sainz como Norris ante la naturaleza sinuosa y de media carga de Hungaroring.

“Es un circuito diferente que quizás esté exponiendo un poco más nuestras debilidades. Aun así, teníamos un par de cambios preparados para los segundos libres que no hemos podido probar por culpa de la metereología, pero nos deja un poco preocupados para el sábado”. El MCL35 parecía un monoplaza equilibrado, explicaba Sainz, de aquí la preocupación ante las enormes diferencias con sus principales rivales. “Estar a un segundo del Racing Point, de medio segundo como estábamos antes, y al mismo tiempo que el Renault que ha rodado con medias, nos ha sorprendido un poco”. Un dato preocupante que, dadas las referencias de pruebas anteriores, confirman que mientras los rivales están en su sitio, McLaren perdía terreno exageradamente, aunque pendiente de que sus ingenieros estrujen los datos entre viernes y sábado. “Teniendo en cuenta que vamos con los blandos, estamos preocupados, porque vimos otros pilotos con tiempos muy competitivos con los duros y los medios. No pudimos con los blandos ir más rápido que ellos. El coche no estaba mal, pero nos falta ritmo”, añadía.

Un trazado de media carga como Hungaroring parece atragantarse en principio al MCL35 (MCLAREN)
Un trazado de media carga como Hungaroring parece atragantarse en principio al MCL35 (MCLAREN)

"No nos dan neumáticos de agua"

Afortunadamente, la lluvia amenaza durante todo el fin de semana en Hungaroring, con pronósticos variables. Al menos, Sainz tuvo la oportunidad de rodar sobre agua en la segunda sesión, también para comprobar las dificultades incluso bajo estas condiciones. “Siempre me apetece ver y rodar, probar sensaciones, porque también el frío que está haciendo pone los neumáticos en una ventana tan peculiar que incluso en mojado se sufre. La diferencia de tiempos (entre los pilotos) que hay es por la dificultad de meter la temperatura unos si y otros no, y esto también pasa en seco. Es una pista complicada, sin curvas de alta velocidad, por lo que los neumáticos de agua fueron complicados, no hay curvas suficientes de alta velocidad para ponerles energía, de sentirlos, pero es igual para todos. Había mucho derrapaje en la única vuelta que hicimos”.

Pensando en los aficionados, Sainz explicaba las razones del escaso tráfico de monoplazas en lluvia: “En mojado hemos rodado poco porque nos dan pocos neumáticos de agua, no porque no queramos rodar los equipos y los pilotos. Yo era el primero que estaba pidiendo salir, así que la gente que está en casa y que nos ve aquí metidos sin salir a rodar, que se piensa que no lo hacemos porque la pista esta muy mojada, la realidad es que estamos gastando nuestros neumáticos de 'quali'. Si llueve en la 'quail' quieres esos neumáticos. Nos dan un juego de intermedias, que no es parte de los juegos de 'quali' y, como habéis visto, este lo hemos intentado usar. Neumáticos extremos no nos dan, no sé por qué, nos dan tres juegos en todo el fin de semana. Queremos guardar uno para cada sesión y no nos dan ninguno extra, así que no podemos rodar”.

En definitiva, o McLaren da con la tecla mágica por la noche ante unos entrenamientos en seco ("Vamos con interrogantes y sin saber”) o toca sufrir en Hungaroring. De no ser que la lluvia salve la cosecha de Carlos Sainz este fin de semana.

Fórmula 1

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios