En apoyo de 11.000 niños en exclusión social

Pablo Heras-Casado, director de orquesta: "Beethoven tendría un cabreo tremebundo"

El director ofrece este próximo lunes en el Teatro Real el concierto benéfico 'Acordes con solidaridad' en colaboración con Ayuda el Acción. Se interpretará la Séptima Sinfonía de Beethoven

Foto: Pablo Heras-Casado con la Orquesta Sinfónica de Madrid (TEATRO REAL)
Pablo Heras-Casado con la Orquesta Sinfónica de Madrid (TEATRO REAL)

El próximo lunes el Teatro Real celebrará su tradicional concierto ‘Acordes con Solidaridad’ destinado a paliar las desigualdades de los niños y que cada año desde los últimos seis se realiza en colaboración con Ayuda en Acción. Será a las 20.00 y contará, una vez más, con la dirección de Pablo Heras-Casado y la Orquesta Sinfónica de Madrid, que interpretará la Obertura Coriolano y la 7ª Sinfonía de Beethoven. Un homenaje al compositor alemán, del que este año se celebra el 250 aniversario de su nacimiento. El concierto, cuyas entradas parten de los diez euros -todas como donativo- también se podrá ver por streaming a través de la web del coliseo.

La opción de Beethoven para el concierto de este año, que estuvo en albis ya que fue postergado el pasado 21 de junio a causa del Covid-19, no solo tiene que ver con el aniversario. Según ha destacado Heras-Casado en la rueda de prensa celebrada esta mañana, el compositor alemán fue uno de los grandes revolucionarios de la música y “hacía música protesta, inconformista. La llevó al extremo porque él iba en contra del orden establecido. Y, por eso, este año el concierto es más importante que nunca”.

El concierto, cuyas entradas parten de los diez euros -todas como donativo- también se podrá ver por streaming a través de la web del coliseo

En este sentido, el director de orquesta ha añadido que, ante todo lo que está ocurriendo, “Beethoven tendría ahora un cabreo tremebundo. No dedicaría sus sinfonías a nadie”, aludiendo al tachón del nombre de Napoleón, a quien había dedicado la tercera sinfonía, cuando se enteró de que este se había proclamado emperador por su propia obra y gracia. “Su cabreo sería tal que él hoy tacharía a todos”, ha apuntado el director, que ha pedido al mismo tiempo que “se llenen los teatros porque en estos tiempos de incertidumbre lo necesitamos todos”.

Un mensaje positivo

La opción de la Obertura Coriolano y la 7ª Sinfonía tampoco es baladí. Por un lado, la séptima fue la primera obra que Heras-Casado dirigió en un concierto hace veinte años. “Ya he dirigido todas, solo me falta la cuarta”, ha afirmado. En segundo lugar, porque su estreno fue el 8 de diciembre de 1813 en Viena en un concierto benéfico para los soldados heridos en la batalla de Hanau. Y en tercer lugar, porque la obertura Coriolano habla del destino trágico mientras que la séptima fue definida por Richard Wagner como “la apoteosis de la danza”, por lo que para el director “lanza un mensaje lleno de positivismo y energía para la sociedad”.

Pablo Heras-Casado
Pablo Heras-Casado

El director, que trabaja desde hace tiempo con la Orquesta Barroca de Friburgo, ha grabado recientemente un especial dedicado a Beethoven con el que ha pretendido “dejar a Beethoven ser Beethoven”. En él se incluyen cinco grabaciones, desde la integral de los conciertos para piano, el triple concierto, y la novena sinfonía, con la que además cerrará el año en Tokio. “Beethoven es siempre una experiencia única porque es uno de esos compositores que intentaba sacudirnos. Y es el primer compositor moderno por actitud, por no querer trabajar para nadie”, ha argumentado Heras-Casado.

Fila cero

En esta ocasión no habrá presente niños en los coros, ya que debido a la pandemia y el confinamiento, no se pudieron llevar a cabo las clases de preparación de este evento en los colegios, como habitualmente ha sucedido otros años. Sin embargo, Heras-Casado ha defendido que se sigan reforzando las clases de música en los centros escolares. “Cuando yo estaba en EGB era penosa la educación de música. Ni siquiera los profesores estaban cualificados para ello. La daba cualquiera. El problema ahora es que el plan es que no hay plan y como todas las humanidades, la música también se ha ido reduciendo en los planes de estudio”, se ha lamentado.

Una opción es acudir a este concierto disfrutar de Beethoven y, además, mandar una ayuda a 11.000 niños que se encuentran en riesgo de exclusión social. Si no se puede también hay una fila cero. Porque como dicen desde la ONG, “este año la brecha es más grande que nunca”.

Cultura
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios

Lo más leído