Es noticia
Menú
Javier Limón: "Sin las migraciones y los viajes, la música no existiría"
  1. Cultura
compositor y productor musical

Javier Limón: "Sin las migraciones y los viajes, la música no existiría"

El artista estrena su nuevo documental ‘Volando’ y nos habla sobre la importancia de la música latinoamericana, sus nominaciones a los Grammy y la nueva Fundación de Paco de Lucía

Foto: Foto: Jorge Álvarez Manzano.
Foto: Jorge Álvarez Manzano.

Productor de algunos de los artistas más importantes de nuestro país, profesor de la prestigiosa Universidad de Berklee y responsable de algunas de las canciones más exitosas de los últimos años, Javier Limón tiene además una cultura musical apabullante, una rapidez mental difícil de seguir y un especial cariño por lo que hace y con quién lo hace, lo que seguramente sea la clave de su éxito.

Recientemente se ha embarcado en un nuevo proyecto de la mano de Iberia para conmemorar el 75 aniversario del primer vuelo comercial de la compañía a Latinoamérica. El resultado ha sido ‘Volando’, un documental homenaje a los empleados de la compañía que se presentará en los Premios Platino del Cine Iberoamericano. A menos de unas horas de su estreno, nos recibe para charlar sobre su nuevo trabajo, haciendo un repaso por la historia de la música latinoamericana.

PREGUNTA. En apenas unas horas estrenas documental. Haznos un 'spoiler'. ¿Qué vamos a ver en ‘Volando’?

RESPUESTA. Vamos a ver un montón de canciones, pero canciones en el sentido estricto de la palabra. Canciones cuidadas en su texto, en su melodía, en su composición y con una esencia narrativa importante.

Los textos de las canciones hablan todos de ‘volar’, en diferentes conjugaciones verbales. Desde el futuro simple de ‘Volarán tus besos’, que canta Inma Cuesta, hasta el pretérito perfecto de ‘Volaron hoy’ de otro de los temas… Todo gira en torno a la metáfora de volar y eso estéticamente es muy bonito, pero además hay un concepto más profundo que transmite este documental: la importancia del movimiento y del viaje, así como su relación con la música.

placeholder Foto: Jorge Álvarez Manzano.
Foto: Jorge Álvarez Manzano.

P. ¿Cómo es esta relación? ¿Qué aporta el movimiento, los vuelos y los viajes a la música?

R. La capacidad de movimiento del ser humano ha sido de lo más importante que le ha ocurrido a la música. Desde siempre, desde la migración de esclavos a América, que fue la semilla de la música afroamericana, o la llegada de los gitanos centroeuropeos a España y lo que supuso en la concepción del flamenco. Y en el siglo XX, desde que podemos volar ‘literalmente’, todavía más. Si un avión no hubiese traído a Bebo Valdés, no hubiese existido ‘Lágrimas Negras’; si un avión no hubiese llevado a Paco de Lucía con 12 años a hacer su primera gira en EEUU, no hubiera hecho su trío con John McLaughlin y Al Di Meola; si Miles Davis no hubiese volado hasta España, nos hubiésemos perdido ‘Sketches of Spain’.

Además, la música se adapta bien al movimiento. Cuando la gente viaja, no se puede llevar a casa la arquitectura, el ambiente, los paisajes, pero sí la música. Pienso que el movimiento es música y la música movimiento.

P. Ahora Iberia celebra el 75 aniversario de su primer vuelo comercial a Latinoamérica. Un Madrid-Buenos Aires de 36 horas, incluidas paradas. Imagine que Javier Limón hubiese ido en ese vuelo y aterrizase en la América Latina de los años 40. ¿A qué músicos no se hubiese perdido tocar en directo?

R. ¡Estamos hablando de Buenos Aires hace 75 años! ¡Eso es una barbaridad! La orquesta de Aníbal Troilo, el Polaco Goyeneche y todo el movimiento pos-Gardel. Argentina es un universo de estilos y sonoridades en sí misma. No solo el tango, que por cierto también es una palabra que ‘voló’ desde África a América (de 'tangó' a 'tango'), también el chamame, la música del agua, la samba argentina, la chacarera…

P. Si en aquel 22 de septiembre de 1946 no se hubiese establecido la primera línea comercial entre Europa y América Latina, ¿qué tres ritmos latinos hubiese echado más de menos?

R. Para mí el ritmo latinoamericano más importante es la rumba afrocubana. Pero tampoco podría vivir sin la 'bossa nova', que surgió en los años 60 cuando Frank Sinatra se topó con João Gilberto; y, por supuesto, el tango. Son mucho más que ritmos, son lenguajes musicales llenos de repertorio y sonoridades.

"La música no existe sin fusiones. Nuestra música ya es una mezcla de la árabe, la sefardí, la gitana, la música grecolatina…"

P. En los últimos 70 años nuestra relación con la cultura latinoamericana se ha estrechado enormemente. ¿Cómo se ha reflejado esta 'fusión' cultural en la música?

R. La música no existe sin fusiones. Nuestra música ya es una mezcla de la árabe, la sefardí, la gitana, la música grecolatina… La música americana fue producto de la fusión del clasicismo europeo con la música indígena y, especialmente, la africana. Llegaron más de tres millones de africanos a La Habana y 60.000 a EEUU, y de sus ritmos nació el 'blues', el 'jazz', el 'rock', el 'hip-hop'…

P. En los años 70, Paco de Lucía descubrió el cajón en Perú de la mano de Chabuca Granda. Su sonido le recordó al del tacón de un bailaor y desde entonces se ha convertido en uno de los instrumentos flamencos por excelencia. Desde aquel momento, ¿qué ha supuesto la música latina para la evolución del flamenco?

R. Esa historia es el reflejo perfecto de la importancia del viaje para la música. Paco compró aquel cajón por 9.000 pesetas y se lo trajo aquí. Ahora, el mejor percusionista de la historia tocando el cajón es, sin duda, el Piraña. Le llaman desde La Habana para que dé allí clases de 'latin jazz', ¡a un gitano de San Blas! Esa es la magia de la música y el movimiento.

La música americana y el flamenco se han retroalimentado desde siempre. Ya en el año 36, Carmen Amaya con la danza n.º 5 de Granados hizo una gira por toda América. Más tarde, con Paco de Lucía, esta relación llegó a niveles descomunales. Pero eso solo lo podía hacer un genio como él. Para mi Paco es como Picasso; Picasso no inventó la pintura, pero la pintura no se entendería ya sin él. Con Paco ocurre lo mismo. Si pusiésemos en una isla a Paco de Lucía, Camarón, Enrique Morente y sus tres universos, y en otra isla el resto del flamenco, tendríamos un problema.

P. Hablando del maestro. Acaba de presentarse la Fundación Paco de Lucía en la que sabemos que usted, de la mano de la Universidad Berklee, ha tenido mucho que ver. ¿Cuál es el objetivo de la fundación? ¿Qué va a suponer para el mundo del flamenco y de la música en general?

R. En primer lugar, para mí es un orgullo ser patrono de esta fundación. Y creo que la mejor manera de ayudar al flamenco es a través de Paco de Lucía. La carta de presentación que supone Paco es una vía de entrada perfecta para el flamenco y es la forma de que su legado siga vivo. La fundación va a conseguir que se difunda y se conozca como nunca antes y que el flamenco esté donde se merece. El próximo 30 de julio haremos un concierto brutal en el Teatro Real.

placeholder Foto: Jorge Álvarez Manzano.
Foto: Jorge Álvarez Manzano.

P. Este año vuelve a estar nominado a los Grammy. Y junto a usted algunos de los fenómenos latinos del momento, como J. Balvin o Maluma. ¿Qué suponen estos premios, de los que ya tiene una buena colección? ¿Qué opina de la música latina actual?

R. Hace cinco o seis años me di cuenta de que lo que yo quería ser de pequeño era compositor. Por eso, estoy contento con las tres nominaciones; Best Song of the Year, Best Pop Song of the Year y Best Pop Álbum. Demuestran que la música bien hecha, con buenos textos, melodía y calidad se valora en el mundo anglosajón. No todo es reguetón. La música latina de calidad siempre ha llenado estadios.

P. Pero el reguetón también los llena.

R. Sí, los llena. Y McDonald's vende un montón de hamburguesas. La música de Maluma no tiene calidad. No es buena música, es una realidad objetiva. Le falta afinación, el ritmo, la armonía, la sonoridad, la estructura… Pero con esto no quiero decir que esta noche si en la fiesta de después del estreno ponen ‘A mí me gustan mayores’, no me la vaya a bailar feliz de la vida y luego a lo mejor me tomo una hamburguesa… Todo tiene su momento, pero la calidad no es discutible.

P. Hace unos años creaste ‘Volando’ la canción de la aerolínea que se ha convertido en todo un himno. ¿Qué recuerdos tienes de aquel proceso creativo?

R. Fue muy bonito. Me gusta mucho que una compañía como Iberia apoye la creación artística del país. Podrían limitarse a proyectos ‘mainstream’, pero ellos quieren dar a conocer la cara más auténtica y verdadera de España. Además, esta canción nació como homenaje a la familia de la compañía. Cuando hice la canción, tenía un sentido. Sin embargo, tras la pandemia, se ha convertido en algo mucho más emocional e importante, porque es un gremio que lo ha pasado especialmente mal.

"La música de Maluma no tiene calidad. No es buena música, es una realidad objetiva. Le falta afinación, el ritmo, la armonía..."

P. ¿Cómo se convierte una canción en un documental a punto de presentarse en los Premios Platino del Cine Iberoamericano?

R. La canción ha querido creer. En los últimos años la música está en su mejor momento, porque la digitalización y la globalización facilitan mucho la creación artística. Yo ya no tengo por qué hacer un disco, puedo hacer también una sola canción, un vídeo para YouTube o Twitch, una película o un documental, como ha sido el caso.

P. ¿Cuál es el próximo ‘vuelo’ de Javier Limón? ¿Siguiente proyecto?

R. Muy pronto saldrá el libro de ‘20 años de Casademunt’ que me edita Miguel Aguilar. Estoy muy ilusionado con la salida de este libro y con el disco de Frank Maza, mi hijo. Ese sí que es buen músico, mucho mejor que yo. Con 19 años ya ha sido el arreglista del último disco de Alejandro Sanz.

Productor de algunos de los artistas más importantes de nuestro país, profesor de la prestigiosa Universidad de Berklee y responsable de algunas de las canciones más exitosas de los últimos años, Javier Limón tiene además una cultura musical apabullante, una rapidez mental difícil de seguir y un especial cariño por lo que hace y con quién lo hace, lo que seguramente sea la clave de su éxito.

Música Alejandro Sanz Documental