El Atleti recibe un baño en Salzburgo, pero gana (0-2) y ya está en octavos de Champions
  1. Deportes
COMO SEGUNDO DE GRUPO

El Atleti recibe un baño en Salzburgo, pero gana (0-2) y ya está en octavos de Champions

Los de Simeone pasan como segundos de grupo tras sufrir mucho en Austria, donde pudieron haber encajado una goleada

placeholder Foto: Mario Hermoso, en el remate del primer gol. (Reuters)
Mario Hermoso, en el remate del primer gol. (Reuters)

El Atlético de Madrid se ha clasificado para octavos de final de la Champions tras vencer esta noche por 0-2 al Red Bull de Salzburgo. Marcaron Hermoso y Carrasco en un partido que nunca dominaron y que solo consiguieron sacar adelante gracias a dos fogonazos, primero en una acción a balón parado y después en una contra de los últimos minutos. El resto del partido fue para el Salzburgo, que realizó un juego imponente, creándole dieciocho ocasiones de gol y dos balones al palo a una de las mejores defensas de Europa.

El resultado de estos partidos decisivos depende de una combinación de talento, suerte y hambre. Esta noche, el hambre era del Salzburgo, que nunca se había clasificado para las eliminatorias de Champions, pero el talento estaba con los españoles. Los primeros pusieron el juego, las ganas y el peligro, y los rojiblancos los goles. Desde el arranque el Red Bull empotró a los de Simeone contra su portería, haciéndoles sufrir en cada llegada al área, con línea de tres centrales, todos por encima del 1,85, tragando agua ante la velocidad de Daka y Koita, los puntas del Salzburgo, que dieron esta noche un recital de desmarques, apoyos y triangulaciones, si bien entre los dos malograron diez balones que tenían pinta de gol.

placeholder Daka y Trippier pugnan por un balón. (Reuters)
Daka y Trippier pugnan por un balón. (Reuters)

Hoy Simeone se decantó por Saúl en lugar de Héctor Herrera, quizá pensando en la velocidad del madrileño al tirar las contras, y el Atlético perdió gran parte del cuajo en la creación que aporta el mexicano. Se partió el equipo entre los que defienden, que básicamente son todos, y Joao y Luis Suárez, perdidos en una isla remota a la que no llegaban apenas balones. A resultas, los de Simeone apenas pudieron superar la presión alta de los locales, perdiendo balones que provocaron el pánico, porque los austriacos se sumaban al ataque como el Séptimo de Caballería.

El Atleti no fue capaz de construir, pero tampoco de frenar a Szoboszlai y Berisha

El Atleti no fue capaz de construir fútbol, pero tampoco de frenar las internadas de Szoboszlai y Berisha, que sobre el Red Bull Arena recordaron la feliz asociación de Tostao y Rivelino en 1970, una pareja de endemoniados contra los que nada se puede hacer. Sus combinaciones desarbolaron a los madrileños una y otra vez, y solo la terrible puntería de los delanteros austriacos salvó al Atleti de la hecatombe. Contribuyeron a salvar los muebles Savic y sobre todo Oblak, en un rol, el de héroe rojiblanco, que ya no sorprende a nadie.

placeholder El gol de Mario Hermoso. (Reuters)
El gol de Mario Hermoso. (Reuters)

La noche olía a fuerte a batacazo hasta que, en una jugada a balón parado, a la media hora de juego, Hermoso peinó un balón a la red. Un gol que sorprendió a todos, incluso a los jugadores del Atleti, al borde de un ataque de nervios desde el comienzo. El Red Bull saltó al campo en la segunda parte mientras sonaba 'Knocking on Heaven's Door' en la megafonía, como un presagio de lo que se venía: otra tromba de juego ofensivo que, de forma inexplicable, no generó ningún gol local.

La falta de puntería del Red Bull salvó a Simeone de un disgusto europeo

Se mantuvieron agazapados los rojiblancos, rezándole a Tutatis para que el cielo no cayese sobre sus cabezas, cuando Szoboszlai cogió el balón, rompió dos líneas defensivas y se plantó delante de Oblak. Fuera. A los diez minutos, otro balón al palo de Mwepu. Los austriacos fueron perdiendo fuelle a medida que pasaban los minutos, sin duda por el desgaste de la intensa presión a la que sometieron al Atleti durante todo el partido, pero también por una acumulación de fallos que minaría la moral de cualquiera. En los últimos minutos, cuando el Salzburgo se echó al ataque, una galopada de Correa le dejó a Carrasco, uno de los pocos salvables hoy del Atleti, el pase a octavos de final para empujar. 0-2 y todos para casa, que en Austria ya está helando y al Atleti le valía con empatar.

Los de Simeone consiguen así una clasificación de la que dependían no solo los objetivos deportivos de la temporada, sino también los económicos, ya que la perspectiva de jugar la Europa League habría obligado a reformular las cuentas en el Metropolitano. El Bayern, por su parte, venció al Lokomotiv de Moscú y se clasifica por delante de los rojiblancos con 16 puntos. El resto de los clasificados para octavos son Real Madrid y Borussia Monchengladbach, Machester City y Oporto, Liverpool y Atalanta, Chelsea y Sevilla, Borussia Dormund y Lazio, Juventus y Barcelona y, por último, PSG y Leipzig.

Señor con maletín

Detrás de toda gran historia hay otra que merece ser contada

Conoce en profundidad las 20 exclusivas que han convertido a El Confidencial en el periódico más influyente.
Saber más
Red Bull Salzburgo Champions League Atlético de Madrid
El redactor recomienda