jugará contra el fenerbahçe

Más vale tarde que nunca: el Real Madrid aparece por fin para meterse en 'playoffs'

Una gran segunda parte en defensa le permitió vencer al Khimki y asegurarse una de las ocho plazas de 'playoffs'. Carroll (23 puntos) y Sergio Rodríguez (10 y 10 asistencias) fueron los mejores del partido

Foto: La gran defensa en la segunda parte le dio el triunfo al Real Madrid (Sonia Cañada/Cordon Press)
La gran defensa en la segunda parte le dio el triunfo al Real Madrid (Sonia Cañada/Cordon Press)

Si sufriendo sabe mejor, entonces la clasificación del Real Madrid para los cuartos de final de la Euroliga tiene un sabor inmejorable. Después de su peor temporada en años, de estar casi eliminado en la primera fase, de lesiones, de quejas por el arbitraje, de perder dos partidos sobre la bocina, de volver a estar con pie y medio fuera en el Top 16, después de todo eso, el campeón de Europa apareció por fin para ganar cuando ya no le quedaba otra y clasificarse para los 'playoffs'.

La victoria contra el Khimki (83-70) se cimentó en la defensa, el talón de Aquiles de un equipo que quizá solo ha rozado su mejor en nivel en las tres ocasiones en las que estaba obligado a dar lo mejor de sí: al final de la primera fase, en la Copa del Rey y en la segunda parte del partido de este jueves. Tras el festival ofensivo del primer tiempo, el Real Madrid puso el candado a su aro en el segundo y dejó al Khimki en 21 puntos, los mismos que había anotado en el segundo cuarto y 7 menos que en el primero. Especialmente bueno fue la defensa de Tyrese Rice, el menudo base que le dejó sin la Euroliga hace dos años jugando con el Maccabi. El estadounidense anotó 22 puntos en la primera mitad y solo 2 en la segunda.

Más vale tarde que nunca: el Real Madrid aparece por fin para meterse en 'playoffs'

Borrachera de puntos

Ahí comenzó a tumbar el Madrid al Khimki en un partido que era una final. La victoria del Barcelona en Kaunas desactivó la única opción que eliminaba a los blancos aunque ganaran a los rusos y convirtió el encuentro en un duelo a vida o muerte. Ganar y seguir aspirando al título. Perder y fracasar. Y en ese terreno, el Madrid fue superior. El Khimki plantó cara el tiempo que aguantó Rice, que fue hasta el descanso; a partir de ahí comenzó a descolgarse hasta que vio cómo se le escapaba el partido y con él su futuro en Europa.

La primera parte fue un festival ofensivo. Fue meter Sergio Llull dos triples seguidos y desatarse el Madrid, que anotó 8 en el primer cuarto, incluidos dos de Felipe Reyes y uno de Sergio Rodríguez sobre la bocina. El problema era que atrás no encontraba la manera de parar el 'pick & roll' de Rice y el goteo de puntos de los pívots rusos. Ayón se llevó la mano al muslo nada más empezar y estuvo unos minutos cojeando. Siguió en el partido, pero durante la primera parte estuvo lejos de su mejor nivel.

El Madrid mejoró atrás con Willy Hernángomez y Nocioni. El pívot canterano reapareció tras perderse los últimos partidos por lesión y adelantó en la rotación a Lima, que no jugó. La mejora defensiva en la pintura se notó, pero el arma del Khimki estaba en el juego exterior. Rice entró en trance en el segundo e hizo desaparecer una ventaja de casi 10 puntos a favor del Madrid, incapaz de sujetar al base de la cinta en la cabeza. La respuesta se la dio un extraordinario Jaycee Carroll, pero en la otra canasta. Los triples del madridista mantuvieron al Madrid por delante, aunque con una ventaja corta (54-49).

Rice anotó 22 puntos en la primera parte, pero solo 2 en la segunda (Sonia Cañada/Cordon Press)
Rice anotó 22 puntos en la primera parte, pero solo 2 en la segunda (Sonia Cañada/Cordon Press)

La defensa, siempre la defensa

En el descanso, preguntado en la retransmisión por la clave del partido, Dusko Ivanovic, técnico del Khimki, dijo que antes habría dicho que la defensa, pero que ya no estaba seguro. El Real Madrid había estado soberbio en el lanzamiento exterior (10/19 en triples), pero tenía un agujero en defensa (16/18 en tiros de 2 para el Khimki). Si no cerraba esa vía de agua, corría el riesgo de acabar ahogado. Lo hizo en el tercer cuarto y amplió la diferencia hasta los 10 puntos con un gran Sergio Rodríguez en la dirección. Pero justo cuando acababa el período recibió 6 puntos y el marcador se apretó (66-58). Bien frenado Rice y desaparecido Shved, era Koponen el que mantenía a los visitantes en el partido.

El Khimki amenazaba con reaccionar, pero se quedó en eso, una amenaza. Cinco puntos seguidos de Carroll (máximo anotador del Madrid co 23 puntos) en el último cuarto colocó la diferencia otra vez por encima de la decena y permitió a su equipo jugar más tranquilo. Después del Top 16 más duro que se recuerda, el final de partido fue plácido para el Real Madrid y el Barclaycard Center celebró la clasificación casi como un título. En una temporada llena de altibajos, el Madrid llega a abril con un título en el bolsillo y opciones de llevarse los otros dos.

Carroll fue el máximo anotador del Real Madrid con 23 puntos (Sonia Cañada/Cordon Press)
Carroll fue el máximo anotador del Real Madrid con 23 puntos (Sonia Cañada/Cordon Press)

El Fenerbahçe será el rival en cuartos

El rival en los cuartos de final será el Fenerbahçe, el equipo más regular del Top 16. Los turcos se enfrentaron a los madridistas en las semifinales de la pasada Final Four y también en la primera fase de la presente Euroliga, con victoria para cada equipo en su casa. El equipo que dirige Zlejko Obradovic, el entrenador más laureado de Europa, y el CSKA son los dos grandes favoritos para estar en Berlín. El Madrid tendrá que superar el factor cancha en contra para optar a defender el título. 

Las otras tres eliminatorias son: CSKA de Moscú-Estrella Roja, Laboral Kutxa-Panathinaikos y Lokomotiv Kuban-FC Barcelona Lassa. Puede haber tres equipos españoles en la Final Four.

opta
Euroliga

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios