Me llamo Angelina Jolie y quiero un Oscar
  1. Cultura
  2. Cine
la actriz dirige un filme con ansias de premio

Me llamo Angelina Jolie y quiero un Oscar

La segunda película como directora de Jolie tenía todos los elementos para arrasar en los Oscar, pero la crítica no ha entrado por el aro de un producto prefabricado

Foto: Angelina Jolie y Louis zamperini, el personaje real de la pelicula 'Invencible' (GTres)
Angelina Jolie y Louis zamperini, el personaje real de la pelicula 'Invencible' (GTres)

En Hollywood deberían montar una terapia de grupo para directores con ganas de premios. Habría cola para entrar. El reconocimiento de la Academia de Cine americana es muy goloso, y parece que quien no tiene un Oscar no es nadie. Da lo mismo que haya directores como David Fincher o Paul Thomas Anderson a los que todavía se les resiste, u otros como Orson Welles o Alfred Hitchcock que nunca lo lograron (como realizadores). La estatuilla puede obsesionarte hasta perder el norte.

La última en entrar en este grupo es Angelina Jolie. La actriz (que ya tiene el galardón como Actriz de reparto por Inocencia Interrumpida) debería sentarse en un círculo con muchos de sus colegas, ponerse de pie y entonar eso de: “Hola, me llamo Angie y quiero otro Oscar”.

Empezando por la temática. Una de esas historias bigger than life basada en un hecho real. En este caso la vida de Louis Zamperini. Prometedor atleta olímpico cuya carrera se vio truncada por la Segunda Guerra Mundialdonde, entre otras calamidades, fue prisionero del ejército japonés.

Un filme que encajaría perfectamente en la filmografía de Steven Spielberg, pero que finalmente recayó en Angelina Jolie, que escogió esta historia épica para su segundo esfuerzo como directora tras En tierra de sangre y miel, su ópera prima, ambientada en la Guerra de los Balcanes y que dividió a la crítica. Unos la acusaron de maniquea, otros, como los Globos de Oro se acordaron de ella.

Pero para los Oscar no basta con un buen biopic, hay que trabajar con los mejores. Angelina lo sabe, y por ello se puso al mando del proyecto como productora. El filme llevaba dando vueltas por los estudios desde 2011 con un guion de William Nicholson y Richard Lagravanese. Este último con una tendencia excesiva al sentimentalismo como ha demostrado en filmes como Agua para elefantes o Posdata: Te quiero. Lo primero que hizo la actriz fue encargar una reescritura del libreto. Los encargados no eran unos cualquiera, sino los hermanos Coen.

Cinco nominaciones tienenJoel y Ethan como guionistas, así que parecían la mejor opción para limpiar la historia de Invencible y darla un envoltorio de Oscar. La misma actriz reconocía a Hitfix en una entrevista que fue eso lo que hizo que recurriera a los cineastas: “Lo que es genial de ellos es que no son sentimentalistas y esta película podía haber sido, en manos de los escritores erróneos, un filme muy sincero y bonito, pero sin riesgo y sentido del humor”.

Por si fuera poco los Coen también se trajeron con ellos a RogerDeakins, su habitual director de fotografía y uno de los profesionales más renombrados en su campo.

Solo los mejores cabían en el 'equipo invencible', y por ello la banda sonora se le encargó a Alexander Desplat, seis veces nominado a la estatuilla (que todavía no ha conseguido) y que este año ha compuesto la música de películas como El gran hotel Budapest, Godzilla o Descifrando enigma.

Con semejantes mimbres el filme se colocó rápidamente comouno de los más esperados del 2014y en la favorita de la próxima edición de los Oscar. Los gurús que cada año se apresuran en elegir los candidatos más prometedores la incluyeron como una más que seria aspirante al premio y a Jolie como casi segura nominada al premio a la Mejor dirección.

Del heroína a villana

La ilusión con Invencible duró hasta su primer visionado. Las primeras críticas que salieron a la luz hablaron de un proyecto con una factura perfecta pero sin capacidad para emocionar. Técnicamente perfecto pero sin entidad para ganar el preciado Oscar.

No todas las reacciones fueron negativas, pero hasta las más favorables resultaron tibias. Ningún apasionamiento que confirmara las expectativas creadas. Los Oscar se alejaban, y más cuando los Globos de Oro (que nominaron a Jolie por un petardo como The tourist) no se han acordado de Invencible en ninguna categoría.

Sólo la organización de críticos Broadcast Film Critics Association (BFCA) ha dado nominaciones al filme y a Jolie. Universal sigue apostando por la película, y muchos no descartan quepudiera favorecerse del numero variable de nominados a mejor filme, que oscila entre cinco y diezdependiendo del número de votos.

Lo que queda claro es que Angelina Jolie lo tiene muy difícil para estar en el quinteto de nominados a mejor director y que un producto tan prefabricado no ha sido la mejor herramienta para alcanzar el prestigio como realizadora que busca.

Si Invencible resultara finalmente nominada sería la película con una calificación más baja en conseguirlo, superando a Tan fuerte, tan cerca, que con un 46% de críticas positivas en la web Rotten tomatoes tiene ese dudoso honor. El filme de Angelina Jolie cuenta actualmente con un 44% de opiniones favorables, pero no hay que menospreciar el poder de una buena estrella de cara a los próximos Oscar.

La actriz no ha tenido un momento de tranquilidad en los últimos meses, a las críticas a Invencible se han unido los emails filtrados en el hackeo a Sony en los que el productor Scott Rudin (La red social) califica a Jolie de “niñata de talento mínimo” enfadado por intentar que David Fincher dirigiera el biopic de Cleopatra que la actriz lleva años planeando en vez del de Steve Jobs que tenía Rudin entre manos.

Hollywood