'Las mil y una noches' de la crisis en Portugal
  1. Cultura
  2. Cine
ESTRENOS DE CINE

'Las mil y una noches' de la crisis en Portugal

Miguel Gomes retrata la depresión lusa en esta trilogía cuyas entregas se estrenan consecutivamente a partir de este viernes y a lo largo de las dos próximas semanas

Foto: Fotograma de 'Las mil y una noches'.
Fotograma de 'Las mil y una noches'.

¿Cómo se plantea un cineasta el tema de la crisis? ¿El trabajo como director resulta excepcional frente al de, pongamos por caso, obrero en una fábrica? ¿Qué película puedes rodar cuando en el astillero más importante de tu país están a punto de despedir a 600 trabajadores? ¿Hasta qué punto una película militante acaba alejándose de la realidad que pretende denunciar? ¿Tiene sentido refugiarse en la ficción cuando en tu tierra bullen cientos de historias cotidianas generadas por la crisis? Estos y otros interrogantes asaltan a Miguel Gomes al inicio de 'Las mil y una noches', trilogía portuguesa cuyas entregas se estrenan consecutivamente a partir de este viernes y a lo largo de las dos próximas semanas.

Tráiler de 'Las mil y una noches'

Esta monumental película en tres partes, 'El inquieto', 'El desconsolado' y 'El embelesado', que se pueden degustar de forma independiente, arranca con las imágenes de los astilleros de Viana do Casteloa punto de ser privatizados, mientras oímos el relato de varios de sus trabajadores. Tras este registro de una realidad acuciante, la imagen del propio director intenta definirse, literalmente, ante nuestros ojos. Miguel Gomes se siente 'borroso'ante las dudas que le genera su propia película y, en una escena cercana al 'slapstick' existencial, huye corriendo del rodaje agobiado por la responsabilidad que asume. La secuencia también marca el tono de esta obra insólita. 'Las mil y una noches' toma como marco la recopilación de cuentos orientales para entretejer una serie de relatos sobre la crisis en Portugal entre el verano de 2013 y el de 2014 que adoptan cada uno el formato narrativo que le es más propicio.

La crisis cotidiana

Las historias sobre el presente del país se combinan además con la adaptación de algunas de las fábulas narradas por Scheherezade, de manera que la película deviene una obra metanarrativa que funciona a diferentes niveles: como tratado autorreflexivo sobre el papel del cine del siglo XXI ante la realidad más apremiante, como compilación de los múltiples registros del relato (la película se mueve de la fábula al documental observacional, pasando por la docuficción y la entrevista personal)y como compilación de un abanico de historias cotidianas ligadas a la crisis en el país vecino.

En el primer volumen de 'Las mil y una noches', convive una fábula, entre Pasolini y Buñuel

Nada nuevo para quien conozca la obra de Miguel Gomes, uno de los nombres a tener en cuenta en el cine europeo contemporáneo, quien en'Aquel querido mes de agosto'(2008) ya se adentraba en las diferentes narraciones que surgían de un verano como cualquier otro, con sus verbenas populares y sus melodías estacionales en el Portugal interior, y en 'Tabú' (2012) fabulaba, en un díptico entre el presente y el pasado, entre el realismo y la fantasía, en torno a la herencia colonial de los portugueses.

En el primer volumen de 'Las mil y una noches', convive una fábula, entre Pasolini y Buñuel, en torno a unos políticos afectados de un priapismo acorde a su desmesurada codicia con una incendiaria historia de amor adolescentevía sms en un pueblo donde el principal candidato a alcalde es un gallo al que condenaron a arresto domiciliario por cantar a horas intempestivas. Y se les suma una reivindicación del apoyo mutuo entre víctimas del austericidio en forma de baño colectivo en el mar.

Bandoleros y vacas parlantes

La idea de la responsabilidad del mal y del bien atraviesa la segunda parte, 'El desconsolado', que arranca con una relectura del arquetipo del bandolero rural en torno al que el pueblo erige un aura de leyenda por el hecho de que vive al margen de la ley. A pesar de que, como insiste la narración en 'off', no se trate más que de un asesino vil y mezquino que acabó con la vida de varias mujeres. La segunda fábula representa un juicio por mil y un agravios en el que convergen desde vacas parlantes a genios maléficos y en que cada culpable de una fechoría se siente a su vez víctima de otra injusticia en una concatenación infinita que impide llegar a un responsable final. En una película donde los animales cobran el protagonismo propio de una fábula, el encantador perro Dixie sirve de nexo de unión para el último de los relatos en torno a los diferentes habitantes de un barrio periférico cuya vida parece beneficiarse de la presencia del can.

El tercer volumen puede resultar el más árido para quien no se sienta interesado por el universo que retrata. Gomes se adentra en ese microcosmos tan desconocido pero tan habitual en los márgenes de las grandes ciudades, en esos espacios donde la densidad de bloques de pisos construidos en épocas de especulación convivecon los rastros de cierto mundo rural o natural. En este paisaje (que en su versión barcelonesa retrató Marc Recha en 'Petit indi') habitan la mayoría de aficionados a los concursos de pájaros cantores.

Es un retrato que conjura los efectos perniciosos de la estafa económica que ha asolado Portugal

Hombres de todas las edades cuidan y adiestran a sus jilgueros, pinzones u otras especies de fringílidos. Se les identifica porque cargan por las calles, plazas y metros esas jaulas rectangulares protegidas por fundas y comparten su afición en sociedades pajariles que organizan los concursos de canto. Unas competiciones que despiertan el mismo fervor popular entre sus aficionados que el fútbol o las carreras de motos, pero se desarrollan en una invisibilidad casi secreta que Gomes escruta con detallada atención.

Como en la obra literaria conducida por Scheherezade, 'Las mil y una noches' encadena y entreteje historias fabulosas,pero en este caso a partir de un imaginario cotidiano que no siempre encuentra su justo espacio en el medio cinematográfico. Con sus relatos, Gomes retrata a la vez que conjura los efectos perniciosos de la estafa económica que ha asolado, entre otros países, Portugal.

Críticas de cine Cine Portugal Siglo XXI Tabú Crisis
El redactor recomienda