ES PARTE DE LA HISTORIA DEL CINE

La escena de la mantequilla, el único borrón (o no) de la carrera de Bernardo Bertolucci

La escena de la violación pactada con Marlon Brando pero que no se contó a la actriz Maria Schneider acompañó al director durante toda su carrera

Foto: El último tango en París
El último tango en París

En 1973, más de cien mil españoles cruzaron la frontera francesa y llegaron a Perpignan sólo para ir al cine. La razón no era otra que poder ver “El último tango en París”, la película de Bernardo Bertolucci censurada en España por sus altos niveles de erotismo. Pero esa cinta pasará a la historia no sólo por su prohibición en varios países, Italia incluida, sino por la famosa escena de la mantequilla entre Marlon Brando y Maria Schneider.

Corría el año 1972: Brando estaba desayunando una tostada el día anterior a la grabación de la famosa escena de la violación cuando se le ocurrió una pésima idea: dotar de más realismo a la película usando la mantequilla como lubricante y sin decir nada a la actriz. Se lo contó a Bertolucci y llevaron su plan a cabo.

Tras el fallecimiento de Bernardo Bertolucci, las palabras del director tienen aún más peso: “Quería ver su reacción como una niña, no como una actriz. Quería que reaccionara al acto de la humillación, que sintiera los gritos ‘No, no’… y creo que me odió a mí y a Marlon porque no le contamos que íbamos a usar la mantequilla como lubricante”. El director reconoció cuarenta años después de la grabación de la película que no estaba en el guión y que engañaron a Maria Schneider, pero no se arrepiente: “Me siento muy culpable, pero no me arrepiento”.

Bertolucci lo repitió después: “No quería que María fingiese la humillación, quería que sintiese rabia”. Una fórmula que hoy, en pleno siglo XXI, provoca el rechazo de muchos de los que ven la película con otros ojos tras la confesión del director italiano: “Las películas se hacen así, las provocaciones son a veces más importantes que las explicaciones”.

Maria Schneider confesó en 2007 la humillación que sintió: “Debí llamar a mi agente o tener a un abogado en el rodaje porque no puedes forzar a alguien a hacer algo que no está en el guión, pero yo no lo sabía”.

Una carrera marcada

Fue en una entrevista al Daily Mail y recuerda cómo lo afrontó: “Marlon me dijo: ‘Maria no te preocupes, solo es una película’, pero durante la escena, incluso cuando sabía que no era real, estaba llorando de verdad”.

La actriz asegura que esa escena le marcó para toda la vida: “Me sentí muy mal porque me habían tratado como a una sex symbol y yo quería que se me reconociera como actriz. Me sentí humillada y, para ser honesta, me sentí violada por ambos, tanto Marlon como Bertolucci”.

Maria Schneider falleció a los 58 años de edad en 2011, después de una vida marcada por esa película. Nunca volvió a desnudarse en el cine y sufrió una adicción a las drogas que la llevó a entrar y salir de muchos psiquiátricos a lo largo de su vida. Ni Bernardo Bertolucci ni Marlon Brando le pidieron nunca perdón por lo sucedido.

Cine

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios