Es noticia
Menú
Obús, los heavys vallecanos que vendieron un millón de discos: "Mecano nos ponía a parir"
  1. Cultura
entrevista

Obús, los heavys vallecanos que vendieron un millón de discos: "Mecano nos ponía a parir"

La legendaria banda madrileña liderada por Fortu Sánchez celebra 40 años de carrera en un concierto en La Riviera el viernes, día 12, de este mes de noviembre

Foto: Francisco Laguna y Fortu Sánchez, de Obús. (EFE/Fernando Villar)
Francisco Laguna y Fortu Sánchez, de Obús. (EFE/Fernando Villar)

En este mundo de aniversarios no debería pasar desapercibido el de Obús, que, entre otras cosas, ganaron el Villa de Madrid (cuando este premio abría puertas), fueron número uno en los 40 Principales (cuando eso era memorable) y vendieron un millón de discos (cuando eso era posible), todo ello, ojo, bajo la bandera del heavy metal. Inasequible al desaliento y manteniendo alto el pabellón, su cantante, líder y último mohicano es Fructuoso Sánchez Prado, Fortu. Está al otro lado del Zoom.

PREGUNTA. 40 años: ¿qué es lo mejor y lo peor que le ha pasado en todo este tiempo a Obús?

RESPUESTA. Lo mejor: unos chavales de veintipocos salen de un barrio como Vallecas y cumplen su sueño de formar una banda de rock ‘n’ roll. Lo peor: esta pandemia. No tocar porque te tomas un descanso está bien, pero por obligación…

P. Y encima canceláis conciertos, como uno previsto para el mes pasado, por unas declaraciones de Sherpa (del grupo Los Barones) con el que ibais a tocar. ¿Qué pasó?

R. Que más que un concierto de rock ‘n’ roll pasó a ser un mitin, y los mítines yo creo que se tienen que hacer en otro lado. Yo quiero mucho a Sherpa, pero creo que perdió un poco el norte al hacer ese tipo de comentarios. Si se hubiese celebrado no hubiese terminado bien. La bandera del rock ‘n’ roll es una, y es de libertad. Aunque yo las ideologías políticas de cada uno las respeto al 100%.

"Yo quiero mucho a Sherpa, pero creo que perdió un poco el norte con ese tipo de comentarios"

P. ¿Aunque saluden a la ultraderecha, como fue el caso?

R. Toda la gente sabe mi ideología. El tema político no me mola. Tengo 67 tacos, tío, soy de clase obrera, y ya me han prometido tantas cosas que creo que la única forma de conseguirlas es trabajando día a día. Nosotros somos rockeros y estamos en una cultura minoritaria. Somos obreros de la música, con el pico y la pala. Yo llevo 50 años currando en la música, me la sigo jugando cada día y no tengo una paga vitalicia como los políticos la tienen a los cuatro años o los que sean.

P. ¿Cómo saliste de tus primeros trabajos y te metiste en el mundo de la música?

R. Yo he trabajado de todo: en Pikolín, despiezando pollos, de albañil, de carpintero, pintor, barnizador, cocinero… Pero desde que tenía 12 añitos siempre cantaba: mis padres me regalaron una guitarra —mi madre es cantaora, canta coplas—, mi abuelo empezó en el cante jondo con Manolo Caracol… Yo nací para esto. Y me siento superorgulloso de, después de todos esos trabajos, tener la suerte de sobrevivir con mi música.

placeholder Portada del disco 'Poderoso como el trueno', de Obús (1982).
Portada del disco 'Poderoso como el trueno', de Obús (1982).

P. Los barrios ya no están representados musicalmente por el rock, a juzgar por la popularidad del reguetón y las músicas urbanas. Si tuvieras 20 años, ¿qué música crees que escucharías?

R. Los barrios han cambiado, eso es obvio. Y los años 80, con esa manera de vivir más en la calle, está claro que no van a volver. La riqueza de colores que había antes —tecno, rock, rockabilly, punk, jazz: había de todo— está muy limitada. Tiene que volver más música. Ya está bien de mover el culo y ofender a la gente. Yo no creo en el reguetón y en lo que hay ahora, aunque lo respeto. Posiblemente si yo tuviese 16 o 17 años escucharía lo que escuchan los chavales ahora. No todos, ¿eh? Cuidado.

P. Vuestro estilo, ¿lo ves reivindicable a día de hoy? ¿Sientes que hacéis una música del pasado o la sientes actual?

R. Yo creo que la música nuestra es libertad y que va a estar siempre ahí. Va a cambiar la música, pero el rock ‘n’ roll o el hard rock o como lo quieras llamar siempre va a ser una forma de reivindicar. Y es una música muy fiestera. Fiestera de los 80, claro. De la noche a la mañana no se va a perder.

"Yo no creo en el reguetón y en lo que hay ahora, aunque lo respeto"

P. ¿Por qué crees que el punk —la otra música social de aquellos años, canción de autor aparte— ha perdurado, y el heavy metal se ha quedado atrás?

R. No sé qué decirte. Hay chavales ahora mismo en el metal, pero yo creo que no es un movimiento tan reivindicativo como era el rock en los años 80. El punk es más de denuncia, más urbano, más de la calle, más revolucionario. El metal es otro rollo. Pero hay que seguir luchando por lo que te guste.

P. ¿Por qué no se recuerda el heavy más en otros sectores de la cultura popular? Por ejemplo, hubo una reivindicación de la rumba desde el cine quinqui, que está de moda de nuevo. No parece la del heavy español una historia bien contada.

R. Tal vez no sea culpa de nosotros. Tal vez sea culpa de los medios. El rock ‘n’ roll necesita más medios comerciales que lo valoren, como había en los años 80.

P. Obús ganasteis el Villa de Madrid en 1981, en los días de esplendor de este premio. ¿Cómo era esa época?

R. Fueron años inolvidables. Estaba la sala Excalibur, la Canciller… Vallecas era el centro del rock. Había muchos garitos. Todavía siguen pero son menos. En España si no hay garitos nos da algo.

"Conocer a Tino Casal fue fundamental para que hubiera esa fusión"

P. Ese año grabasteis vuestro debut 'Prepárate' con Tino Casal como productor, que también estuvo en 'Poderoso como el trueno', de 1982. ¿Fue ese el momento en que el glam y el metal español estuvieron más cerca?

R. Nosotros cuando nos juntamos con Tino Casal éramos un grupo de rock ‘n’ roll, el metal no existía todavía en España. De hecho, Obús somos más hard rock que metal. Pero sí, conocer a Tino Casal fue fundamental para que hubiera esa fusión. Él supo entender lo que hacíamos y nosotros entendimos su forma de trabajar. Fue nuestro gran maestro y aparte fuimos grandes amigos; aparte de las producciones salíamos por ahí de garitos.

P. ¿Aportó algo a vuestra vestimenta?

R. Sí claro. Él se quedó flipado porque nosotros ya llevábamos chupas, cremalleras, pantalones de cuero y demás. Date cuenta de que él se dedicaba al diseño de moda, de ropa, de joyas, era pintor… El tío estaba por delante de las modas aquí en España. A mí me decía: "Fortu, ¿por qué no te pones esta chaqueta?". Y le decía yo: "Tino, a mí me parece que te va a venir mejor a ti que a mí". Pero es que le molaba. Mira, [Fortu gira el ordenador para que vea una vitrina en la pared de su casa en la que se ve una chaqueta de flecos], ¿la ves?

'Obús' - 'Va a estallar el obús'

P. Sí, la veo.

R. Esa me la hizo Tino para la presentación del 'En directo' de Obús, la tengo aquí como oro en paño. Mira, cuando nosotros salimos en los 80 con los pantalones rotos y las cazadoras de cuero recuerdo que algunos —como Mecano, fíjate— nos ponían a parir: ¡estos macarras! Y luego, a los pocos años, todos los del tecno y el glam iban con los pantalones rotos y las chupas. Cuando nosotros nos vestíamos así era inimaginable pensar que eso se fueran a poner de moda. Ahora las venden en Zara. Tuvimos una visión avanzada.

P. ¿Quién se puso la primera chupa de cuero en España?

R. Yo la chupa me la puse en los 70 en un grupo que se llamaba Union Pacific antes de Obús, porque estuve en Londres. Yo lo copié un poco de los punkis, las chupas y las cadenas, ¿no? Y de aquí, yo no sé si Alaska empezó desde el rollo glam. No sé que decirte. Te voy a decir que fui yo, aunque seguro que no.

P. ¿Te molesta que no tenga más consideración el rock duro cuando se habla de la historia del rock nacional frente a los grupos de la Movida?

R. ¡Coño, pues claro que me molesta, Bruno, cómo no me va a molestar! ¡Vamos a ver, que el rollo de la movida lo hacíamos nosotros, que llenábamos los pabellones y los campos de fútbol y las plazas de toros, mientras los que se han puesto como los reyes de la movida llenaban locales de 50 personas, y ha quedado como eso es la Movida! No, no, no, vamos a ver: la Movida la hizo Barón Rojo, la hizo Leño, la hizo Obús, la hicieron muchas bandas de esa época, que llenábamos estadios de futbol. Lo que pasa es que los medios, pues a la moda, ¿no? Vamos a darle la medallita a este sector, ¿no? Yo creo que ahí han metido la gamba. La Movida éramos nosotros.

"La Movida la hizo Barón Rojo, la hizo Leño, la hizo Obús y muchas bandas de esa época"

P. ¿Por qué daba miedo el heavy? Ese empeño de “el heavy no es violencia”…

R. Porque venimos de un país hipócrita. El hábito no hace al monje. Cuando ves a una persona con pelo largo —en aquellos tiempos, ¿eh?— con cazadora de cuero, con vaqueros, pues la gente se cruzaba de acera: hostia, menudos malotes. Digamos que socialmente era una antiimagen para el país. Vendieron que los malotes y macarras éramos la gente del rock, y de eso nada, te lo puedo garantizar. En el rock somos muchos más sanos que en otros estilos. Seguimos igual: ves a un tío trajeado y lo mismo te saca una pistola o te saca la cartera.

P. Debió de ser que aquello que pasó en 1986, cuando un joven murió en un concierto de Scorpions en Madrid, apuñalado por un marine americano.

R. Sí, y en un concierto de Pecos también se cargaron gente. Parece que estaban esperando que en un concierto de melenudos pasara algo para las cabeceras de prensa. Eso no fue ni es así. Mira ahora en la pandemia: hemos sido ejemplo, los rockeros sentadicos, sin poder ponernos de pie, con la mascarilla, sin poder beberse una cerveza. Los del rock hemos sido ejemplares en la música.

P. Antes has mencionado a tu madre, actualmente una celebridad en Instagram y TikTok. ¿Cómo es la cosa?

R. Como que me ha quitado el protagonismo. ¡Me ha jodido mi madre! A ver, ¿qué hago con la Mari? Pues aguantar y llevarme los sopapos que me da. Ahora, fuera de bromas, La Mari es una crack. Es maravillosa, una tía con una imaginación y una capacidad de imaginación que alucinas. Todo esto de La Mari ha surgido con el confinamiento, porque teníamos tanto tiempo desafortunadamente que empezamos a jugar y a reírnos. Pero claro, ha tenido tanta repercusión en Tik Tok, que tiene millones de visitas sus vídeos y se me ha hecho superestrella. Ahora estamos ensayando una obra de teatro muy divertida que he escrito yo y me gustaría estrenar en febrero. Estará Yoli, mi pareja, y La Mari. Mira, la Yoli está aquí [aparece y saluda]. Y la Mari, ¿donde está a Mari? ¡Mari! Ven, guapa, ven. [También saluda].

placeholder La Mari.
La Mari.

P. Tú también has tenido un momento de popularidad inesperada como participante de realities.

R. Yo soy un friki de los realities, me encantan. Me gustan sobre todo los concursos extremos de aventura y supervivencia. Como 'Mira quien salta', que cuando lo hice yo tenía vértigo y me tenía que tirar de diez metros. O Supervivientes. Estoy muy agradecido a Tele5 por haberme invitado. Y yo mi bandera de Obús siempre la he llevado, nunca me lo han prohibido. Pero ese rollo de discutir, de mentir y de insultar… no es lo mío. Yo ahí prefiero no ir.

P. Volvamos a Obús. ¿Hay alguna canción que te cueste cantar después de tanto tiempo porque ya no te representa? No sé si aquella de 'Vamos muy bien: borrachos como cubas y qué. ¿La cantas como entonces?

R. La canto mucho mejor, qué coño. Porque ahora salgo con mis amigos a tomarme un vino, borrachos como cubas y qué. Sales de cumpleaños, cenas, bodas, bautizos, y oye, te coges tu puntito, no vas a ir de agua. Si te tienes que tomar una copita, te la tomas. Está claro. ¡Eso es vida!

"Creo que Obús es mejor banda en directo que Barón Rojo"

P. Siempre se recuerda a Obús como parte de una dupla con Barón Rojo. Y eso que desde siempre —al menos eso se ha dicho— tenéis mala relación.

R. O como el Barcelona y el Madrid. O el Sevilla y el Betis. Esa rivalidad siempre ha existido. Y yo creo que es buena para la música. Creo que Obús es mejor banda en directo que Barón Rojo y ellos me imagino que dirán que son mejores. Recuerdo que le preguntaron a uno de ellos qué les parecía Obús, y dijeron: bueno, para ser tres no están mal. Yo digo lo mismo: no están mal. Ellos también están tocando en estos días. Me parece bien, eso es lo que hay que hacer, no hay que tirar la toalla nunca. Yo el día que deje de tocar apaga y vámonos. Yo mientras tenga físico espero que me llegue la hora en el escenario, morir con las botas puestas.

R. ¿Te queda ropa de los 80?

R. La de Tino que te he enseñado y alguna cosita más. Lo que pasa es que el cuerpo se va deformando, las carnes van colgando, y hay alguna ropa que por más que uno quiera subir, más arriba del muslo no sube. Pero sí, tengo alguna cosita por ahí guardada. ¿Te acuerdas de que en los 80 llevábamos unas esposas? Esas las tengo todavía.

P. ¿Es verdad que conociste a Rosendo en la mili?

P. Sí, nos conocimos en Olla Fría, en campamento, en Tenerife. Somos de la misma quinta y nos conocimos allí. Tampoco entablamos una amistad: sabíamos que tocábamos la guitarra el uno y el otro y poco más. La amistad vino después.

P. ¿Y es verdad que Javier Bardem fue seguridad vuestro?

R. Sí, Javier y Carlos. Javier es una gran persona. Aparte hizo uno de los vídeos, 'Esta ronda la paga Obús'; él es el actor del videoclip. Es gran amigo y es maravilloso. Javier: si estás leyendo esto, te quiero.

En este mundo de aniversarios no debería pasar desapercibido el de Obús, que, entre otras cosas, ganaron el Villa de Madrid (cuando este premio abría puertas), fueron número uno en los 40 Principales (cuando eso era memorable) y vendieron un millón de discos (cuando eso era posible), todo ello, ojo, bajo la bandera del heavy metal. Inasequible al desaliento y manteniendo alto el pabellón, su cantante, líder y último mohicano es Fructuoso Sánchez Prado, Fortu. Está al otro lado del Zoom.

Javier Bardem
El redactor recomienda