estreno 9 de octubre

'Dehesa', la nueva película del director de 'Cantábrico' que solo puedes ver en el cine

'Dehesa, el bosque del lince ibérico' es la última entrega de la trilogía de naturaleza de Joaquín Gutiérrez Acha, premiada en los Jackson Wild Media Awards

Foto: Tras el éxito de 'Cantábrico', llega a los cines 'Dehesa, el bosque del lince ibérico'. (Herminio M. Muñiz)
Tras el éxito de 'Cantábrico', llega a los cines 'Dehesa, el bosque del lince ibérico'. (Herminio M. Muñiz)

Uno de los tesoros nacionales más preciados es la diversidad geográfica. Precisamente, esta permite que en nuestras fronteras convivan ecosistemas diferentes de una riqueza y belleza medioambiental únicas que se escapan a nuestros ojos. Un ejemplo de ello son las dehesas, un bosque exclusivo de la Península Ibérica que se caracteriza por su gran biodiversidad, pero también por su fragilidad.

El director naturalista Joaquín Gutiérrez Acha nos acerca a este ecosistema a través de su nueva película ‘Dehesa, el bosque del lince ibérico’. Tras el éxito de 'Cantábrico, los dominios del oso pardo' (2017), el documental más visto en la gran pantalla con 110.000 espectadores, el madrileño estrena exclusivamente en cines este viernes 9 de octubre lo que supone la última entrega de su trilogía de naturaleza ibérica: 'Guadalquivir' (2013), 'Cantábrico' (2017) y 'Dehesa' (2020).

Producida de nuevo por Wanda Natura y José María Morales, ‘Dehesa’ elige como protagonista este ecosistema que ocupa la tercera parte de la superficie arbolada de la Península Ibérica. Durante 26 meses de rodaje, el equipo de Gutiérrez Acha se ha dedicado a observar y filmar la vida en dehesas de Andalucía, Extremadura, las dos Castillas y Portugal obteniendo imágenes tan bellas como íntimas de toda su fauna y flora. Desde los campos de batalla que forman encinas, alcornoques y quejigos donde se retan los grandes herbívoros, cazan los linces ibéricos o las águilas imperiales y las flores esconden depredadores con camuflajes sorprendentes hasta esos cuarteles de invierno que miles de especies migratorias eligen para pasar los meses más fríos y disfrutar de uno de los alimentos más preciados, las bellotas.

En los 94 minutos de duración del filme, el director madrileño consigue colarse en el día a día del lince ibérico o el martín pescador, descubrir los placeres secretos del buitre leonado, presenciar la batalla por el alimento entre estos y los zorros o los combates entre los ciervos machos durante las berreas, entre otras muchas escenas que nos regala la vida salvaje. Además, la técnica del Time Lapse deja imágenes cautivadoras como la apertura de las peonías, flor también conocida como rosa de Alejandría.

Dos ciervos machos pelean en una de las escenas. (José Ramón Lora)
Dos ciervos machos pelean en una de las escenas. (José Ramón Lora)

Desde la productora confiesan que “el reto del equipo ha sido conseguir enseñar la Dehesa de una manera diferente, como nunca antes se había filmado. Para ello, se ha contado con sofisticados equipos de rodaje, un excelente equipo humano tanto de filmación como de apoyo, científicos, naturalistas, etc. Y más de dos años de rodaje para intentar conseguir la excelencia en cada secuencia”.

A estos profesionales se unen, además, Carlos de Hita, encargado de la mezcla de sonido y escribir los textos de la locución, y Victoria de la Vega, la compositora española que trabaja en los estudios del oscarizado Hans Zimmer y que aporta la banda sonora al documental.

La dehesa es un bosque aclarado exclusivo de la Península Ibérica. (José Ramón Lora)
La dehesa es un bosque aclarado exclusivo de la Península Ibérica. (José Ramón Lora)

Todo ello convierte a ‘Dehesa, el bosque del lince ibérico’ en una de las mayores producciones de cine de naturaleza rodadas en nuestro país. Un hito que el festival de Jackson Wild (Estados Unidos), los Oscar del cine de naturaleza, no ha pasado por alto. El documental fue seleccionado entre más de 600 películas de todo el mundo y ha recibido un Premio del Jurado, ‘Honorable Mention’ en los Jackson Wild Media Awards, que cada año reúnen a científicos, conservacionistas y medios de comunicación para abordar los desafíos medioambientales a los que se enfrenta nuestro planeta.

"El hombre y la vida salvaje han de convivir en un espacio exclusivo, en armonía y equilibrio. De lo contrario, este ecosistema podría llegar a desaparecer. Dándolo a conocer, podremos ponerlo en valor para fomentar su conservación", concluyen desde Wanda Natura.

Cine
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios