derrota por 82-78

El Real Madrid alarga su maldición en Moscú en un final protagonizado por los árbitros

El Real Madrid perdió ante el CSKA de Moscú por 82-78. El final de partido tuvo varias decisiones arbitrales protestadas por los jugadores madridistas

Foto: El Real Madrid perdió ante el CSKA de Moscú. (EFE)
El Real Madrid perdió ante el CSKA de Moscú. (EFE)

El Real Madrid lleva más de once años sin ganar al CSKA de Moscú en su pista, y la racha seguirá creciendo tras la derrota de este viernes por 82-78. El resultado aparta a los madridistas de la segunda plaza de la Euroliga y les deja con un cabreo considerable no tanto por perder, sino por las decisiones arbitrales en los últimos minutos del partido.

La última vez que el Madrid ganó en Moscú, Messina entrenaba al CSKA y Joan Plaza dirigía los madridistas. Ha llovido mucho. Desde entonces, cada visita a la cpital rusa para jugar contra el equipo del ejército es una tortura. Allí ha perdido partidos de todos los colores: derrotas claras y finales apretados; ha hecho el ridículo y ha dado la cara. Pero siempre con el mismo final en la última década: la derrota.

Tavares fue eliminado por faltas en el CSKA de Moscú-Real Madrid. (EFE)
Tavares fue eliminado por faltas en el CSKA de Moscú-Real Madrid. (EFE)

Este viernes no fue una excepción. El Madrid fue mejor en el primer tiempo, impulsado en el segundo cuarto por un Prepelic que mostró bortes verdes ante la ausencia de Llull. Pero los problemas para cerrar el rebote (el CSKA consiguió 19 rebotes ofensivos) lastraron al Madrid durante todo el partido. A pesar de eso, con el trabajo de Ayón y los puntos de Randolph el equipo llegó al último minuto con opciones.

Del 77-70 a poco más de tres minutos para el final se pasó al 77-76 a 1'41'' del final. Poco después llegó la primera jugada protestada por el Real Madrid, un triple anulado a Campazzo por una falta en ataque de Tavares en el bloqueo que supuso la eliminación del pívot. El siguiente ataque acabó con una asistencia de Rudy para que Ayón finalizara cerca del aro, pero su tiro no entró. El mexicano protestó porque entendió que el defensor tocó el tablero en su intento de tapón. Los árbitros no lo vieron así.

La última acción protestada por el Real Madrid ocurrió a seis segundos del final. Carroll tuvo el tiro para empatar a 81, pero su triple no tocó el aro ante la oposición de Clyburn. Los árbitros tampoco pitaron nada en esta acción. De hacerlo, el madridista habría tenido tres tiros libres.

Euroliga

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
5 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios