spilak consigue la victoria de etapa EN LA DAUPHINÉ

Contador pone en apuros a Froome, pero Sky frustra su escapada tirando a bloque

El esloveno Simon Spilak (Katusha) ganó en solitario la quinta etapa del criterium de Dauphiné (Francia), en la que el ciclista español puso en apuros al líder

Foto: Alberto Contador puso en serios apuros a Chris Froome.
Alberto Contador puso en serios apuros a Chris Froome.

El esloveno Simon Spilak (Katusha) ganó en solitario la quinta etapa del criterium de Dauphiné (Francia), de 184 km entre Sisteron y La Mure, y el británico Chris Froome conservó el liderato con 12 segundos de ventaja sobre el español Alberto Contador, que le atacó en la última fase y obligó al equipo Sky a trabajar a fondo. El holandés Wilco Kelderman (Belkin), tercero en la general, atacó en los últimos metros y redujo en tres segundos su diferencia con el líder, que ahora, con la bonificación, es de 12 segundos.

El equipo Sky de Chris Froome tuvo que trabajar a destajo en la última fase de la carrera para contener los ataque de los rivales y en algunos momentos mostró ciertas debilidades pese al fuerte ritmo marcado por el australiano Richie Porte. Contador fue uno de los agresores. El español atacó a Froome a 30
km de meta, durante el último ascenso de la jornada, y mantuvo la diferencia en la bajada con la ayuda de su compañero de equipo el portugués Sergio Paulinho. La pareja ibérica llegó a tener un minuto de ventaja, pero el Sky, tirando a bloque, frustró la aventura.

"Estamos aquí para entrenar, así también haces que otros equipos se desgasten, especialmente el Sky, y de esta forma quizás la carrera se sale un poco del guión, se descontrola todo y se rompe el grupo. A día de hoy me lo puedo permitir porque no tengo la presión de conseguir la victoria", explica contador en un comunicado. Contador reconoció que "no tenía pensado atacar para nada". "He visto que íbamos muy despacio, tenía un compañero por delante y rápidamente vi que se abría hueco, así que decidí ir hacia delante".

"Era muy difícil llegar. Quedaban 20 kilómetros llanos y sólo tenía alguna posibilidad si cogía la cabeza de carrera. He visto que los escapados iban muy lejos y no podía contactar con ellos, así que era imposible llegar a meta", comenta el español. "Hemos empezado a bajar en cabeza, hemos visto que se tomaban muchas precauciones y que tampoco íbamos tan rápidos, por eso le he dicho a Sergio Paulinho que se fuera hacia delante y yo decidí ir detrás".

Conjurada la amenaza de Contador, otros corredores se decidieron a atacar en busca de la victoria, dado que el Sky no era capaz de controlar el pelotón. El italiano Vincenzo Nibali también lo intento, y tuvo que ser Froome quien personalmente echara abajo su aventura. A continuación, Kelderman y el británico Adam Yates se fueron por delante, aunque no pudieron alcanzar a Spilak. "A veces una etapa no parece dura sobre el papel y de pronto se convierte en muy dura. Eso es lo que pasó hoy cuando Contador atacó y nos metió mucha presión", reconoció Froome. "Pero pedí a mis compañeros que conservaran la calma. Han hecho un gran trabajo. El sábado, en la gran montaña, será otra carrera".

Ciclismo
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios