Iceta enamora al mundo de la cultura al tomar posesión: "La libertad es una librería"
  1. Cultura
Traspaso de carteras

Iceta enamora al mundo de la cultura al tomar posesión: "La libertad es una librería"

El nuevo ministro de Cultura y Deportes destaca en su primer discurso, entusiasta y bromista, el carácter plurilingüe de España y carga contra la homofobia

placeholder Foto: Traspaso de cartera del nuevo ministro de Cultura y Deporte, Miquel Iceta. (EFE)
Traspaso de cartera del nuevo ministro de Cultura y Deporte, Miquel Iceta. (EFE)

Las expectativas para Miquel Iceta, el nuevo ministro de Cultura de Pedro Sánchez, eran buenas esta mañana. Después del 'shock' del sector el sábado y pese a la contrariedad reflejada por el propio ministro en el cambio de cartera de Política Territorial, había sonrisas desde los altos cargos de las instituciones culturales en el acto previsto con su ya antecesor, José Manuel Rodríguez Uribes. “Tiene un mayor peso político, eso es bueno”. “Va a ser un ministro excelente”, eran algunas declaraciones en 'sottovoce'. Por allí estaban Gregorio Marañón, el presidente del Teatro Real; Manuel Borja-Villel, director del Museo Reina Sofía; Daniel Bianco, director del Teatro de la Zarzuela; Amaya del Miguel, directora del INAEM; Joaquín de Luz, director de la Compañía Nacional de Danza; Nacho García, director del Festival de Almagro; Miguel Falomir, director del Museo del Prado, y Javier Solana, al frente del patronato de esta pinacoteca. Eso sí, mucho traje y corbata y poco creador. Un acto realmente político.

Iceta ha llegado junto a Uribes y la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, que ha tomado a su vez la cartera de Función Pública que ostentaba hasta ahora el político catalán. Sin mucho preámbulo, Uribes ha dado un discurso breve que consistió en dar las gracias a todo el mundo en “un año duro” y dar “la bienvenida” a Iceta, “mi amigo”, “una persona con criterio” al que le ha deseado “suerte y acierto”. Él, desde luego, no la tuvo: entró con mal pie —aquella famosa frase del cine y la cultura en su primera rueda de prensa tras el Consejo de Ministros en plena pandemia— y ha sido duramente criticado por el sector cultural, sobre todo los propios creadores, por su gestión de la pandemia los primeros meses y por la escasa ejecución de políticas concretas. El primer ministro socialista en llevarse una fuerte reprimenda por parte de la cultura.

"El carácter plurilingüe de España aconseja practicar un federalismo cultural y yo me apresto a ello”

El nuevo ministro ha tomado su cartera con un entusiasmo que opacaba las palabras que acababa de soltar frente a la nueva ministra de Política Territorial, Isabel Rodríguez: “Siento mucho dejar este ministerio, y lo quiero decir así de claro”. Y lo hacía con un saludo en todas las lenguas cooficiales del Estado enfatizando así “que el carácter plurilingüe de España aconseja practicar un federalismo cultural y yo me apresto a ello”. Desde luego, una declaración de intenciones. Acto seguido se ha referido a su antecesor “que no pudo hacer todo lo que quería” por la pandemia. Y ahí se ha acabado el legado de Uribes.

placeholder Miquel Iceta, tras recibir la cartera de José Manuel Rodríguez Uribes, junto a la ministra de Hacienda, María Jesús Montero. (EFE)
Miquel Iceta, tras recibir la cartera de José Manuel Rodríguez Uribes, junto a la ministra de Hacienda, María Jesús Montero. (EFE)

Iceta ha comenzado con elegancia recordando a anteriores ministros de Cultura, en especial a Carmen Alborch, Jordi Solé Tura y Javier Solana. Pero también le ha hecho un guiño a Íñigo Méndez de Vigo, ministro del Partido Popular. A continuación, algunas líneas que pueden marcar su ministerio: un impulso a la presencia de la cultura en RTVE y un fuerte énfasis en la lucha contra la homofobia. De hecho, ha recordado el asesinato del joven Samuel Luiz en A Coruña, “asesinado brutalmente, víctima de la violencia, la intolerancia y la homofobia”. “Reivindico la cultura frente al odio”, ha añadido.

Chascarrillos, Deportes y Hacienda

A Iceta se le ha conocido bailando en actos electorales y con cierta vis simpática que no ha querido ocultar. Ha tenido momentos de varios chascarrillos, como el lanzado contra su propia persona al hablar del Deporte. “Como se puede ver no ha habido mucha dedicación” por su parte, “pero sí admiración”, y ha recordado a un político que fue antes deportista: Alfredo Rubalcaba. Y también al referirse a la presencia de María Jesús Montero en el acto, que, además, ahora es ministra de Función Pública. “Veo que me habéis entendido todos”, ha referido al escuchar las risas. Si un ministerio depende con fuerza de Hacienda ese es Cultura.

"Como se puede ver no ha habido mucha dedicación” por su parte, “pero sí admiración”, ha señalado en relación con el Deporte

Ha habido para todos. Ha querido insistir en que España “puede ser una superpotencia cultural y deportiva”. Precisamente, uno de sus primeros actos será acudir con el equipo español a los Juegos Olímpicos de Tokio. Y en el mismo sentido ha hablado de la lengua castellana —con otro guiño a América Latina— volviendo a persistir con palabras como “unidad” y “diversidad”. “Hay que fomentar el orgullo colectivo con independencia de la lengua española que utilicen”, ha indicado.

Más literatura que cine

La última parte del discurso ha estado referida a las líneas que piensa abordar. Es curioso porque no suele ocurrir, pero el cine lo ha retratado muy a pinceladas. Lo único que ha destacado ha sido el Hub Audiovisual que quiere potenciar el Gobierno —en la presentación estuvo hasta Pedro Sánchez hace unos meses—. Después ha hablado del Estatuto del Artista —tarea que no culminó Uribes—, los derechos de autor, el mecenazgo —la ley que nunca llega desde tiempos inmemoriales—, apoyo a los creadores, incentivos fiscales, digitalización e innovación.

placeholder Iceta (d) recibe la cartera ministerial de manos de su antecesor, Uribes (i). (EFE)
Iceta (d) recibe la cartera ministerial de manos de su antecesor, Uribes (i). (EFE)

“La libertad es una librería”, ha afirmado ya casi al concluir. Sí se ha detenido en la cuestión de tener un país más lector; sobre el arte, ha pincelado la importancia de nuestros museos; y ha concluido con una alusión al deporte femenino y, una vez más, a desterrar la homofobia del deporte.

Al finalizar, los altos cargos de las instituciones han vuelto a recalcar que este ministro les hace gracia, en el buen sentido de la palabra. “Un discurso espléndido”, se ha comentado. Uribes ha quedado fuera de foco. Iceta toma las riendas de una cartera en la que queda mucho por hacer —Estatuto del Artista, reparto de los fondos europeos, como medidas inmediatas— y en la que toca ganarse a un sector —más allá de los grandes cargos institucionales— que ha estado enfadado y muy preocupado. Iceta va a tener que ponerle ilusión.

Miquel Iceta José Manuel Rodríguez Uribes Homofobia María Jesús Montero Javier Solana Pandemia RTVE Íñigo Méndez de Vigo