Las mejores cámaras espía del mercado para tenerlo todo controlado
  1. DeCompras
APORTAN TRANQUILIDAD, CONTROL Y SEGURIDAD

Las mejores cámaras espía del mercado para tenerlo todo controlado

Las hay de muchos tipos y tamaños según lo que necesitemos. Las cámaras espía han evolucionado mucho en calidad y precio. Aquí tienes las mejores propuestas del mercado…

Foto: Las mejores cámaras espía del mercado para tenerlo todo controlado
Las mejores cámaras espía del mercado para tenerlo todo controlado

De un tiempo a esta parte, y con los nuevos avances tecnológicos, han salido al mercado numerosos tipos de cámaras espía. Se las puede definir como una cámara de fotos o de vídeo que sirve para grabar o fotografiar a personas sin que éstas lo sepan ya que, normalmente, la cámara está oculta o camuflada. Suelen ser de tamaño muy reducido. Entre las mejores propuestas del mercado, destaca la minicámara Rihana, con grabación en bucle, detección de movimientos, visión nocturna por infrarrojos y visualización de la hora, entre muchas otras cualidades. Otra opción de compra recomendable es la cámara espía CUSFLYX Cloud 1080P.

Hay muchos tipos de cámaras espía: tipo minicámara, con WiFi, para coche, para el hogar, camuflada, inalámbrica, eléctrica, a batería, de larga duración, controlada por móvil, con detector de movimiento, con cable usb, con visión nocturna, de vigilancia, para exterior, en HD, profesional, con grabación continua, con bluetooth, etc.

El mejor, nuestra elección: Minicámara espía Rihana

Con esta minicámara espía podrás ver a tiempo real lo que sucede dentro de tu hogar u oficina. Tiene, entre otras cualidades, función con vídeo e imagen, grabación en bucle, detección de movimientos, visión nocturna por infrarrojos y visualización de la hora. Cuenta con 6 luces infrarrojas ocultas para dar imágenes claras en los momentos de poca luz; además, la cámara enviará notificaciones automáticas con imágenes al teléfono asociado cada vez que detecte movimiento.

MInicámara espía 1080p Rihana
MInicámara espía 1080p Rihana

Esta minicámara es de las mejor valoradas entre los clientes de Amazon, con un 4,7 sobre 5. Ricardo es una de esas personas que están encantadas con su compra: "Esta cámara es fácil de instalar y configurar, mantiene una buena conexión, tiene imágenes y vídeo de buena calidad, y un montón de buenas características. Se puede configurar con un código QR y conectarse a él en cualquier momento y en cualquier lugar a través de su teléfono inteligente. Además, se puede guardar y descargar imágenes y vídeos, hablar y escuchar a través de ella, configurar alertas y grabación automática de sonido o movimiento, o hacer que se grabe en determinadas horas del día o de la noche. Funciona con Amazon Alexa y con el asistente de Google. Muy recomendable por el precio y por sus prestaciones". Y es que un altísimo 87% de las personas que la han comprado, como Ricardo, la han valorado con las 5 estrellas.

Ver precio

Segunda opción: Cámara espía CUSFLYX Cloud 1080P

Este modelo destaca por ser bastante compacta y portátil, graba en tiempo real y se adapta a cualquier necesidad. Tiene visión nocturna, lo que permite grabar de forma ininterrumpida en lugares oscuros. También es recargable, su batería de litio garantiza que pueda grabar en el exterior durante aproximadamente una hora con la batería llena. María ha comprado esta cámara y asegura que “su tamaño es insuperable. Muy fácil de colocar. Aparte de ser pequeño, es compacto, manejable y muy fácil y rápido de instalar. La calidad de la imagen es buenísima tanto de día como de noche, debido a sus luces led. La alarma de detección de movimientos es súper sensible así que cumple todos los requisitos que yo estaba buscando”. Otro cliente, Miguel Ángel Pulgarin, opina que “para lo pequeño que es el producto, funciona genial y es muy robusto”.

Cámara espía CUSFLYX Cloud 1080P
Cámara espía CUSFLYX Cloud 1080P

La cámara espía CUSFLYX Cloud 1080P, además, es fácil de configurar y operar, tiene detección de actividad (comienza a grabar cada vez que detecta cualquier movimiento) y admite tarjetas de hasta 32G TF. Este producto tiene una valoración media de 4 estrellas sobre 5, en Amazon.

Ver precio

Alternativa: Mini cámara espía oculta MHDYT

Este modelo goza de calidad HD, altavoz Bluetooth, sensor de movimiento, visión nocturna, cámara IP de seguridad inalámbrica, micro interior/exterior y muchos más extras. Francisco G. tiene esta cámara: “Es muy útil a la hora de vigilar un bebé, en una zona de trabajo o en cualquier parte de la casa. Es pequeña y fácil de disimular con una calidad de imagen bastante buena. También es sencilla de instalar y permite grabar directamente en su memoria SD”. Edubatera, por su parte, está “sorprendido para su precio de la buena calidad de esta cámara. Viene con un pendrive bastante útil para leer las tarjetas SD que introduces en la cámara. La aplicación es bastante buena y desde cualquier móvil puedes ver inmediatamente lo que está ocurriendo”.

Mini cámara espía oculta MHDYT
Mini cámara espía oculta MHDYT

La mini cámara espía oculta MHDYT es 2 en 1 y puede grabar vídeo tanto en WiFi y sin el modo WiFi. El modo WIFI es compatible con visualización en tiempo real en línea a través del teléfono móvil. Sin modo WiFi, graba vídeo en la tarjeta SD. Su batería es de 600 mAh recargable. Sirve tanto para garbar en interiores como en exteriores. Este modelo tiene una valoración media, en Amazon, de 4,3 estrellas sobre 5.

Ver precio

Minicámara espía oculta

Esta minicámara espía es ideal para proteger tanto a la familia como a tu negocio. Cuenta con un potente imán y un soporte magnético extra, lo que hace que se pueda instalar en cualquier lugar y ajustar la cámara en cualquier dirección. La cámara cuenta con estabilización de vídeo y visión nocturna mediante infrarrojos, lo que permite capturar vídeos claros y nítidos incluso en la oscuridad. Además, cuenta con detección de movimiento y salida de audio y vídeo. En el paquete incluye una mini cámara ocular, un soporte magnético, dos cables USB y un manual de usuario.

Minicámara espía oculta
Minicámara espía oculta

El 75% de las personas que han comprado esta minicámara espía la han valorado con 5 estrellas. María es una de estas personas y está encantada con ella: "La calidad de vídeo de esta cámara me ha sorprendido gratamente. Es ideal si quieres vigilar una zona de tu casa. No se calienta, eso me parece importante ya que el consumo energético es muy muy bajo. Viene con un soporte y algunos fijadores para colocarla donde quieras, además del cable USB. Puedes grabar directamente en la tarjeta de memoria si quieres. También sirve para esconderla en una mochila por ejemplo y que haga de cámara oculta. Es una buena compra". La valoración de esta cámara es de 4,5 sobre 5.

Ver precio

Minicámara de vigilancia Zumyu

Pequeña, compacta y discreta, esta minicámara es perfecta para monitorear fácilmente su casa, oficina, jardín o cualquier lugar que necesite protección. Funciona con baterías y es muy fácil de instalar, por lo que también se puede usar como cámara corporal o deportiva. Esta minicámara es fácil de usar: solo se debe descargar la aplicación en el teléfono y configurarla con el router wifi. Tiene visión nocturna, detección de movimientos y alerta, control local y remoto y grabación en bucle durante las 24 horas todos los días de la semana.

Minicámara de vigilancia ZumYu
Minicámara de vigilancia ZumYu

La valoración de esta minicámara es de 4,4 sobre 5, sobre todo porque el 71% de los clientes de Amazon que la compraron la han puntuado con 5 estrellas. Ese es el caso de Kelian, que explica que "esta cámara espía con conexión wifi es una de las mejores compras que he hecho. Te descargas una app en el móvil y emparejas la cámara y el wifi del lugar. Así puedes ver el vídeo en directo. También te avisa cuando detecta movimiento enviándote una notificación al móvil. La calidad de imagen y vídeo es bastante buena para el tamaño que tiene y el precio está bastante ajustado. La recomiendo".

Ver precio

¿Cómo elegir una cámara espía y qué tener en cuenta antes de comprar una?

Lo de elegir una cámara espía no es fácil debido a la gran oferta que ofrece el mercado. Las hay de mucha variedad y con numerosas especificaciones según para el uso que queramos hacer de ella. Hay que tener en cuenta los siguientes aspectos:

  • El alcance de visión de la cámara.
  • La capacidad de iluminación.
  • Si tiene detector de movimiento, muy útil para no malgastar batería.
  • Efecto nocturno.
  • La marca, así como la resolución y calidad de la óptica.
  • La autonomía de la batería.
  • Capacidad de almacenamiento.
  • Sobre todo, el presupuesto que tengamos: las hay desde muy baratas hasta muy caras.

¿Qué es una cámara espía?

Una cámara espía es un instrumento para grabar o fotografiar desde una ubicación oculta y sin la consciencia de las personas que queremos grabar. Precisamente, por el hecho de que son espías, su tamaño es reducido y su funcionamiento suele ser práctico y sencillo, aunque con los nuevos avances ofrecen multitud de extras y una buena calidad en sus ópticas.

Una cámara espía es un instrumento para grabar o fotografiar desde una ubicación oculta y sin la consciencia de las personas que queremos grabar

Se pueden activar con movimiento, sus baterías tienen larga duración al ser de litio, se puede grabar e incluso emitir en directo, viendo las imágenes desde un terminal móvil. Además, las hay específicas según para qué las queramos: para exteriores, interiores, lugares oscuros, etc…

¿Para qué sirve una cámara espía?

Una cámara espía, normalmente, sirve para grabar conductas inadecuadas ya sea a nivel público o privado. Nos puede servir para controlar lo que hace un niño pequeño en casa, grabar posibles robos, abusos, violaciones o cualquier otro delito. Una grabación puede servir de prueba en un juicio y ante la ley. Tiene un uso muy generalizado a nivel laboral, cuando se quiere demostrar si un empleado incumple con sus obligaciones en su trabajo.

Otra de las finalidades de una cámara espía es controlar a las mascotas cuando están solas en casa y sobre todo se usan como medio de seguridad en las viviendas privadas ya que se puede ver lo que está sucediendo a distancia y desde nuestro móvil.

¿Cómo funcionan las cámaras espías?

Lo primero que hay que tener claro es que están hechas para ser utilizadas en lugares escondidos y su condición es estar ocultas. Debemos tener claro dónde vamos a grabar y en qué circunstancias. Su principal uso es registrar actividades en momentos y lugares concretos aportando utilidad en caso de querer agregar seguridad a una casa o un local.

Foto: Los mejores timbres inalámbricos del mercado para la puerta de tu casa

Respecto a las mejores cámaras del mercado, depende sobre todo de la situación en la que nos encontremos y de qué necesitamos grabar. Cada situación es diferente y, desde luego, cuantas más cosas haya en el lugar más desapercibida pasará la cámara.

Una cámara espía fija se suele usar en tiendas, por encima de una caja registradora. También existen las cámaras de domo, que proporcionan una visión de los alrededores. Otros estilos de cámaras ocultas son igualmente capaces de grabar en un área más amplia.

Es muy importante a la hora de conseguir resultados la posición de la cámara. Antes de ponerla en funcionamiento, comprueba el posicionamiento de la cámara. De lo contrario, podrías conseguir un resultado en la grabación que no te sirva para nada. Es vital colocar la cámara espía lejos de cualquier cosa que pueda tapar la línea de visión de la cámara.

Foto: Cámaras de vigilancia para un hogar más seguro en interior o exterior

Hay cámaras espía que graban y otras que, además, emiten en directo vía WiFi mediante la app de un terminal móvil. Además, las hay con activación de movimiento siendo éstas muy recomendables porque así solo graba y consume recursos cuando solo es necesario.

¿En qué lugares es propicio colocar una cámara espía?

El objetivo de una cámara espía es ser lo más discreta posible. Deben ser imperceptibles.

Los lugares más propicios para instalar una cámara espía son, fundamentalmente, los trabajos o negocios. Y se suelen instalar ahí para controlar al personal ante posibles robos o faltas de conducta. Además, son comunes en otros lugares como colegios, institutos, oficinas bancarias e incluso en los hogares ya sea para controlar a menores de edad, mascotas o personal del hogar.

¿Cómo se instala una cámara espía?

Son cámaras peculiares y por el mero hecho de ser pequeñas hacen que su instalación sea fácil y sencilla. Solo hay que pensar bien dónde ubicarla para que no la encuentren. Tenemos que tener en cuenta dos cosas: que no la localicen y que tenga un campo de visión perfecto para que el resultado sea el óptimo.

Están hechas para ser utilizadas en lugares escondidos y su condición es estar ocultas. Debemos tener claro dónde vamos a grabar

Aun así, cada modelo tiene sus propias características y peculiaridades, determinadas por el tamaño, el objetivo, si lleva cable o no, los posibles ruidos que pueda emitir, etc…

¿Cuáles son los tipos de cámaras espía que existen?

Hay varios tipos de cámaras espía:

  • Para integración: están diseñadas para integrarse dentro de otro objeto. Son muy pequeñas y se pueden colocar en cualquier lugar como en un cuadro o en un muñeco.
  • WiFi con grabación: son cámaras inalámbricas que permiten visualizar las imágenes que están captando a tiempo real. Se pueden visualizar las imágenes desde un ordenador o un teléfono móvil. Es posible grabar imágenes. Suelen estar camufladas en todo tipo de objetos como un boli, un reloj o un peluche.
  • Cámaras camufladas en objetos: son las que van integradas, por ejemplo, en un reloj de pulsera, un tornillo o en la mirilla de una puerta.
  • Cámaras espía con grabación: son de tamaño minúsculo para poder colocarlas en cualquier lugar sin que llamen la atención. Son las más comunes en sitios como salas de reuniones y entornos laborales.
  • Cámaras espía sin grabación: se conectan a un videograbador para guardar las imágenes. Son típicas en empresas, fábricas, tiendas y comunidades de vecinos.

¿Qué tipo de ventajas aportan las cámaras espía?

Una cámara espía, ante todo, aporta control y seguridad de lo que está pasando en una situación determinada. Además, garantiza protección y un entorno tranquilo. El uso de este tipo de cámaras suele venir tras sospechas de incumplimientos o malas conductas. Sirven, sobre todo, para confirmar o descartar las sospechas.

¿Por qué es una buena idea comprar una cámara espía?

Tener una cámara espía siempre es una buena recomendación porque:

  1. Nos va a aportar control de lo que pasa. En todo momento podremos saber qué está pasando.
  2. Es una solución barata. El coste de estos dispositivos no es excesivo.
  3. Ofrecen mucha calidad, tanto de vídeo como de foto.
  4. Su uso es sencillo.
  5. El hecho de que se puedan instalar en cualquier lugar, las hacen muy prácticas.
  6. Son versátiles: aunque están pensadas para estar escondidas, se pueden usar para otras finalidades.
  7. Si tienes empleados a tu cargo y tienes sospechas de algo, debes tener una cámara espía. Puedes conseguir pruebas demoledoras de cara a un juicio.

Ya tienes todas las claves para comprar la cámara espía que más se adapte a tus necesidades. Recuerda que tan importante es que sea buena como que sepas ocultarla bien.

Compras
El redactor recomienda