Las heridas que sólo cicatriza el fútbol
  1. Cultura
  2. Cine
estreno del documental 'o futebol'

Las heridas que sólo cicatriza el fútbol

La película de Sergio Oksman y Carlos Muguiro cuenta el reencuentro de un padre y un hijo (el propio Oksman) tras 20 años sin verse y en pleno mundial de fútbol. Hablamos con los directores

Foto: Fotograma de la película de Sergio Oksman 'O futebol'
Fotograma de la película de Sergio Oksman 'O futebol'

Hay algo en el fútbol que no se puede explicar. Un vínculo especial que se forma cuando unos amigos ven juntos un partido, o cuando uno queda con su padre para tomarse una caña, disfrutar el encuentro y ponerse al día. El fútbol es más que 22 tíos detrás de un balón, es también todos los sentimientos que despierta y que llevan a un país a salir a la calle porque su selección ha ganado el mundial. El fútbol es nuestra historia e incluso sirve para cicatrizar las heridas del pasado.

Por si alguien no era capaz de entenderlo llega 'O futebol', la película de Sergio Oksman y Carlos Muguiro tras su exitoso cortometraje 'Una historia para los Modlin', que ha inaugurado el Festival Márgenes. En el filme, el propio Oksman (brasileño) cuenta el reencuentro con su padre tras veinte años sin verse y la promesa de disfrutar juntos el mundial de Brasil en el que su selección se convirtió en vergüenza nacional al ser eliminada por Alemania en las semifinales.

La película sigue a estos dos personajes en su intimidad, en su rutina. La cámara les espía y saca momentos de pura verdad de situaciones cotidianas. Algo que es lo que perseguían con este proyecto: "confrontarse con la realidad", como explica Muguiro a El Confidencial. Lo que en un primer momento era un filme que se mueve entre la realidad y la ficción se ve sacudido por el azar con la muerte del padre de Sergio Oksman, lo que les obligó a replantearse la película.

Eramos conscientes de que estábamos contando una despedida. Una oportunidad para reencontrarse haciendo algo que hacían en la infancia

“Eramos conscientes de que estábamos contando una despedida. Una oportunidad para reencontrarse haciendo algo que hacían en la infancia, porque aunque hubiera acabado bien era un tiempo que no iban a poder compartir más. Cuando aparece la muerte no sé si nos da la razón o nos la quita, eso es lo que produce susto. La da porque es una despedida definitiva”, explica Carlos Muguiro. Sergio Oksman le da la razón, pero también apunta que ese giro macabro del destino también “les quitó la razón como cineastas”.

'O futebol' es una película en la que el fútbol tiene una gran importancia, pero en la que nunca se ve un partido de fútbol, sólo un plano de los futuros derrotados de brasil se cuela en el metraje. Pero el juego contagia todo, desde un país que vive sumido en la celebración del evento del año, hasta este padre y su hijo que ven los partidos en una televisión, hablan de deporte y tienen largas conversaciones dentro de un coche, “su casa flotante, la burbuja de la que no pueden escapar, donde ni siquiera se miran pero tienen que estar allí”, como lo definen los directores.

El fútbol como memoria histórica

Sergio Oksman aclara que esta no es una película sobre el pasado, sino sobre “el presente”. “En 2013, cuando me reencuentro con mi padre en un viaje a Brasil después de 20 años sin vernos hablamos mucho del pasado, mucho del futuro, y mucho de jugadores de fútbol de los años 70, porque ese era nuestro léxico común. Lo que había que hablar se habló entonces, ese ajuste de cuentas ya se hizo, así que la película no tenía la intención de psicologizar nada, se rodaría el presente, la rutina entre padre e hijo que no había existido hasta entonces y en un momento histórico”, explica.

El futbol es algo más que un deporte, es la memoria, la historia, en el caso de Brasil es un contexto cultural. No es sólo el fútbol que se juega en un estadio sino cómo eso acaba perfilando una memoria colectiva

Aunque no veamos esos partidos el fútbol se respira en el ambiente, y sobre todo lo que significa para estos dos personajes unidos por un hilo invisible. “El futbol es algo más que un deporte, es la memoria, la historia, en el caso de Brasil es un contexto cultural. No es sólo el fútbol que se juega en un estadio sino cómo eso acaba perfilando una memoria colectiva”, analiza Carlos Muguiro. Para Sergio Oksman cuando él hablaba con su padre de fútbol ni siquiera cree que realmente estuvieran hablando de fútbol y establece una relación entre el deporte rey y la muerte. “Todos los diálogos, incluso el plano de los futbolistas brasileños antes de jugar con Alemania están hablando de muerte, son los futuros fracasados de los álbumes de cromos”, dice con ironía.

placeholder Fotograma de 'O futebol' de Sergio Oksman
Fotograma de 'O futebol' de Sergio Oksman

Viendo 'O futebol' una duda asalta la cabeza del espectador, ¿es un documental o es ficción? Una pregunta que ni sus realizadores se atreven a responder. Para Muguiro el filme tiene “componentes de melodrama”, mientras que Oksman directamente dice que no sabe “qué es”. “Que alguien me explique qué es la ficción. Yo quiero intentar entender la realidad, que está llena de ficciones y de puestas en escena. Como cineastas intentamos agujerear la realidad, ponerla en evidencia. Una película es una escenificación de un intento de control en la que siempre entra el azar”, completa su compañero tras la cámara.

Lo que ambos tienen claro es lo querían buscar, tenían elementos claros, dos personajes que se reencontraban, una cámara y el mundial como telón de fondo, “eso era un laboratorio interesante de trabajo”, añaden. El resultado es uno de los ejercicios de cine más libres de este año y la muestra de que hay ciertas heridas que el fútbol puede cicatrizar.

Cine Documental
El redactor recomienda