Los mejores chupetes de silicona y látex para los bebés más chupeteadores
  1. DeCompras
RELAX Y DESCANSO PARA TU BEBÉ

Los mejores chupetes de silicona y látex para los bebés más chupeteadores

Los chupetes ayudan a calmar el instinto de succión del bebé y les dan una sensación de relax que permite que estén tranquilos y duerman mejor. Descubre todas las ventajas

Foto: Los chupetes ayudan a calmar al bebé y que duerma mejor (Foto: Pixabay)
Los chupetes ayudan a calmar al bebé y que duerma mejor (Foto: Pixabay)

Un chupete es un instrumento indispensable para toda mamá y todo papá. Solo con él es posible calmar al bebé, ayudarle a conciliar el sueño y permitirle disfrutar de un descanso reparador. Y no solo a él, sino también a ti. Al satisfacer su instinto de succión es más probable que te deje a ti y a tu pareja dormir de un tirón. Este chupón de lactancia Chicco, al cual hemos elegido como el mejor chupete de esta comparativa realizada en base a opiniones de usuarios y que es completamente seguro, es una opción ideal.

Pero, si lo que quieres es un utensilio seguro con el que tu hijo pueda empezar a disfrutar de los deliciosos sabores de la comida sólida, entonces te vendrá mejor este chupete para fruta Lola Kids. Es muy fácil de limpiar y de usar y ha sido fabricado en silicona alimentaria. Dos opciones muy diferentes pero igual de imprescindibles en diferentes fases del desarrollo del bebé. Pero hay muchas otras que debes conocer.

Mejores chupetes para recién nacidos

El mejor, nuestra elección: Chupete todo de goma de 0-6 meses Chicco

El mejor chupete de la marca Chicco según las opiniones de los usuarios de Amazon. Luce un 4,5 sobre 5 y un 75 % de valoraciones de 5 estrellas. Es un 'todogoma' ya que está fabricado en una única pieza de látex o silicona, según el modelo. Está disponible en tres tallas (0-6 meses, 6-16 meses y 16-36 meses) y cuenta con orificios de aireación de seguridad. “Se trata de un chupete para bebé prematuro perfecto. Mi hijo nació a los 7 meses de embarazo y se adaptó perfectamente a él desde el primer momento. Me ha sorprendido su buena relación calidad-precio” concluye sobre él Ana.

placeholder Chupete todo de goma de 0-6 meses Chicco
Chupete todo de goma de 0-6 meses Chicco
Ver precio

2ª opción: Pack de 4 chupetes fisiológicos de silicona de 0-6 meses Nuk

Aquí vamos con los mejores chupetes divertidos con dibujos de la marca Nuk. En concreto, se venden en un pack de 4 unidades que cuentan con ilustraciones de animales. Alcanzan el 4,6 sobre 5 y el 85% de reseñas de 5 estrellas. Según Estefanía, se trata de “un juego de chupetes fisiológicos con anilla fabricados en silicona. Son muy resistentes y no se rompen. Mi hija tiene 20 meses y le han salido los dientes y no se han deformado ni un ápice”. Se pueden adquirir en dos tallas (0-6 meses y 6-18 meses).

placeholder Pack de 4 chupetes fisiológicos de silicona de 0-6 meses Nuk
Pack de 4 chupetes fisiológicos de silicona de 0-6 meses Nuk

Ver precio

3ª opción: Chupete con peluche de jirafa Philips Avent 0-6 meses

Llega el turno del mejor chupete de lactancia de la marca Philips Avent. Sus compradores en Amazon le dan un 4,5 sobre 5 y un 72 % de máximas puntuaciones. Destaca de él que cuenta con un peluche con forma de jirafa, elefante, mono o foca sujeto a la anilla. Esto, en palabras de Noah, “relaja aún más al bebé a la hora de conciliar el sueño. Un chupete nocturno para niño y niña que, además de succionar, puede acariciar durante la noche”. Es desmontable para una limpieza más fácil y su tetina es de silicona.

placeholder Chupete con peluche de jirafa Philips Avent 0-6 meses
Chupete con peluche de jirafa Philips Avent 0-6 meses
Ver precio

Mejores chupetes 6 a +18 meses

El mejor, nuestra elección: Set de 2 chupetes gama safari de 6 a 18 meses Phillips Avent

El mejor chupete para bebés de 6 a 18 meses de la marca Philips Avent según las valoraciones de los clientes de Amazon, que le otorgan un 4,6 sobre 5 y un 78 % de análisis de 5 estrellas. Se vende en un juego de dos unidades fabricados en silicona anatómica sin BPA que se puede esterilizar fácilmente con agua caliente. Está disponible en 5 diseños diferentes para niña y niño y, como indica Iziar, “cuentan con un capuchón higiénico encajable que actúa como protector de las tetinas a la hora de llevarlos fuera de casa”.

placeholder Set de 2 chupetes gama safari de 6 a 18 meses Phillips Avent
Set de 2 chupetes gama safari de 6 a 18 meses Phillips Avent
Ver precio

2ª opción: Set de 2 chupetes nocturnos sin BPA Philips Avent de 6 a 18 meses

El segundo mejor juego de dos chupetes nocturnos de la marca Philips Avent para los clientes de Amazon. Posee un 4,4 sobre 5 de nota media y un 70 % de comentarios de 5 estrellas. Por ejemplo, Tania destaca de ellos que “se iluminan por la noche para que el bebé los pueda encontrar más fácilmente si se le cae. Muy útil para que no llore y no tener que estar levantándote cada dos por tres”. Han sido fabricados en silicona anatómica también y son aptos para lavavajillas. Sin duda, los chupetes recomendados para los bebés más inquietos.

placeholder Set de 2 chupetes nocturnos sin BPA Philips Avent de 6 . 18 meses
Set de 2 chupetes nocturnos sin BPA Philips Avent de 6 . 18 meses
Ver precio

3ª opción: Pack de 2 chupetes de silicona de aire MAM para niños de 6 a 16 meses

Con un 4,6 sobre 5 y un 76 % de máximas calificaciones, estos son los mejores chupetes de la marca MAM para los usuarios de Amazon. Son de silicona de aire y cuenta con grandes agujeros de ventilación para evitar irritaciones en la piel y marcas en la cara. Verónica indica que “me encantan sus dibujos” y que “son muy resistentes a los niños con dientes”. Muy recomendables.

placeholder Pack de 2 chupetes de silicona de aire MAM para niños de 6 a 16 meses
Pack de 2 chupetes de silicona de aire MAM para niños de 6 a 16 meses
Hoy en Amazon

4ª opción: Par de chupetes con tetina anatómica látex para bebés más 18 meses SUAVINEX

Aquí estamos ante el que, según los comentarios de los consumidores en Amazon, es el mejor chupete de la marca Suavinex. Es de talla 3, es decir, para niños con más de 18 meses, y se vende en un pack de 2 unidades. Está disponible en látex y silicona anatómica y, como asegura Judith, “imita a la perfección la forma del pezón materno”. Además, se trata de un chupete ortodóntico que cuida y protege el paladar y las encías. El sello de la SEOP (Sociedad Española de Odontopediatría) así lo avala. Llega al 4,5 sobre 5 y al 74 % de puntuaciones máximas.

placeholder Par de chupetes con tetina anatómica látex para bebés más 18 meses SUAVINEX
Par de chupetes con tetina anatómica látex para bebés más 18 meses SUAVINEX
Ver precio

5ª opción: Par de chupetes efecto calmante LOVI

Toca hablar de los mejores chupetes de la marca Lovi según las reseñas de los usuarios de Amazon. Ellos le otorgan un 4,7 sobre 5 y un 84 % de valoraciones de 5 estrellas gracias, como indica Diana, “a su efecto calmante. Es increíble cómo consiguen calmar a mi bebé”. Esto se debe a lo bien que el diseño de la tetina simula la forma del pezón. Han sido fabricados con varias capas de silicona y garantizan la correcta respiración del pequeño. Están disponibles en dos diseños y en dos tallas.

placeholder Par de chupetes efecto calmante LOVI
Par de chupetes efecto calmante LOVI
Ver precio

Mejores chupetes para fruta y comida

El mejor, nuestra elección: Chupetes alimentador antiahogo con tetinas de distintos tamaños Lola Kids

El mejor chupete para fruta de la marca Lola Kids. Sus compradores en Amazon le conceden un 4,5 sobre 5 y un 72 % de notas máximas. El pack se compone de cuatro unidades más dos cucharas de alimentador. Ha sido elaborado en silicona sin BPA y posee un diseño anticólicos y antiahogo muy seguro. Además, como nos comenta Patricia, “es muy fácil de limpiar. Muy recomendable para niños que empiezan a comer fruta y a experimentar nuevos sabores”. Solo puede ser usado por bebés mayores de 6 meses.

placeholder Par de chupetes alimentador antiahogo con 6 tetinas de distintos tamaños Lola Kids
Par de chupetes alimentador antiahogo con 6 tetinas de distintos tamaños Lola Kids

Ver precio

2ª opción: Chupete mordedor para alimentos Yisscen

Terminamos con el mejor chupete mordedor de la marca Yisscen según los comentarios de los clientes de Amazon. Su nota media es de 4,6 sobre 5 y alcanza el 75 % de reseñas de 5 estrellas. Es de silicona alimentaria libre de BPA, plomo, ftalatos y otros tóxicos y se pueden encontrar con tres diseños diferentes y en tres tamaños (S, M y L). Además, incluye dos tetinas de malla de dos tamaños. Ariadna destaca de él que “es muy fácil de usar” y que “posee una relación calidad-precio estupenda”.

placeholder Chupete mordedor para alimentos Yisscen
Chupete mordedor para alimentos Yisscen
Ver precio

¿Cómo elegir un chupete?

Estos son los aspectos de compra que debes considerar según las opiniones en chupetes analizadas aquí:

  1. Material del escudo. Debe ser de plástico alimentario, es decir, libre de sustancias tóxicas para el bebé. Este elemento define también las formas de los chupones. Pueden ser redondos o de mariposa. Estos últimos son los que mejor favorecen la succión.
  2. ¿Es mejor de látex o de silicona? El látex ofrece un tacto más similar a la piel, pero es menos duradero y tiende a coger olores sino se desinfecta adecuadamente. La silicona es más rígida, pero también más fácil de limpiar. Al final, suelen ser las preferencias del niño las que determinan la elección.
  3. Tetinas y su forma. Las anatómicas son las que menos presión ejercen sobre el paladar y las que menos efectos tienen sobre la mordida. Las fisiológicas y de tetina redonda o de cereza son también buenas alternativas.
  4. Edad recomendada por el fabricante. Es lo que se conoce por tallas. Hay tres: talla 1 (para bebés desde que nacen hasta que tienen 6 meses), talla 2 (de 6 a 12-18 meses) y talla 3 (de 12-18 meses en adelante). Sin embargo, el crecimiento del niño también influirá en la elección.
  5. ¿De lactancia o de fruta? Los chupetes de fruta solo se pueden usar cuando el bebé ya ha empezado a tomar alimentos sólidos. Eso sí, no tienen la función de relajar al niño para ayudarle a conciliar el sueño. En ese caso, hay que usar los de lactancia.
  6. Seguridad. El chupete debe contar con uno o dos orificios en la tetina. Esto está pensado para que, si hay cualquier problema y el bebé se la traga, pueda seguir respirando.
  7. Precio del chupete. En esta comparativa hemos visto muy buenas ofertas en chupetes por menos de 10 €.
  8. Mejores marcas de chupetes. Chicco es la mejor en lo que respecta a chupetes para recién nacidos. En cambio, Philips Avent destaca en cuanto a chupones para niños de 6 a 18 meses, mientras que Lola Kids es la más interesante en lo que respecta a chupetes de fruta.

¿Qué es un chupete y para qué sirve?

Un chupete es un objeto con forma de pezón que es fabricado en goma o plástico alimentario no tóxico. Se le proporciona a los bebés y a los niños pequeños para que lo chupen y succionen como si se tratase del pecho materno. Esto consigue relajarles y tranquilizarles. En muchos lugares es conocido también como chupeta, tete, chupo, pipo o chupón para bebés.

Foto: Las sillas de paseo ligeras son ideales para ir de viaje con los pequeños de la casa (Foto: Pexels)

Los chupetes o chupones están formados por las siguientes partes:

- Tetina. Es el elemento que simula la forma del pezón y que se introduce en la boca del bebé.

- Escudo. Se trata de una pieza amplia y redonda que impide que el niño pueda meterse todo el chupete en la boca o tragarse la tetina.

- Anclaje. Une la tetina y el escudo.

- Anilla. Sirve para quitar más fácilmente el chupete al niño cuando es necesario. A ella se engancha también la cadena para chupete.

¿Por qué debería comprarle un chupete a mi bebé?

Los mejores chupetes para recién nacido y bebés en general ofrecen todas estas ventajas:

- Ayuda a que los niños pequeños se calmen.

- Es útil para que concilien el sueño más fácilmente.

- Reduce el estrés ante procedimientos desagradables como, por ejemplo, recibir una vacuna.

- Disminuye el riesgo de que el bebé sufra el Síndrome de Muerte Súbita del Lactante. Diversos estudios así lo certifican, aunque no se sabe muy bien el porqué.

Los chupetes favorecen la tranquilidad del bebé, les ayuda a quedarse dormirdos y produce un efecto relajante anti estrés

Sin embargo, antes de dar al pequeño un chupete que simula al pezón, es necesario tener en cuenta estos aspectos también:

- Salvo que el bebé vaya a ser alimentado con biberón, no es recomendable darle el chupete hasta que la lactancia esté perfectamente establecida ya que puede interferir negativamente en ella.

- El uso excesivo de chupete eleva el riesgo de sufrir otitis, es decir, infecciones en los oídos.

- Cuando el hábito se prolonga en exceso, succionar el chupete eleva el riesgo de desarrollar maloclusiones dentarias o, lo que es igual, desalineamiento entre los dientes de arriba y los de abajo.

Tipos de chupetes

Podemos distinguir dos grandes tipos de chupetes, dentro de los cuales hay varios subtipos también:

Son los tradicionales, es decir, aquellos que apaciguan el instinto de succión de la leche materna y tranquilizan a los bebés. Según su forma, podemos distinguir:

  1. Chupetes anatómicos. Con forma de gota aplastada. Se adaptan muy bien al paladar. Es el chupete más parecido al pezón.
  2. Chupetes fisiológicos. Poseen una tetina plana y simétrica que apenas ejerce presión sobre el paladar.
Foto: Los moisés son útiles en los primeros meses de vida del bebé (Pixabay)

Además, según su material, es posible diferenciar entre estos tipos de chupetes de lactancia:

  1. Chupetes de caucho. Es un material suave y blando que simula bien la textura de la piel. Su problema es que resulta menos duradero que el de silicona.
  2. Chupetes de silicona. Son más duros que los anteriores, pero más resistentes y fáciles de limpiar.

Por su parte, también podemos diferenciar entre:

  1. Chupetes de varias piezas. La tetina, la anilla y el escudo son elementos independientes ensamblados. Este último puede ser redondo o con forma de mariposa. Este último diseño induce mejor el reflejo de succión.
  2. Chupetes todogoma. Los más flexibles y blandos. Todos los elementos son del mismo material (silicona o caucho).

También es llamado chupete mordedor. La tetina tiene forma de malla, es decir, cuenta con varios orificios pequeños. En su interior se coloca fruta triturada y otros alimentos. De ese modo, cuando el bebé la succiona o muerde, los tritura y extrae su sabor, por lo que le resulta muy agradable. Es el chupete recomendado para niños a partir de 6 meses que necesitan empezar a tomar alimentos sólidos.

¿A partir de qué edad se le puede dar chupete a un bebé?

Depende. Si el bebé va a ser alimentado con biberón, puede usar un chupete para recién nacido desde el mismo momento en que nace. En cambio, si va a tomar leche materna, es mejor esperar, al menos, 15 días para que el reflejo de succión se asiente, aunque algunos expertos recomiendan prolongar ese plazo hasta las 4-6 semanas. Nunca se debe empezar a dar el chupete al bebé cuando ya ha cumplido un año.

¿Es mejor el chupete o el dedo?

Sin duda, el chupete. Los bebés nacen con el sentido del tacto especialmente desarrollado en sus labios y en su boca, por lo que empiezan a explorar el mundo a través de él. Además, el instinto de succión es innato. De hecho, chupar algo les proporciona placer y seguridad, por eso lo hacen instintivamente. En algunos casos, los niños empiezan a chuparse el dedo estando incluso dentro del vientre materno.

Tanto chupar el chupete como el dedo son hábitos nocivos a partir de cierta edad. El problema es que los padres no pueden controlar cuándo sus hijos se chupan el dedo, pero sí el chupete. Además, al introducirse el pulgar en la boca, los niños tienden a hacer presión sobre el paladar y la línea dental superior, que se encuentra aún en pleno desarrollo. Esto, con el paso del tiempo, puede provocar graves malformaciones y problemas de mordida.

Chuparse el dedo, además de una coloquial expresión, es un problema para los niños cuando empiezan a crecer

¿Pueden provocar los chupetes problemas de desalineación dental y de deformación del paladar? Sí, pero es menos probable que al chuparse el dedo debido a que cuentan con diseños específicos para evitar ambos problemas.

¿Cuándo se puede poner el chupete a un bebé?

Como decíamos, el objetivo fundamental de los mejores chupetes es relajar y tranquilizar al bebé proporcionándole la sensación de que está succionando el pezón materno. Sin embargo, los riesgos inherentes al uso del chupete (deformación del paladar y desalineación dental) hacen que su uso deba restringirse en la medida de lo posible. En concreto, debes dárselo cuando:

- El niño esté inquieto y no pueda dormir.

- Llore y no haya manera de calmarlo.

- Desees empezar a destetarlo.

Eso sí, nunca se le debe dar el chupete en las horas previas a darle de mamar. Succionar le cansa y le proporciona sensación de saciedad, por lo que luego puede que no quiera mamar.

¿Cómo dar correctamente el chupete a un bebé?

Debes empezar frotando suavemente la tetina en los lados de la boca. Esto hará que la abra. Introduce el chupete y sujétalo de la anilla hasta que empiece a succionar. Cuando lo haga, podrás soltarlo.

El chupete debe ser estirilizado después de cada uso o siempre que se caiga al suelo o a otra superficie. Además, nunca debes tocar la tetina con los dedos antes de dárselo al bebé. Si lo haces, elevarás el riesgo de que el pequeño sufra infecciones por Salmonella, estafilococos, etc.

Dicho esto, lo aconsejable es que, si vas a salir de casa con él, compres una funda para chupetes en la que poder llevarlo cómodamente y de forma higiénica. Tampoco está de más que te hagas con un sujeta chupete que evite que se caiga.

¿Cuándo dar un chupete a un recién nacido?

Solo los bebés recién nacidos que vayan a ser alimentados con biberón pueden usar el chupete desde el primer día. En cambio, si van a ser amamantados, es mejor esperar a que el reflejo de succión se asiente. Esto tarda entre 15 y 45 días, según el caso.

¿Qué chupón es mejor para un recién nacido?

Sin duda, el chupete de lactancia de caucho o silicona con forma anatómica. Es el que mejor simula la forma del pezón y el que ejerce menos presión sobre el paladar del bebé.

Trucos para que no se les caiga el chupete

No hay ningún remedio infalible y que sean 100 % seguro. De hecho, antes era habitual que el chupete se anudase a la nuca del bebé para que no se cayese, pero eso es extremadamente peligroso. La cuerda puede provocar el ahorcamiento del bebé y, si vomita y no lo puede expulsar, corre el riesgo de ahogarse.

Así que, puesto que no puedes evitar que al bebé se le caiga el chupete, lo mejor es que le dejes varios a mano para que encuentre uno sin necesidad de llorar. Y, si es demasiado pequeño para hacer esto, trata de amamantarle un poco para que se vuelva a dormir. Así conseguirá un sueño más profundo y no se despertará tan fácilmente.

¿Cuándo cambiar el tamaño del chupete?

Al comprar un chupete debes fijarte en la talla. En concreto, existen tres:

- Chupetes de talla 1. Desde prematuros hasta 6 meses de edad.

- Chupetes de talla 2. Desde los 6 meses a los 12-18 meses, según el modelo.

- Chupetes de talla 3. A partir de 12-18 meses, según el modelo.

Sin embargo, hay bebés que crecen antes que otros y esto hace que las recomendaciones por edad del fabricante no sean las más adecuadas para elegir. Por ello, en caso de que notas que tu bebé cierra mucho los labios sobre la tetina, es que se le ha quedado pequeño. Y si lo expulsa repetidamente, es que le resulta demasiado grande.

¿A qué tiempo se quita el chupete diario y para dormir?

Esto depende de cada niño. De hecho, hay algunos que lo dejan por sí solos. El caso es que, una vez que se le empieza a dar, no es recomendable quitárselo hasta que los 15-18 meses para evitar que caigan en chuparse el dedo como sustitutivo. Para cuando empiecen a ir a la escuela ya no deberían usarlo ni por el día ni por la noche.

¿Cómo quitar el chupete?

Hay niños apacibles, tranquilos y que se adaptan perfectamente a los cambios y a las novedades. A ellos, quitarles el chupete es muy fácil. Sin embargo, otros son muy inquietos y se frustran muy fácilmente. En este último caso, hay dos estrategias que suelen funcionar para quitarles el chupón:

  1. Cortar la punta de la tetina. Solo un poco y asegurándote de que no queda afilada. El niño, cuando lo succione, se sentirá molesto y te pedirá otro. Dáselo también cortado. Cuando vuelva a decirte lo mismo, cuéntale que ya es mayor y que es él mismo el que lo rompe con sus dientes y que por eso debe dejarlo.
  2. Convencerle de que ya es mayor para usar el chupete. Aquí suele ser necesario algo de teatro. Por ejemplo, es aconsejable montar 'una fiesta de despedida del chupete'. Avísale con algunos días de antelación ya que a los niños les gusta saber qué va a pasar y piensa en un ritual. Por ejemplo, puedes decirle que se lo llevará el Ratoncito Pérez ya que pronto empezarán a caérsele los dientes.

¿Qué hacer si el bebé no quiere dejar el chupete?

No importa la estrategia que uses, la clave del éxito para quitar el chupete dependerá de tu convencimiento y firmeza. Con cariño y empatía sofocarás las rabietas y conseguirás que, en pocos días, se haya habituado a vivir sin él. No le riñas o puede que su frustración vaya a más.

¿Qué impacto tienen los chupetes en la lactancia y los dientes del bebé?

En primer lugar, el uso de chupetes de látex o silicona puede provocar sensación de saciedad y, por ende, pérdida del apetito en los bebés. De hecho, para que desarrollen correctamente su instinto de succión, no deben usarse hasta los 15-45 días de vida del pequeño siempre que se vaya a amamantar.

Por otro lado, los chupetes baratos pueden afectar negativamente a la mordida y a la formación del paladar. Esto se debe a que, en algunos casos, ejercen presión sobre el paladar y las encías, lo que impide que los dientes crezcan alineados.

¿Cómo lavar y esterilizar chupetes?

Lo tradicional es introducir el chupete dentro de un cazo con agua, ponerlo en el fuego y esperar a que hierva. Esta sencilla acción acaba con todos los gérmenes, bacterias y sustancias nocivas. Cuando se enfría, se le puede volver a dar al bebé. Debes evitar agregar detergentes.

Sin embargo, hoy en día, existen cajas esterilizadoras de chupetes muy fáciles de usar. De hecho, permiten limpiar y esterilizar varios a la vez en el microondas. Son baratos y extraordinariamente efectivos.

¿Cómo y dónde guardar los chupetes?

Lo más recomendable es utilizar un porta chupete. Se debe introducir en él nada más ser esterilizado ya que así evitarás que se ensucie o vuelva a contaminarse por la suciedad del ambiente. El guarda chupete posee una tapa hermética con este fin.

¿A tu bebé le cuesta dormir y tranquilizarse? Pues aprovecha estos consejos y recomendaciones para comprar el mejor chupete para él.

Compras
El redactor recomienda