El pastoreo de un grupo de ovejas revela más de 420 tumbas de hace casi 200 años en Cork
  1. Cultura
En Irlanda

El pastoreo de un grupo de ovejas revela más de 420 tumbas de hace casi 200 años en Cork

Las labores de limpieza de un cementerio suelen ser "abrumadoras a veces"

placeholder Foto: Algunos de estos rumiantes dejan que los turistas se acerquen a acariciarles (Unsplash)
Algunos de estos rumiantes dejan que los turistas se acerquen a acariciarles (Unsplash)

La concejala de Cork de Fianna Fáil (Irlanda) Audrey Buckley decidió llevar al cementerio del lugar unas ovejas 'limpiadoras'. Esta actividad, muy popular en lugares como Escocia, consiste en dejar pastar a los animales en el camposanto con la esperanza de que retiren los matorrales de la zona.

Los rumiantes llevados al cementerio de Cork hallaron la tumba de Maria Kate Russel, de dos años de edad, que murió el 7 de octubre de 1872. La historiadora Marion Reardon ha localizado al sobrino nieto de la fallecida en Reino Unido. Tal y como ha contado a Irish Examiner, el hombre "había estado tratando de encontrar información sobre ella y la familia y había planeado venir desde Reino Unido el año pasado, pero tuvo que cancelar [los planes] debido al coronavirus".

Buckley ha contado en Facebook que las labores de limpieza de un cementerio suelen ser "abrumadoras a veces". Sin embargo, hallazgos como el de los restos de Russel hacen que el arduo trabajo merezca la pena. Al quedarse la gente en casa debido a la pandemia, la localidad ha contado con más voluntarios que han aligerado las tareas.

Más de 420 lápidas

Con su trabajo, se han hallado más de 420 lápidas cuya información forma parte ahora de una base de datos internacional. Buckley ha indicado que Cork "dispone de verdaderos aficionados a la historia que se ofrecen como voluntarios y, cuando encontramos una nueva lápida, investigan y averiguan quién era esa persona".

Pat O'Sullivan colaboró en el levantamiento de una valla de tres metros y una fuente

Las seis ovejas que han ayudado en la labor de localización son parte de un regalo del propietario del castillo de Ballea, en la cercana Carrigaline. Pat O'Sullivan, del Ayuntamiento de Carrigaline, colaboró en el levantamiento de una valla de tres metros y una fuente de agua para salvaguardar a las ovejas.

Pese a todas las medidas, el macho Houdini se escapaba una y otra vez, por lo que fue sustituido por una de las ovejas hembras más tranquilas. Algunos de estos rumiantes dejan que los turistas se acerquen a acariciarles, tal y como ha informado la Sra. Buckley.

Irlanda Escocia Reino Unido Pandemia
El redactor recomienda