POR ESA SUSTANCIA HA DADO POSITIVO FROOME

Cuando Indurain también dio positivo por salbutamol y no fue sancionado

Miguel Indurain dio positivo por la misma sustancia que Chris Froome en 1994. La Federación Francesa quiso investigar más en profundidad pero la internacional le exoneró

Foto: Miguel Indurain, en 1994. (imago)
Miguel Indurain, en 1994. (imago)

Miguel Indurain dio valores anómalos de salbutamol en un control antidopaje del año 1994, la misma sustancia que hoy es noticia por el positivo de Chris Froome. Eran otros tiempos, la lucha contra el dopaje estaba aún en pañales y había grandes disensiones entre los distintos organismos que, en principio, tenían que regular estos temas. Indurain alegó que utilizaba la sustancia como parte del ventolín, el medicamento que usaba para combatir su alergia al polen. Se generó en aquel momento una refriega entre la UCI y la Federación Francesa, ya que la primera aceptaba sin más el uso del ventolín -algo que con el tiempo y el cambio de las normas se modificaría- y los galos hablaban de la necesidad de que un comité médico diese permiso al corredor para utilizarla.

"Es posible que un corredor sea sancionado por la federación que presido y que no lo sea por la UCI", explicaba en aquel momento Daniel Baal, presidente de la federación francesa. Y es que, en aquellos días, el dopaje no preocupaba tanto como posteriormente, las normativas no estaban unificadas y no existía la Asociación Mundial Antidopaje, creada en 1999 y que serviría para homogeneizar las normas e intensificar una lucha que estaba aún más perdida que hoy en día.

A Indurain se le comunicó el problema días antes de intentar el récord de la hora, pero la cosa terminó en nada. Ningún tipo de sanción para el corredor porque, al final, era la UCI el organismo superior en el caso y para la internacional de ciclismo los valores que había arrojado el análisis de orina del corredor navarro estaban dentro de la normalitva. "La UCI nos ha dicho que jamás puede ser considerado un caso de doping", explicaba en aquellos días Eusebio Unzue, director del equipo Banesto en el que militaba el corredor.

La frase de Unzue, hoy, suena extraña. Aunque solo sea por la utilización del término "jamás" en una cosa así. Los años posteriores a la retirada del ciclismo de Indurain quedaron marcados a fuego por el dopaje, cambiaron las normativas y la justicia deportiva, también las metodologías para detectar las sustancias. Y en algún momento el salbutamol dejó de ser una sustancia abiertamente permitida -o al menos aceptada por la UCI- para entrar a formar parte de aquellas penadas por dopaje. Esta, como todas las demás, pueden ser aceptadas en determinados casos con informes médicos.

Otros casos históricos

La prueba de que el ventolín -y el salbutamol que contiene- era algo bastante común en la época de Indurain y en años posteriores está en la lista de corredores a los que en algún momento detectaron la sustancia y se fueron sin sanción alguna. Nombres importantes en el pelotón como Alex Zulle, Bo Hamburger, Igor González de Galdeano, Oscar Pereiro, Alessandro Petacchi, Tony Rominger, Jan Ullrich o Leonardo Piepoli fueron exonerados de cualquier tipo de sanción por razones médicas.

En tiempos recientes, sin embargo, es más común ver sanciones por esta cuestión. Es el caso de Diego Ulissi, el más reciente, pero también otros como los de Olesek y Trentin, ambos en 2007 y que fueron sancionados con dos años de sanción.

La historia del salbutamol es también la historia del dopaje. En realidad, es una sustancia bastante presente en el pelotón internacional, pues son muchos los asmáticos que tienen exenciones terapéuticas y que tienen por lo tanto permiso para utilizar el broncodilatador. En esos casos, al menos con las normas actuales, no hay ilegalidad.

Ciclismo
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios