Antonio Pérez Henares: "Una banda de mostrencos nos ha jodido el país"
  1. Cultura
entrevista

Antonio Pérez Henares: "Una banda de mostrencos nos ha jodido el país"

El escritor y periodista publica 'Tiempo de hormigas', una carga de profundidad colocada bajo la totalidad de la política española actual

placeholder Foto: Antonio Pérez Henares (EFE)
Antonio Pérez Henares (EFE)

Como Michael Douglas en 'Un día de furia', Antonio Pérez Henares, 'Chani' (Bujalaro, Guadalajara, 1953), concluye su último libro a sangre y fuego, disparando contra todo el que se le ponga por delante: 'políticos progres', feministas, periodistas... Estos últimos son los que salen peor parados, que no en vano, él conoce bien un gremio que tanto tiempo ha sido el suyo: "Si hay algo más sectario que un político es un periodista 'militante', son más de partido, más fanáticos, más odiadores y más tóxicos que nadie y son los responsables de muchos de los males de nuestra sociedad".

Después de triunfar con 'Cabeza de Vaca' (B, 2020), su última novela histórica en la que volcó largos años de investigación sobre la peripecia del conquistador español, Chani publica ahora un artefacto tan singular como inflamable, 'Tiempo de hormigas' (B, 2021). Se trata de un ensayo, o conjunto de ellos en los que, según anuncia en el prólogo, "casi cincuenta años después se ve uno en la obligación de tener que escribir contra la censura y por la libertad. ¡Quién me lo iba a decir!".

placeholder 'Tiempo de hormigas'
'Tiempo de hormigas'

PREGUNTA. Este es el libro de un hombre cabreado. ¿Por qué estás tan cabreado, Chani?

RESPUESTA. Iba a responder eso de ¡que va! Pero, sí, estoy cabreado. Y más debiéramos estar. Dime, ¿por qué una banda de mostrencos sin otro oficio ni trabajo conocido ni por conocer que la política, aunque con beneficio propio sobrado, nos han jodido el país? ¿Por qué se han desparramado rencores pasados y hecho del resentimiento su instrumental? ¿Por qué se ha hecho añicos la convivencia? ¿Por qué en vez de hacer algo por el futuro se han dedicado a 'enmerdar' lo pasado y destruir lo mejor que se había logrado construir? ¿Me puedes decir que ha hecho esta reata de adanes que iba a regenerar España? Perdón, 'Estepaís'. Que España, además de no haber existido nunca, es facha hasta por nombrarla.

P. 'Tiempo de hormigas'. Hormigas son nuestros políticos, los poderosos acomplejados, hormigas somos los periodistas y, en fin, casi se podría deducir leyéndote que el español es hoy en su conjunto un pueblo de hormigas. ¿España no da la talla?

R. Tú quieres que me apedreen por contestar con sinceridad. Pues en más de una ocasión es que no. No la da. No es darla que el Napoleón de la Telebasura, en el orweliano sentido de la expression, sea el referente 'intellectual' de la izquierda y dador de carnet de progresista.

El Napoleón de la Telebasura es el referente 'intellectual' de la izquierda

P. Hablando de periodistas, ¿tienes mono de tertulias o no volverás a tocar una ni con un palo?

R. La edad me hace no caer en lo del nunca jamás, a no ser que sea con el apostillado del conde de Romanones. “jamás, jamás... o sea que por ahora y esta tarde, ¿no?”. Pero no tengo mono alguno, creo al dejarlas hice lo más inteligente que he hecho en mi vida. El mono que siempre tuve era el literario y ahora puedo dedicar a ello casi todo mi tiempo. Me tentaron con alguna y a una hasta acudí una vez... pero me di una puerta y no volví. Eso ya no son tertulias ni tampoco tertulianos, con todos mis respetos personales a muchos que en verdad lo tienen para mí, sino trincheras, brazos de madera, militantes y 'agitprop'. Con el presunto moderador, la mayor parte de las veces, como mariscal de operaciones y de parte.

P. Me contaba el otro día una amiga editora que sólo se venden hoy ensayos que cargan contra la izquierda. ¿Está de moda zurrarle a los progres?

R. Es que la 'progrecracia' empieza a ser insufrible incluso para los progres. Yo mismo tenía un pedigrí envidiable para conseguir bula de progre que es una cosa genial y ya puedes hacer lo que quieras y ya ves. La izquierda es otra cosa. Pero por aquí de eso ya casi no hay. La mayoría de los que yo conocí se han hecho “fachas” también, algo que según el sanedrín 'progrecrático' ya somos algo así como las tres cuartas partes de la población.

P. La pesadilla del covid parece terminar justo cuando el gobierno de Sánchez vive su peor momento. ¿Lo ves saliendo de la Moncloa en un plazo razonable o de allí no le saca ni Dios?

R. Le sacará lo único que puede y lo tiene que sacar. El voto. Y a mí me da que ahora no quiere ni por asomo que vayamos a votar. Vamos que si es preciso se trae a Puigdemont como ministro de Administración Territorial y a uno de Bildu lo nombra algo de Derechos Humanos y Protección de las Víctimas del Terrorismo. ¿Que exagero? Pues en vista de lo que juró y perjuró y lo que ha hecho y está haciendo después no me parece que eso sea exagerar.

A Sánchez le sacará el voto. Y me da que no quiere ni por asomo que vayamos a votar

P. No parece que la oposición se haya esforzado gran cosa, tampoco. Pero si Sánchez perdiera las próximas generales, ¿a quién le toca ser presidente? ¿A Casado? ¿A Abascal? ¿A tal vez Díaz Ayuso?

R. ¿A quién le toca? ¿Es que va ahora por sorteo?. Verás, las elecciones no las suele ganar uno, sino perderlas el otro. En política un mes es una eternidad y media. Sánchez lo parecía tener todo bajo control y a mejor, hasta que se les ocurrió lo de Murcia. Ahora el valido don Iván, que dice que se tiraría por un barranco con su señor, parece que no quiere ni pensar que en estos trances suele ser el de su oficio al que le cortan la cabeza y la exponen para que la vea el personal.

P. Por cierto, ¿a ti también te enamora la presidenta madrileña?

R. El error que han cometido sus rivales, y en el que siguen, es estarla apedreando en sesiones de mañana, tarde y noche y lo que han conseguido es fabricarle un pedestal.

P. ¿Y qué esquela política merece Pablo Iglesias?

R. Me apunto al que en semejantes momentos solía decir mi abuelo Valentín. “Dios nos libre de la hora de las alabanzas”. El mejor obituario ha sido el de Luis Maria Ansón.

P. ¿A ti se te daba bien ligar, Chani, o como a todos?

R. Le puse más empeño que fortuna. O sea, como todos. Pero me hablas del Paleolítico Superior. Aunque ahora resulta que estábamos hasta mejor. Porque recuerdo que amén de lo de la libertad y la democracia, el sexo, aquello de la liberación sexual, estaba muy bien. El sexo era alegría. Ahora parece que quieren prohibir lo del seducir, que es lo que para un lado y el otro tiene toda la gracia. Y sin consentimiento cómplice ninguna. Ahora hay muchas cosas que suena a puritanismo, contrarrevolución sexual y monjas progres. ¿No va por ahí eso de la sororidad que dice Montero? Resulta una aberración contra el feminismo y la igualdad que revuelvan esas patochadas con el verdadero drama y la lacra de la violencia machista, los abusos y agresiones sexuales.

En caso de guerra, la 'progrecracia' se pasaba en tropel al moro y al separata

P. Historia ficción: imagina que Marruecos y Cataluña le declaran a la vez la guerra a España...

R. A mí lo que me da es que en caso de suceder, es que la “progrecracia” se pasaba en tropel al moro y al separata. Es lo que se ve que les pide el cuerpo y no se cansan de manifestar en cuanto tienen ocasión. Ellos están en que fue una pena horrible que perdieran los carlistas y que en las Navas ganaran los cristianos.

P. Acabamos, dices en el libro que “el desprecio al anciano y la autocomplacencia en una pretendida superioridad de la juventud son referentes continuos en estos tiempos de hormigas”. ¿Qué respondes si te llaman ‘boomer’ o ‘pollavieja’?

R. 'Boomer' no sé lo que es y a lo otro, que más vale usada que por estrenar.

Ensayo Pablo Iglesias Terrorismo Moncloa