Cobertizos de jardín para almacenar útiles de jardinería
  1. DeCompras
GUARDA TODO LO QUE NECESITES

Cobertizos de jardín para almacenar útiles de jardinería

Almacena las herramientras que usas en el mantenimiento de tu huerta o jardín fácilmente con un cobertizo a tu medida. Descubre cómo solventar la falta de espacio

placeholder Foto: Los cobertizos son esenciales para almacenar herramientas de jardín (Foto: Pixabay)
Los cobertizos son esenciales para almacenar herramientas de jardín (Foto: Pixabay)

Herramientas de jardinería, una máquina cortacésped, un limpiafondos... Son muchos los utensilios que necesitas para realizar el mantenimiento de tu jardín o huerto y de tu piscina. Y, sinceramente, almacenarlos dentro de casa no es lo más cómodo ni recomendable. Sin duda, instalar un cobertizo prefabricado es la mejor solución de almacenaje que puedes encontrar. Te brindará todo el espacio que necesitas, te permitirá proteger de la lluvia y del sol todos esos útiles y, además, no desentonará en la estética exterior de la vivienda.

Un buen ejemplo es este cobertizo de exterior Keter. Tiene el tamaño perfecto para almacenar los cubos de basura, así como cualquier herramienta o producto de mantenimiento que puedas necesitar. Esto, unido a su elegante diseño, a su buena relación calidad-precio y a las excelentes valoraciones proporcionadas por sus usuarios, nos ha llevado a elegirlo como el mejor cobertizo de esta comparativa. Seguido de cerca, eso sí, por esta caseta de jardín metálica Wasabi con puertas correderas y 10 años de garantía. Pero, como vamos a ver, no son las únicas opciones dignas de mención.

El mejor, nuestra elección: Cobertizo de jardín exterior Keter

Con un 4,2 sobre 5 y un 58 % de valoraciones de 5 estrellas, este es el mejor cobertizo de la marca Keter según los usuarios de Amazon y el responsable de liderar esta comparativa. Pero no solo eso. También es el más vendido en este marketplace. Puede elegirse en dos tamaños (800 litros y 1200 litros de capacidad) y cuenta con dos puertas frontales y con una tapa abatible superior. “Lo uso para guardar los cubos de basura. Su diseño elegante queda genial en el jardín y los disimula a la perfección” indica Ramón sobre él. Además, es muy fácil de montar gracias a su sistema de clics, incluye suelo y ha sido fabricado en polipropileno inyectado de gran calidad.

placeholder Cobertizo de jardín exterior Keter
Cobertizo de jardín exterior Keter
Ver precio

Segunda opción: Cobertizo de metal Wasabi

El mejor cobertizo de la marca Wasabi según las opiniones de los clientes de Amazon. Alcanza un 3,6 sobre 5 de nota media y un 41 % de reseñas de 5 estrellas. Se puede comprar en tres tamaños (2,2 m2, 4,2 m2 y 7,2 m2 de superficie) y cuenta con tejado de dos aguas para evitar la acumulación de agua cuando llueve y con doble puerta corredera para facilitar el acceso. Sin embargo, para Verónica, lo más destacado de él es “su estructura modular. En un par de horas está listo para usar y ofrece una capacidad de almacenamiento fantástica”. Además, ha sido fabricado en metal y posee rejillas de ventilación para evitar la condensación y claraboya de policarbonato en la parte superior para aprovechar la luz natural. El fabricante ofrece sobre él 10 años de garantía.

placeholder Cobertizo de metal Wasabi
Cobertizo de metal Wasabi
Ver precio

Alternativa: Cobertizo de metal Deuba

Para los consumidores en Amazon, que le otorgan un 3,8 sobre 5 y un 45 % de análisis de 5 estrellas, este es el mejor cobertizo de la marca Deuba. En total, ofrece 2 metros cuadrados de superficie de almacenaje y dispone de una base aislante perfecta para todo tipo de terrenos. Según Jordi, “se trata de una caseta de jardín de acero galvanizado muy resistente y práctica. Su relación calidad-precio es magnífica”. Al igual que la anterior, posee una doble puerta corredera que se puede asegurar con candado y dos rejillas de ventilación para evitar la condensación. Eso sí, el tejado es plano y posee una ligera pendiente para evacuar el agua cuando llueve.

placeholder Cobertizo de metal Deuba
Cobertizo de metal Deuba
Ver precio

Cobertizo de resina Gardiun

4,4 sobre 5. Esa es la nota que merece el mejor cobertizo de la marca Gardiun en palabras de los usuarios de Amazon. Sin duda, lo más destacado de él es que “parece una casa de jardín por su diseño con ventanas y respiraderos, pero su interior está optimizado para almacenar herramientas y máquinas para el jardín y la piscina. Además, se puede instalar pegado a una pared” (Pepe). La puerta abatible incorpora un cerrojo metálico. Su estructura es de resina de 12 mm de grosor tan ligera como resistente.

placeholder Cobertizo de resina Gardiun
Cobertizo de resina Gardiun
Ver precio

Cobertizo de madera Timbela

¿Buscas una casa de jardín que lo mismo te sirva para recibir invitados que para montar un taller o guardar tus bicicletas? Entonces, el mejor cobertizo de la marca Timbela para los compradores en Amazon puede ser justo lo que necesitas. Tiene un 3,8 sobre 5 de valoración media y un 27 % de revisiones de 5 estrellas. Es de madera, tiene tejado de dos aguas (226 cm de alto) y ofrece hasta 12 metros cuadrados de superficie útil. “Es perfecta. Queda muy bien en el jardín y es tremendamente espaciosa. La manera más estética de guardar todo lo que necesitas para el mantenimiento de casa” afirma Víctor. Sus ventanas son de plexiglás y dispone de dos amplias puertas abatibles.

placeholder Cobertizo de madera Timbela
Cobertizo de madera Timbela
Ver precio

Caseta de jardín metálica TecTake

Ahora vamos con el mejor cobertizo de la marca TecTake. Sus compradores en Amazon le premian con un 3,7 sobre 5 y con un 42 % de comentarios de 5 estrellas. Lo puedes comprar con techo plano o de dos aguas y en color verde o gris. En ambos casos, la puerta es corredera y el peso de la estructura se sitúa ligeramente por encima de los 50 kg. Alexis nos dice de él que “es un buen producto a un buen precio. Llevo un par de meses con ella y es muy robusta. Soporta perfectamente la lluvia y el viento”.

placeholder Caseta de jardín metálica TecTake
Caseta de jardín metálica TecTake
Ver precio

Armario de madera para jardín Gardium

“Me encanta su diseño. Buscaba un pequeño cobertizo en el que guardar mis herramientas de jardinería y, la verdad, me encantó este en cuanto lo vi. Pero es que ahora que lo tengo instalado me gusta todavía más”. Esta opinión, firmada por María de los Ángeles, resume a la perfección la principal virtud del segundo mejor cobertizo de la marca Gardium según los clientes de Amazon. Hablamos, como no, de su diseño en color gris. Ha sido fabricado con madera de pino cubierta por pintura de exteriores y su interior actúa a modo de armario. El tejado cuenta con tela asfáltica para garantizar la impermeabilidad y su montaje es sencillo e intuitivo gracias a su detallado manual de instrucciones. Luce un 3,4 sobre 5 y un 31 % de máximas puntuaciones.

placeholder Armario de madera para jardín Gardium
Armario de madera para jardín Gardium
Ver precio

Caseta de jardín exterior UnfadeMemory

Llega el turno del mejor cobertizo de jardín de la marca UnfadeMemory en base a los comentarios de los usuarios de Amazon. Por ejemplo, Manuel nos cuenta acerca de él que “brinda mucho más espacio de almacenaje de lo que parece a simple vista. Yo guardo en su interior hasta mi bicicleta y las de mis hijos y me sigue quedando espacio para los accesorios de la piscina, el cortacésped y muchas otras herramientas. Lo recomiendo”. Es de madera de pino con tratamiento para exteriores y su puerta doble posee un pestillo para mayor seguridad. También resulta fácil de montar y posee un sistema antivuelco para incrementar la seguridad de uso. Está disponible en 7 tamaños.

placeholder Caseta de jardín exterior UnfadeMemory
Caseta de jardín exterior UnfadeMemory
Ver precio

Casetas metálicas de imitación Duramax

Parece de madera, pero no lo es. El mejor cobertizo de la marca Duramax para los consumidores de Amazon, que lo valoran con un 4,2 sobre 5 y con un 74 % de calificaciones máximas, es de metal. Lo que sucede es que posee un revestimiento exterior que imita al pino con gran realismo. La mejor prueba de su calidad y resistencia son los 20 años de garantía que el fabricante ofrece sobre él. Lo mismo sucede con opiniones como la de Rosa, que afirma que “me encanta tener animales en mi casa de campo y buscaba un cobertizo para gallinas. Lo he acondicionado para que se resguarden allí cuando quieran y, la verdad, se las ve encantadas durante todo el año”.

placeholder Casetas metálicas de imitación Duramax
Casetas metálicas de imitación Duramax
Ver precio

Cobertizo de almacenamiento Festnight

Vamos a terminar con el mejor cobertizo de la marca Festnight. Quienes lo han adquirido a través de Amazon le otorgan un 3,1 sobre 5 y un 20 % de notas máximas. Como nos aclara Sonia, “es muy seguro y resulta ideal para guardar herramientas. Su estructura de acero galvanizado es extremadamente sólida y, aún así, me ha resultado muy fácil de montar”. A este material no le afecta ni la radiación ultravioleta del sol ni la corrosión provocada por la humedad. Además, en la base incluye un marco para colocar cualquier tipo de suelo rápidamente. El tejado tiene una ligera inclinación e incluye dos respiraderos para garantizar la ventilación.

placeholder Cobertizo de almacenamiento Festnight
Cobertizo de almacenamiento Festnight
Ver precio

¿Cómo elegir un cobertizo y qué tener en cuenta antes de comprar uno?

Para encontrar el cobertizo recomendado para tu jardín es necesario que tengas en cuenta los siguientes criterios de compra:

  • Dimensiones. Dependerán del espacio que tengas disponible en tu jardín o huerto y de para qué lo quieras usar. Por ejemplo, no es lo mismo un cobertizo para coches, que deberá ser muy amplio, a uno para leña, en el que bastarán unos pocos metros cuadrados.
  • Materiales. Sin duda, los cobertizos de acero inoxidable o de chapa galvanizada son la mejor opción. Resultan inmunes a la corrosión, apenas requieren de mantenimiento y son muy fáciles de montar. Dos buenas alternativas son la resina y la madera, aunque la primera es menos duradera y la segunda requiere de mayores cuidados.
  • Tejado. Indispensable para proteger el contenido de la lluvia. Un cobertizo con tejado de dos aguas, además, evita que el líquido se acumule en la parte superior. Eso sí, será más caro que uno con cubierta plana. En este último caso, has de asegurarte de que tenga un mínimo de pendiente.
  • Ventilación. Probablemente habrá épocas en las que tu cobertizo permanezca cerrado mucho tiempo. Las rejillas de ventilación ayudan a que el aire circule y a que no se generen malos olores en el interior.
  • Diseño. Puedes optar por un cobertizo ancho o largo, alto o bajo, con ventanas o sin ellas... Hay muchas alternativas.
  • Base. Es un elemento destinado a proteger el contenido del cobertizo de la humedad de la tierra. Si, por ejemplo, vas a almacenar maquinaria en su interior, es un elemento indispensable.
  • Precio del cobertizo. Variará en función del tamaño y de la calidad de los materiales. Lo normal es que por menos de 350 € puedas hacerte con uno metálico muy resistente y duradero.
  • Mejores marcas de cobertizos. Keter, Deuba y Wasabi han sido las más destacadas por los usuarios dentro de esta comparativa.

¿Qué es un cobertizo?

Un cobertizo es una estructura con cubierta (de ahí su nombre) que, generalmente, se instala en el jardín o en las proximidades de un huerto y que sirve para almacenar herramientas agrícolas, materiales de construcción, abonos y fertilizantes u otros enseres fundamentales para trabajar la tierra. Dicho de un modo más simple, es una especie de trastero prefabricado o de obra que, en lugar de estar integrado en una vivienda, se instala o construye fuera de ella con propósitos agrícolas.

¿Para qué sirven?

A un cobertizo para el jardín se le pueden dar muchos usos:

  • Almacenar herramientas de jardinería, maquinaria y materiales de construcción.
  • Proteger de la intemperie a personas o animales (caballos, ovejas, cerdos, gallinas...).
  • Guardar productos agrícolas (abonos, fertilizantes, sustratos, etc.).
  • Servir como garaje para bicicletas, motos y otros vehículos pequeños.
  • Preservar los útiles de la piscina como, por ejemplo, el cloro y los alguicidas, la escalera de acceso, etc.
  • Mantener la leña protegida de la humedad durante el invierno.

Guarda herramientras y máquinas de jardinería o resguardécete del mal tiempo

De hecho, si son acondicionados adecuadamente, los cobertizos para exterior pueden utilizarse, incluso, como casa o dormitorio de invitados.

¿Dónde van?

Antes incluso de comprar un cobertizo debes pensar dónde lo vas a poner. En este sentido, siempre se instalan en el exterior de la vivienda. Tienes las siguientes opciones:

  • En mitad del jardín.
  • Junto al huerto en el que cultives tus hortalizas.
  • En la parte posterior de la vivienda para que quede relativamente oculto.
  • Cerca de la piscina.
  • Pegado a una pared exterior de la casa.
Foto: Esta podría ser la puerta de tu nueva caseta de jardín (Foto: Pixabay)

El único requisito para encontrar el lugar perfecto para instalar un cobertizo con tejado es que la superficie sea plana, es decir, que carezca de desnivel. Solo así conseguirás darle la suficiente estabilidad.

Tipos de cobertizos

La diferencia fundamental entre ellos se encuentra en el material de fabricación. En concreto, podemos encontrar:

  • Cobertizos de madera. Los tradicionales. Ofrecen un excelente aislamiento térmico y, con el adecuado mantenimiento para la humedad, el frío y el calor, resultan muy duraderos.
  • Cobertizos de resina. Los más modernos. El mejor ejemplo son los cobertizos de propileno. Son bastante económicos y muy resistentes a la intemperie, aunque el sol acaba deteriorando su estructura con el paso del tiempo.
  • Cobertizos metálicos. La mejor alternativa a las casetas de jardín de madera. Generalmente, suele tratarse de cobertizos de aluminio, de acero galvanizado o de materiales similares muy robustos y resistentes. Poseen el inconveniente de retener mucho el calor y el frío en su interior.
  • Cobertizos de ladrillo. Son estructuras de obra. También se pueden levantar usando piedras y otros materiales de construcción similares. Sin duda, se trata de los más resistentes y robustos.

Según el material utilizado en su fabricación, el cobertizo puede costar más de 400€

Por su parte, en función de su sistema de construcción, es posible diferenciar:

  • Cobertizos prefabricados. La opción más económica y la preferida de los usuarios. La estructura se compra desmontada y, posteriormente, se instala sobre unas guías utilizando unas sencillas herramientas. Pueden colocarse en cualquier parte e, incluso, desmontarse y trasladarse a otro sitio de ser necesario.
  • Cobertizos de obra. Obviamente, tienen una vida útil más larga que los prefabricados y ofrecen una mayor resistencia. Sin embargo, su construcción requiere de conocimientos especializados, herramientas profesionales y multitud de materiales. Es posible levantarlos en ladrillo o piedra.

Finalmente, atendiendo a su diseño, podemos hablar de cobertizos estrechos y anchos, altos y bajos, etc. La elección en este sentido suele depender de lo que quieras almacenar en su interior.

¿Cómo hacer un cobertizo en el jardín?

En esta comparativa de cobertizos hemos visto modelos muy económicos y de gran calidad. Sin embargo, es posible que te guste el bricolaje y que quieras construir el tuyo propio. Sin duda, la forma más económica, sencilla y rápida que se nos ocurre es utilizando palés reciclados.

Para construir tu propio cobertizo con palés vas a necesitar:

  • 22 palés europeos (120 x 80 cm) o americanos (120 x 100 cm).
  • Tornillos de arandela.
  • Taladro.
  • 8 tablones de madera a modo de pilares (200 cm de largo)
  • 4 tablones de madera a modo de vigas para el techo (240 cm o 300 cm de largo, según uses palés europeos o americanos).
  • Cubierta de chapa galvanizada de 240-300 cm de largo y 300 cm de ancho.
  • Paneles de revestimiento para las paredes.

Cuando lo tengas todo, llega el momento de ponerte a construir:

  1. Con una pala, cava una zanja de 40 cm de profundidad que dibuje el contorno del cobertizo.
  2. Introduce la hilera inferior de palés de manera que haya tres en cada lado del cobertizo. En la parte frontal pon solo dos para que quede espacio para la puerta. Fija los unos a los otros con los tornillos de arandela.
  3. Sobre esa hilera inferior, sitúa otra fila de palés y únelos usando esos mismos tornillos. En total, la estructura debe alcanzar ya los 2 metros de alto.
  4. Coloca un tablón de madera a modo de pilar en las esquinas y en las uniones entre palés para dar mayor solidez a la estructura. Fíjalos con el taladro y los tornillos.
  5. Ahora empieza a colocar las vigas del tejado. Recuerda que debes darles una pequeña inclinación usando, por ejemplo, un pequeño taco de madera bajo cada una. Así, cuando llueva, el agua no se acumulará y caerá al suelo.
  6. Pon sobre las vigas la plancha de chapa galvanizada y atorníllala a ellas.
  7. Fija los paneles de revestimiento sobre los palés de las paredes y dales una mano de pintura.
  8. Ya solo te quedará instalar una puerta y habrás terminado.

¿Qué almacenar en un cobertizo?

En los mejores cobertizos puedes almacenar prácticamente cualquier cosa que necesites. Estos son algunos ejemplos:

  • Abonos y fertilizantes.
  • Leña.
  • Semillas.
  • Bicicletas y motos.
  • Coches.
  • Herramientas de jardinería.
  • Maquinaria agrícola.
  • Combustible.
  • Útiles para la piscina.
  • Materiales de construcción.
  • Animales vivos.
  • Etc.

¿De qué material elegir el cobertizo?

Depende de varios factores. Lo que está claro es que cada material ofrece una serie de ventajas e inconvenientes. En base a ellos y a tus necesidades de uso debes elegir:

  • Cobertizos de madera. Es un material con el que resulta muy fácil trabajar, lo que permite dar a la caseta de jardín una estética muy personalizada. De hecho, se puede pintar de cualquier color y es muy resistente. Sin embargo, requiere de un mantenimiento bastante concienzudo. Se debe pintar, como máximo, cada dos años y es necesario solventar rápidamente cualquier problema para evitar que se pudra.
  • Cobertizos de metal. Resultan muy fáciles de montar, aunque son poco personalizables. Además, apenas requieren de mantenimiento ya que no hay que pintarlos o barnizarlos cada pocos años, lo que también hace que acaben saliendo más económicos. Por su lado, son tendentes a la oxidación (salvo que se trate de un cobertizo de acero inoxidable) y hacen bastante ruido cuando llueve.
  • Cobertizos de resina. Son tan fáciles de montar como los de metal y se pueden encontrar con diseños bastante originales y personalizados. Sin embargo, no ofrecen la resistencia ni la robustez de los materiales citados anteriormente.

¿Cuáles son las medidas de un cobertizo?

No hay medidas estándar. De hecho, muchos fabricantes fabrican las estructuras a medida por petición de sus clientes u ofrecen alternativas de varios tamaños para que elijan. Evidentemente, comprar un cobertizo de mayores o menores dimensiones dependerá de para qué se va a usar.

Foto: Casetas para perros ideales para exteriores y jardín

Por ejemplo, 10 metros cuadrados de superficie interior son ideales para un cobertizo para bicicletas, para almacenar herramientas o para guardar leña. Asimismo, si lo quieres usar como garaje para tu coche, deberá poseer más o menos el doble y tener una puerta especialmente ancha para que quepa el vehículo.

¿Cuáles son los mejores del mercado?

Estas marcas, según las opiniones en cobertizos analizadas, ofrecen las mejores opciones del mercado:

  • Keter. Marca especializada en el diseño y fabricación de cobertizos pequeños muy versátiles. De hecho, se puede utilizar para almacenar los cubos de basura, herramientas y enseres de jardinería. Poseen un estilo rústico muy elegante.
  • Deuba. Esta firma se centra en la elaboración de cobertizos de almacenamiento de tamaño medio. De hecho, tienen superficies que oscilan entre los 2 y los 4 metros cuadrados y son prefabricados. Resultan extremadamente fáciles de instalar.
  • Wasabi. Una alternativa muy interesante si quieres encontrar una oferta en cobertizos de chapa grandes. En ellos es posible almacenar cualquier cosa y, además, destacan por su resistencia y durabilidad.

En definitiva, si buscas el mejor cobertizo para tu jardín, sigue los consejos que aquí te acabamos de dar. Estamos seguros de que encontrarás el perfecto para ti entre las opciones propuestas en la comparativa.

Compras
El redactor recomienda