“HAY QUE PREPARARSE PARA UNA NUEVA ESTACIÓN EN LA POLÍTICA DEL PAÍS”

De Ferrari al Parlamento: Montezemolo se prepara para las próximas elecciones en Italia

"Cuando lleguen las próximas elecciones, la oferta electoral deberá estar compuesta por una nueva leva de ideas y de clase dirigente". Luca Cordero de Montezemolo, jefe

Foto: De Ferrari al Parlamento: Montezemolo se prepara para las próximas elecciones en Italia
De Ferrari al Parlamento: Montezemolo se prepara para las próximas elecciones en Italia

"Cuando lleguen las próximas elecciones, la oferta electoral deberá estar compuesta por una nueva leva de ideas y de clase dirigente". Luca Cordero de Montezemolo, jefe de Ferrari, felicitaba este miércoles las navidades con un encriptado mensaje en el que dejaba entrever su más que probable salto a la política para suceder al actual primer ministro Mario Monti en 2013. En una carta abierta a los asociados de su fundación, Italia Futura, Montezemolo parecía confirmar lo que desde hacía tiempo era algo más que una especulación.

A primera hora de la tarde saltó la liebre con la publicación de una aparente carta de felicitación navideña a los asociados de su think tank, llamado a ser el embrión de un futuro partido político. Sin embargo, la Navidad quedó en un segundo plano para dar paso a un demoledor análisis de la política italiana -"la Segunda República ha fracasado, rehén de los populismos de izquierda y derecha"-, seguido de la necesidad de prepararse de cara a las próximas elecciones con un nuevo impulso a la propia fundación, promoviendo "el desarrollo de los programas y personas que Italia se merece". Una primera lectura al extenso texto daba lugar a pensar que por fin había llegado la hora de Montezemolo. Sin embargo, después de que todos los medios lo anunciasen a bombo y platillo ("Esta vez, de verdad", llegaba a indicar una cabecera en su titular), esta posibilidad se desmentía: "No hay ninguna referencia ni ningún anuncio de un empeño político directo de Montezemolo de cara a las elecciones de 2013".

El presidente de la Ferrari parecía que lanzaba su enésimo globo sonda sobre su salto a la política, un anuncio que se espera que se haga público desde 2009. Su Italia Futura crece y crece, ya alcanza los 40.000 asociados, mientras que el país, huérfano de figuras políticas carismáticas lo ve como un triunfador: sin haber anunciado nunca una candidatura, hasta el 35% de los italianos estarían dispuestos a confiar en él como primer ministro.

Sin embargo, hay que esperar. Las palabras de Montezemolo ya han sido interpretadas en numerosas ocasiones como declaraciones de querer ser candidato. "Que los empresarios entren en política es un derecho y un deber", "cuando las urnas se abran la oferta política tendrá que ser diferente"... y otras muchas frases han quedado ya consagradas como ejemplos de la actitud del presidente del Cavallino Rampante. Por el momento, su portavoz ha dicho que seguirá con su trabajo en Ferrari e Italia Futura, al que tiene que sumar otras tareas empresariales.

"En ningún caso los italianos aceptarían que volviesen los mismos protagonistas que han llevado al país a esta situación. Renovar profundamente la clase dirigente política es una prioridad absoluta para Italia", explica Montezemolo en su polémica carta refiriéndose a las elecciones programadas, en principio, para 2013, a las que se ha referido como un "acontecimiento histórico". Sin embargo, parte de la casta a la que tanto ha criticado, le ha recibido con los brazos abiertos. Silvio Berlusconi indicaba ayer, preguntado por la prensa: "Muy bien, bienvenido, enhorabuena".

Apoyo incondicional a Monti

Por el momento, con el único que se casa Montezemolo es con Mario Monti. "Hemos auspiciado la llegada de un Gobierno técnico al que hemos mirado, y continuamos mirando, con confianza y esperanza", explica el presidente de Ferrari en su carta, al tiempo que considera "necesarias" las medidas del Ejecutivo "para responder a una situación dramática" de las finanzas del país.

Al tiempo que alaba a Monti, Montezemolo no pierde el tiempo y esboza un protoprograma político para solucionar los males del país. La receta incluye liberalización, disminución del patrimonio público, recortes en los costes de la política y reforma del Estado del Bienestar y del mercado de trabajo. Puntos en los que ha insistido el actual primer ministro, pero que el presidente de Ferrari los adopta como propios.

De esta manera, el presidente de Ferrari apuntala su apoyo a Monti, que ya recibió su visto bueno con motivo de la crisis política que llevó al profesor al poder en detrimento de Silvio Berlusconi. Montezemolo calificó entonces a Monti como "la mejor solución (si no la única)" para sacar adelante al país.

Montezemolo ha anunciado que Italia Futura intensificará su trabajo "con el objetivo de tener una red regional fuerte en todo el país en junio" de 2012. En definitiva, en una fecha en la que seguramente ya se vislumbre el horizonte electoral. Con su bólido a punto, ¿quién sabe si entonces el presidente de Ferrari anuncia sus intenciones de convertirse en el sucesor de Mario Monti?

Fórmula 1
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios