250 ANIVERSARIO

Vuelve la teoría de que Beethoven fue negro: "Es un sinsentido absoluto"

Es una polémica que existe desde hace más de cien años aunque no haya ninguna evidencia. Carne de cañón para tiempos de controversia en las redes

Foto: Beethoven
Beethoven
Autor
Tiempo de lectura6 min

Era moreno, de ojos negros y pelo rizado. Además, estaban los orígenes de su familia, procedentes de Flandes, y de los que se decía que podrían haber tenido antepasados españoles. Y luego su apellido, en el que habían cambiado el ‘van’ por el alemán ‘von (el ‘de’). Así, entre tanto rubio y de ojos claros de Bonn, hay textos que señalan que el apodo no se hizo esperar: el adolescente Ludwig Von Beethoven fue “el español” en su época. Lo que el compositor no se imaginaría es que siglos después hubo quien incluso sentenciara que fue ‘negro’. Es más, que en el 250 aniversario de su nacimiento este mantra regresara con fuerza durante el reciente movimiento ‘Black Lives Matter’ en el ámbito anglosajón, tal y como ocurrió hace unas semanas con una fuerte turbulencia en las redes sociales.

“Es un sinsentido absoluto”, reconoce de forma tajante el ensayista y musicólogo Ramón Andrés a El Confidencial. “Sí, era moreno y de rasgos poco centroeuropeos y se dijo que si era de ascendencia española. De hecho, se parece un poco a Goya con el pelo despeinado. Pero no hay nada comprobado. Y sería muy sorprendente. Su familia era completamente nórdica y centroeuropea”, añade. También su música se ha dicho que tenía tintes africanos. “No, no. Su procedencia musical es muy clara y está en Haydn y Mozart”, contesta Andrés un poco entre risas. Como se sabe, Haydn y Mozart también tenían una fuerte raíz africana.

Sí, era moreno y de rasgos poco centroeuropeos y se dijo que si era de ascendencia española. Pero no hay nada comprobado

Mantra desde hace cien años

Pero aunque el mantra suene gracioso, lo cierto es que no es de antes de ayer. La bola de nieve la inició el compositor Samuel Coleridge-Taylor en 1907, ochenta años después de la muerte del creador de la Novena Sinfonía. Era mulato y poco después de llegar de EEUU, donde se había sentido discriminado -con razón, ya que era un país bastante segregador- dijo que el alemán tenía unos rasgos parecidos a los suyos por lo que hubiera tenido difícil dar conciertos en el país americano, siquiera ser admitido en un hotel. Coleridge-Taylor parece que proyectó algunas de las malas sensaciones que había tenido en su viaje.

Samuel Coleridge-Taylor
Samuel Coleridge-Taylor


Pero la historia corrió por la prensa -en el ámbito anglosajón- y surgieron múltiples teorías, entre ellas, que la madre de Beethoven hubiera podido tener una aventura con un hombre negro. Eso lo hubiera explicado todo. También los rizos del compositor. En los años treinta varios periodistas afroamericanos llevaron el debate a los periódicos donde se mantuvo un tiempo hasta que se apagó y solo se habló del compositor en términos musicales.

El mantra iba a tener una segunda vida en los años sesenta con el movimiento por los derechos civiles en EEUU. Fueron activistas como Malcolm X y Stokely Carmichael -miembro de los Panteras Negras- los que comenzaron a señalar que Beethoven había sido negro. El asunto formaba parte de una discusión más grande en torno a la supuesta superioridad de la cultura blanca europea frente a la negra. Con esto trataban, no tanto de probarlo científicamente, como de reinvindicar a los músicos negros;de ahí que tomaran relevancia en el movimiento cantantes de jazz como Duke Ellington o Count Basie, que adquirieron apodos de la realeza. Había una corriente que insistía además en que toda la música tenía una procedencia africana. La categorización mainstream de esta tendencia llegó cuando en 1969 la revista 'Rolling Stones' publicó una portada que decía “Beethoven era negro y estaba orgulloso de serlo”.

El mantra iba a tener una segunda vida en los años sesenta con el movimiento por los derechos civiles en EEUU con activistas como Malcolm X

Lives Black Matter

La tercera vida del mantra llegó este 2020 de la mano del mejor instrumento para revitalizar este tipo de teorías. Twitter, obviamente. Hacia mediados de junio, cuando el Black Lives Matter estaba en su ebullición y se producía el derribo de estatuas, se puso en marcha el hasthag #beethovenwasblack, que aunque también tiene una gran cuota de cachondeo, dio lugar a un debate. Sí, había dos bandos en esto, como en todas las guerras culturales.

El asunto ha llegado hasta estos días teniendo un reflejo en la prensa anglosajona -y en mucha menos medida en la alemana, donde no se ha discutido nunca la racialización del músico. Aun así, sí ha habido artículos en los que se ha recordado el poema del austriaco Alfred Brendel ‘Cuando Mozart fue asesinado’, que decía:

“En este punto,

Debería ser mencionado

Que había un secreto en la vida de Beethoven

Celosamente guardado

Beethoven era negro

Y Mozart lo había descubierto

Despuñes de una de las improvisaciones de Beethoven

Mozart susurró a Süssmayr

‘No está mal para un negro’”

Es decir, el mantra nunca había dejado de tener vida propia.

La mayoría de los artículos publicados sobre la racialización o no del alemán sirvió para listar compositores de música clásica de la época de Beethoven que sí fueron de raza negra como George Bridgetower, Chevalier de Saint-Georges o Francis Johnson, hoy menos conocidos que el autor de las diez sinfonías más populares de la Historia. Es decir, lo mismo que ha ocurrido siempre cuando se ha soltado la afirmación del origen africano del compositor.

George Bridgetower
George Bridgetower

Lo cierto es que Beethoven, pese a los apodos que tuvo por su piel más oscura, disfrutó de una gran relevancia y popularidad (no siempre de dinero). Desde que se marchó a Viena a los 21 años empezó a tocar en salones, tuvo romances con condesas y duquesas, y fue la gran estrella del Congreso de Viena, la mega cumbre que definió Europa después de los destrozos de Napoleón en 1815. El compositor y pianista tocó en varios conciertos.

No existió entonces quien dijera que podría tener ascendencia africana por el hecho de que su familia hubiera podido tener origen morisco español. Tampoco que su música pudiera provenir de un tambor africano por esos golpes fuertes y suaves que tienen sus composiciones. “Mozart escribió Rondo alla Turca , pero eso no significa que tuviera sangre turca”, dijo estos días un musicólogo alemán preguntado por la polémica.

Tratar de demostrar una relación entre la Sonata Waldstein y el reggae es un puro disparate, nada más


Ya en 2013 Nicholas Rinehart señalaba en su trabajo ‘Black Beethoven and the Racial Politics of Music History’ para la Universidad de Harvard, que "el mito de la etnia oculta de Beethoven persiste en la cultura contemporánea desde hace décadas. Tratar de demostrar una relación entre la Sonata Waldstein y el reggae es un puro disparate, nada más”.

Para Ramón Andrés esta controversia cae de lleno en el terreno fake: “También se ha dicho que Velázquez había sido una mujer e incluso hay una tesis doctoral sobre el tema. Son cosas que dice la gente porque se aburre”. Y Twitter se lo cree.

Cultura
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
6 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios

Lo más leído