isabel coixet y paula ortiz, nominadas

La paridad llega a los Goya

Por segunda vez en la historia de los premios, dos mujeres optan al premio a la Mejor dirección. Ambas hablan con El Confidencial para analizar la figura de la mujer en el cine

Foto: Fiesta nominados premios goya
Fiesta nominados premios goya

En una época en la que cada vez se habla más de paridad y de igualdad de derechos para las mujeres, el cine sigue siendo suspendiendo. Las directoras sólo suponen el 8% del mercado. Las guionistas llegan al 15% y las productoras suben hasta el 21%, irónicamente la misma cifra que el dichoso IVA.

En tema de premios tampoco mejora la cosa, sólo dos realizadoras han ganado el Goya a la Mejor dirección. Una situación que puede cambiar este año, ya que dos de las cuatro finalistas son mujeres. Paula Ortiz e Isabel Coixet han conseguido situar sus obras, 'La novia' y 'Nadie quiere la noche', como las más nominadas de la noche. Han alcanzado la famosa paridad, aunque sólo sea de forma momentánea. Es la segunda vez en la historia de los premios de nuestra academia que se da esta situación, en ambas se encontraba Coixet que cree que esto es algo “cojonudo”. “Yo seré feliz es cuando se deje de hablar de esto y sólo se hable de las películas, pero creo que en mi vida no me va a tocar verlo”, cuenta a El Confidencial.

La paridad llega a los Goya

El sentimiento que envolvió a Paula Ortiz cuando se enteró de la noticia fue de alegría, pero también de “enfado y tristeza porque sea algo inaudito”. “Ya hay muchas mujeres preparadas y grandes proyectos de directoras, productoras y guionistas con relatos muy poderosos que son reconocidos en taquilla y en los festivales. Aunque parece que la industria sigue sin dejar paso”, añade.

Ambas dan clases de cine en la Universidad y se extrañan de las pocas mujeres que hay en la industria, especialmente en sectores como el de la fotografía, ya que el problema no es educacional, sino de acceso profesional. Para la directora de 'La novia' esto se debe a que “el mercado es muy cruel con las mujeres, y más cuando viene una época de falta de recursos”. “El cine tiene dinámicas de grandes incertidumbres, y en esos momentos desconfía para dar las grandes producciones a mujeres”, explica una de las favoritas para los Goya.

El mercado es muy cruel con las mujeres, y más cuando viene una época de falta de recursosDe la misma opinión es Coixet, que lo resume en una frase sencilla: “los que tienen la pasta no la sueltan a la mujer”. Para la responsable de 'Nadie quiere la noche' la industria sigue patrones que hay que ir rompiendo poco a poco. Recuerda como después del batacazo de 'Catwoman' nadie quería películas protagonizadas de superheroínas, pero que este año ha llegado un personaje como la Imperator Furiosa de Charlize Theron en 'Mad Max' y ya se preparan nuevos filmes con heroínas de acción.

Ortiz añade otros títulos como la saga de 'Los juegos del hambre', que han introducido a los adolescentes “como motor de la revolución”, unos cambios que considera el resultado del trabajo de las mujeres de una generación anterior que se encontraron con situaciones “mucho más duras".

Tomar las riendas

Ante una evolución que se prevé lenta, tanto Isabel Coixet como Paula Ortiz contribuyen desde la Asociación de Mujeres Cineastas y de Medios Audiovisuales (CIMA), desde la que se reivindica la igualdad de oportunidades en la industria y “también la presencia de lo femenino en el contenido”, aclara Ortiz.

Coixet ha dado un paso más allá. Tras años escuchando quejas ha pasado a la acción apoyando desde su productora los trabajos de mujeres (también de algún hombre) con talento. “Quejarme me aburre, sé que hay que hacerlo, pero me parece un coñazo, así que yo tengo una productora y estamos intentando promover cosas hechas por mujeres. Si puedo hacer algo lo voy a intentar y nos lo estamos currando”, cuenta a este periódico. Paula Ortiz alaba la labor de su compañera, y recuerda otras iniciativas como el laboratorio de guionistas femeninas que ha creado Meryl Streep en Hollywood.

La paridad llega a los Goya

A las películas de las dos directoras nominadas se les ha atribuido eso que llaman 'mirada femenina', una etiqueta que no termina de convencer a ninguna de las dos. Para Ortiz este tema merece una reflexión muy profunda para no caer en los clichés, ya que hablar de mirada femenina puede provocar que se “encajone y ponga límites a la imaginación”. Para ella habría que hablar sobre cómo se construye la “sensibilidad de género”. Algo que no es sólo patrimonio de las mujeres.

Quejarme me aburre, sé que hay que hacerlo, pero me parece un coñazo, así que yo tengo una productora y estamos promoviendo cosas hechas por mujeresCoixet reafirma este discurso acordándose de los personajes femeninos de George Cukor, Olivier Assayas y Pedro Almódovar, y cuenta una anécdota con la que zanja el tema. En la filmoteca de Cataluña la propusieron escoger diez películas para un ciclo. Primero quiso hacerlo sobre mujeres directoras, pero al final terminó eligiendo una temática común: 'mujeres bastante perdidas'. Buscó entre sus películas favoritas aquellos personajes femeninos que la habían fascinado y se quedó con los diez más potentes. Ocho de ellos habían sido dirigidos por hombres.

En su caso coincide que son dos mujeres las que han creado dos de los personajes femeninos más potentes del año y que, además, la industria se lo ha reconocido. Larga vida a la mirada de Paula Ortiz e Isabel Coixet.

Premios Goya

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios