Wikipedia cumple 20 años: un día en el mayor centro de conocimiento mundial
  1. Cultura
nació el 15 de enero de 2001

Wikipedia cumple 20 años: un día en el mayor centro de conocimiento mundial

Miles de voluntarios suben, editan y discuten en igualdad de condiciones los millones de artículos que vertebran uno de los mayores ejemplos de trabajo altruista y solidario

placeholder Foto: Wikipedia en un smartphone (Foto: Pixabay)
Wikipedia en un smartphone (Foto: Pixabay)

Empezó como empiezan todas las cosas destinadas a conseguir una gran trascendencia global, con una noción muy clara: la idea radical de que todos podemos escribir la Historia. Este 15 de enero la Wikipedia en inglés, la primera de todas, cumple 20 años desde su creación en 2001. Durante este tiempo no ha dejado de crecer, convirtiéndose en el quinto sitio web más visitado del mundo y el primero sin ánimo de lucro. La enciclopedia online bate estadísticas cada año: está presente en 315 idiomas, consta de más de 55 millones y medio de artículos publicados en todas sus versiones y se acerca a los tres billones de ediciones realizadas por su consolidada comunidad wikipedista. Un entramado de miles de voluntarios vela por la fiabilidad de su información, que puede ser añadida, editada o discutida por cualquier persona interesada en ello.

Dos décadas de conocimiento libre y compartido dan para mucho. Al fin y al cabo, ¿quién no ha consultado la Wikipedia alguna vez? Pero para entender quién está detrás de toda esa información con 15 billones de consultas al mes, el foco ha de dirigirse a la Fundación Wikimedia, la entidad que da soporte a todos los proyectos “wiki”. María Sefidari es la presidenta de esta organización a nivel internacional y así introduce su actividad: “La Wikipedia se estructura por idiomas y en cada versión lingüística hay una comunidad distinta, por lo que el contenido entre una Wikipedia y otra puede ser diferente, pero eso no es necesariamente negativo”.

Hay 138 grupos de usuarios en Wikipedia y algunos de los más activos están en España

Los grupos de usuarios son otro de los puntales en torno a los que oscila la Wikipedia. A día de hoy, consta de 138, algunos de los más activos presentes en España. “Este modelo de grupos surgió al ver que la organización formal regida por estatutos no era compartida de la misma forma por todos los países. Así se crearon los grupos de usuarios, que son algo más informal pero muy exitosos”, en palabras de Sefidari, que también es una de las fundadoras de Wikimedia España. Ella empezó a editar en Wikipedia en 2006, cinco años después de que se creara: “Empecé a añadir información en la versión inglesa, y otros usuarios me empezaron a pedir referencias o discutírmelas. Eso me enganchó y me vine a la Wikipedia en español, y fue ahí cuando empecé a introducirme en el movimiento”.

Dos de las principales dedicaciones de la Fundación Wikimedia es dar soporte a sus organizaciones afiliadas, como la Asociación Wikimedia España, y redistribuir los recursos que les llegan, mayoritariamente de personas particulares. En realidad, las donaciones de instituciones nunca alcanzan el 20% de lo recaudado en un año, y la media de la donación individual se sitúa en los 15 dólares (12,22 euros). “La comunidad de voluntariado toma todas las decisiones que se refieren a los contenidos, cuestiones de edición, criterios de relevancia para mantener un artículo y los procesos de decisión a nivel editorial”, expresa Virginia Díez, responsable de comunicación y políticas públicas de Wikimedia en España y una de las dos únicas personas asalariadas por este trabajo en el país.

La media de la donación individual se sitúa en los 15 dólares (12,22 euros)

La presencia de la Wikipedia en español, que arrancó el 20 de mayo de 2001, no es baladí. En mayo de 2005 congregaba 50.000 entradas, para llegar a las 1.600.000 en marzo de 2020. “Desde 2014, fuimos de las primeras wikipedias en luchar contra la brecha de género, pero también en atender a la diversidad lingüística. Trabajamos para que las lenguas minoritarias puedan materializar su derecho a la información en su lengua materna”, narra Díez. Así pues, en España se ubican ocho wikipedias diferentes: castellano (español), vasco, catalán, gallego, asturiano, aragonés, occitano y extremeño. La Wikipedia en español recibe 413 visitas por segundo. Al mismo tiempo, la responsable de comunicación de Wikimedia España incide en el esfuerzo que están llevando a cabo para sacar de la “wikidarkness” a las áreas rurales, dado que muchos territorios apenas tienen presencia en internet.

La idea de que Wikipedia debe ser una herramienta lo más inclusiva y accesible posible en la que cualquier persona pueda participar en igualdad de oportunidades estuvo desde el principio. Dos décadas después, la comunidad de wikipedistas se reafirma en ella. La presidenta de la Fundación Wikimedia aborda el tema resaltando que tan solo el 21% de las biografías de Wikipedia en español pertenecen a mujeres. “Estamos tomando medidas al respecto, porque si queremos que la Wikipedia sea la suma del conocimiento humano, no podemos ignorar el contenido relativo a mujeres, por lo que es imprescindible que también ellas se animen a participar en la enciclopedia”, determina Sefidari.

Las mujeres en Wikipedia

Sobre esta cuestión en particular puede hablar con conocimiento de causa Montserrat Boix, una de las creadoras del grupo de usuarias Wikimujeres, el primer colectivo que se creó a nivel mundial específicamente para tratar este aspecto. “El problema está en que la gente que edita, lo hace sobre cosas que le interesan, y parece que a los varones no les interesan mucho las biografías de las mujeres”, alega esta periodista de profesión. Wikimujeres se creó en 2015 y se constituyó como grupo de usuarias independiente que, además de en España, también ha creado comunidad en países como Argentina, México y Bolivia.

Más allá de la baja presencia de artículos que hablan de mujeres, encima de la mesa hay otros temas algo más peliagudos, como el acoso que pueden sufrir algunas editoras de Wikipedia. “Las principales personas que tienen el poder en la enciclopedia son los bibliotecarios [encargados voluntarios de determinar cualquier cuestión a la que no se llega a un consenso entre los wikipedistas, entre otras acciones], que en su mayoría son hombres y tienen la capacidad de decidir si un artículo se borra, por ejemplo. Por eso necesitamos que en la propia estructura del movimiento haya más mujeres, para empezar a cuestionar esta casuística que sí ha ido mejorando con el paso del tiempo y que seguro continúan en esa línea”, reflexiona Boix.

Hay temas algo peliagudos, como el acoso que sufren algunas editoras de Wikipedia

Patricia Horrillo es otra de las voces imprescindibles para tratar la Wikipedia en español. Fundadora del grupo de usuarios denominado Wikiesfera, en su haber tiene la experiencia que supuso la 15Mpedia, el proyecto que buscaba que no desapareciera la memoria del movimiento social que inundó las plazas y consiguió ilusionar a cientos de miles de ciudadanos. Tras aquello, Horrillo abrió un grupo en el que preguntó a algunas personas por qué no se relacionaban con entornos wiki. La primera problemática que detectó estaba ligada al bajo grado de familiarización de la gente con códigos informáticos, pues antes Wikipedia utilizaba un código parecido al HTML. La educación digital de cada persona, nula por aquellos tiempos y muy minoritaria en mujeres, fue la primera barrera a superar.

“Otro freno que me encontré fue el pensamiento de 'quién soy yo para escribir la historia', como una falta engañosa de legitimidad para incidir en un espacio como Wikipedia. Por un lado, se da un desprestigio de la misma porque todo el mundo puede escribir y documentar la información, algo que parece que le quita valor cuando es todo lo contrario, pero por otro se asume la idea de que eso lo tiene que hacer el experto, lo que no deja de ser lo mismo de siempre: documentar la historia está en manos de las élites”, continúa Horrillo. Tras seis años de actividad, la fundadora de Wikiesfera también es consciente de la brecha de género presente en la enciclopedia, pues en España tan solo el 16% del colectivo editor son mujeres.

En España tan solo el 16% del colectivo editor son mujeres

Su perspectiva en este asunto es clara: “En las discusiones, muchas veces se da cierta prepotencia por algunos usuarios hacia otras compañeras. Es cierto que no puedes insultar porque inmediatamente lo reportas y bloquean la cuenta, pero sí se dan otras cosas más sibilinas que se pueden considerar como acoso. Por ejemplo, si tú empiezas a publicar y todo te lo cuestionan e intentan revertir, te terminas cansando. Por eso ha habido muchas mujeres y personas del colectivo LGTB que han eliminado sus cuentas, hartas de persecuciones. De hecho, no vas a ver ninguna biografía de un futbolista, aunque esté en tercera división, que no esté en Wikipedia. Eso sí, ya puedes armar bien el artículo sobre una bióloga para que no te lo cuestionen”, comenta la propia Horrillo, quien se alinea con Boix al afirmar que estas situaciones cada vez se dan menos en la comunidad de wikipedistas.

Desinformación, plagios y conflicto de intereses

La desinformación también hace sus estragos en la enciclopedia más consultada del mundo. Gracias a su compacta y potente comunidad de wikipedistas, este fenómeno se impregna menos de lo que se podría llegar a creer en los contenidos, pero no es algo que pase desapercibido a la Fundación Wikimedia. “Desde hace un tiempo hemos visto cómo se dan esfuerzos sistematizados para intentar imponer un punto de vista mediante la utilización de fuentes no fiables, por ejemplo”, en palabras de la presidenta Sefidari. Pese a ello, los argumentos esgrimidos en las discusiones de los artículos, que son públicas, siempre deben estar basados en referencias previas. Desde España han confeccionado un decálogo para luchar contra la desinformación en la Wikipedia .

Se intenta imponer un punto de vista mediante la utilización de fuentes no fiables

En cuanto a los plagios, que también se dan, desde Wikimedia son estrictos: al momento de detectarlo retiran el artículo. “Tenemos herramientas automatizadas para revertir las entradas plagiadas, pero no es nuestro mayor problema”, agrega Sefidari, aunque también ha sucedido a la inversa, como ocurrió con Espasa.com. En este sentido, cabe pensar que entre los editores y la información editada por los mismos podría haber intereses espurios. “En la comunidad de Wikimedia, si se descubre que alguien está cobrando por editar o se da cierto conflicto de intereses, se le bloquea inmediatamente. Si la gente pudiera editar cobrando por ello, sería un tablón de anuncios”, comenta Frances Fort, wikipedista desde hace 13 años e integrante de la Amical Wikimedia, un grupo de usuarios centrado en la comunidad catalanohablante constituido por un centenar de personas más o menos fijas que han realizado más de 668.000 artículos .

Este grupo, además, fue pionero en su especie al ser aceptado como tal por la Fundación Wikimedia al no encontrarse regido por unas fronteras nacionales. “Nuestros ejes son el voluntariado, la lengua materna y la autogestión, pues somos totalmente independientes de cualquier Administración pública. Estamos para hacer que el conocimiento esté disponible para todo el mundo y en cualquier idioma, pero nosotros nos centramos en nuestro idioma que es donde más podemos aportar”, agrega el propio Fort.

Incluyendo el conocimiento no occidental

Los retos a los que se enfrenta la Wikipedia en los próximos años van más allá de los influjos de la desinformación y la brecha de género que inunda cualquier parcela de la sociedad. Repensar nuevas modalidades de transmitir el conocimiento y propiciar su acceso a cualquier persona del planeta Tierra es necesario para que siga avanzando. “Desde hace unos años reflexionamos sobre cómo incluir en la web el conocimiento transmitido de forma oral. Pretendemos involucrar a aquellas comunidades que no utilizan nuestras formas de sabiduría y transmisión, intentando romper el sesgo que supone usar las fuentes de información occidentales”, en palabras de Sefidari, quien no cobra ningún sueldo por parte de la Fundación, al igual que la junta directiva de la misma. De hecho, las últimas comunidades de wikipedistas que se han creado pertenecen a pueblos originarios de África y Latinoamérica.

Reflexionamos sobre cómo incluir en la web el conocimiento transmitido de forma oral

Erik Olin Wright, eminente sociólogo marxista, designó a la Wikipedia como uno de los mayores ejemplos de producción cooperativa entre iguales en su libro 'Cómo ser anticapitalista en el siglo XXI', donde se refirió a los efectos de esta iniciativa en su sector económico: “Ninguna de las colaboraciones es remunerada. (…) es gratuita para cualquier persona del mundo con acceso a internet. Dada la creciente importancia de las bibliotecas públicas para proporcionar ordenadores a la red (…) casi toda la población tiene acceso ilimitado y gratuito a este recurso. La Wikipedia (…) hizo desaparecer, en la práctica, el mercado capitalista de las enciclopedias, cuya antigüedad excedía los doscientos años” (Akal, 2019).

La actividad de Wikipedia, cómo no, también ha sido censurada. Países como China y Turquía han capado la posibilidad de sus ciudadanos a visitar la web, aunque países más cercanos también han experimentado experiencia similares, como Francia, Alemania. De la misma forma, diversos organismos privados envían requerimientos a la Fundación para que eliminen contenido de sus artículos. “El conocimiento es poder, y nosotros somos muy transparentes. Como no existe la posibilidad de bloquear solo una entrada de la enciclopedia, si nos censuran tienen que hacerlo completamente”, comenta al respecto la presidenta de la Fundación Wikimedia.

Ella misma finaliza incidiendo en que “ser editor de Wikipedia está relacionado con el activismo social, pues trabajas para que otras personas puedan acceder a una sabiduría que mejore sus condiciones. Estamos hablando de algo tan difícil de ver en internet como es el altruismo y la solidaridad, donde miles de personas están trabajando para que otras, a las que nunca conocerán, se beneficien del conocimiento compartido”.

Wikipedia