Liam Neeson se pone serio (y no deja de repartir mamporros)
  1. Cultura
  2. Cine
estreno de 'caminando entre las tumbas'

Liam Neeson se pone serio (y no deja de repartir mamporros)

El actor irlandés estrena 'Caminando entre las tumbas', un thriller basado en la novela de Lawrence Block

placeholder Foto:

Liam Neeson no es el que conocíamos. El actor que emocionó en La lista de Schindler o Michael Collins dio un giro en su carrera a partir del estreno de Venganza, de Pierre Morel y escrita por Luc Beson (de la que en breve llegará su tercera entrega). El irlandés se convirtió en un héroe de acción en thrillers rutinarios en los que interpretaba a ex agentes federales que repartían estopa entre los villanos con planes para acabar con su familia o con la paz mundial.

Sin identidad, Sin escalas, Battleship… filmes para reventar las taquillas que han hecho que Neeson se encasillé en un papel que domina a la perfección sin casi mover los músculos de su cara.

Por eso hay que agradecer que de vez en cuando pase por filmes como Caminando entre las tumbas. No es que sea un gran cambio de registro. Liam Neeson interpreta a un ex agente con problemas de alcohol reconvertido en investigador privado. También dedica bastantes mamporros, pero el tono del filme se aleja de las películas de acción para adentrarse en un thriller oscuro.

Una adaptación de la novela homónima de Lawrence Block, que introduce al personaje que ha protagonizado otras 14 obras, el detective Matt Scudder. Una saga poblada por seres que viven al margen de la ley y donde la droga campa a sus anchas por Manhattan.

Desde el comienzo del filme uno sabe que no está delante de uno de los últimos filmes de Neeson gracias aunos títulos de crédito hiperluminososos en los que se nos muestra mediante primeros planos a una mujer sobada por un par de hombres.Poco a poco la cámara mostrará sus manos atadas, su rostro asustado y sus lágrimas. Es una mujer secuestrada. El mal rollo entra en el cuerpo.

Un filme oscuro, que no da tregua al tratar el mal de sus asesinos. No actúan por un motivo, ni tienen una explicación moral para lo que hacen. Disfrutan torturando y matando. Todo ello ambientado en un Nueva York pre cambio de milenio (exactamente 1999), con su miedo al ‘efecto 2000’ incluído.

Un thriller en el que cada pista conducirá a los asesinos, pero que no incide en quién es el culpable, ya que desde mitad de película se ve sus rostros, sino en la investigación que llevará a Liam Neeson a descubrirles hasta acabar en un clímax que se decanta por la acción pura y dura.

Frank vuelve con un thriller competente que ofrece al mejor Neeson en años y buenas dosis de suspense y mal cuerpo. Una historia lastrada por la aparición de numerosos e innecesarios flashbacks para aclarar el caso, pero que merece que Hollywood vuelva a poner sus ojos en un director que no debería estar otros siete años sin rodar.

Caminando entre las tumbas

Director: Scott Frank

Género: Thriller

Nacionalidad: EEUU

Duración: 113 minutos

Intérpretes: Liam Neeson, Dan Stevens, Marina Squerciati, Sebastian Roché, Boyd Holbrook

Críticas de cine Liam Neeson Thriller Cine