ENCONTRADO EN EL HERODION

Descubren el anillo que usó Poncio Pilato, el responsable de la crucifixión de Jesús

Encontado hace medio siglo, no ha sido hasta ahora cuando gracias a las nuevas tecnologías han conseguido descifrar a quien pertenecía esta pequeña joya

Foto: La fortaleza del Herodion, diseñada por Herodes, donde se encontró el anillo. (CC)
La fortaleza del Herodion, diseñada por Herodes, donde se encontró el anillo. (CC)

Hace medio siglo, un grupo de científicos israelíes liderado por el profesor Gideon Forster de la Universidad Hebrea decidieron llevar a cabo un trabajo de campo en el Herodion, la fortaleza que se encuentra a escasa distancia de Belén y que fue construida por Herodes. En aquella investigación, se llevaron a cabo miles de descubrimientos arqueológicos, entre ellos un pequeño anillo que parecía carecer de valor. Hoy, se ha descubierto que perteneció a Poncio Pilato.

Cinco décadas después de aquel hallazgo, que ya parecía estar en el olvido, se ha decidido practicar una serie de análisis con técnicas de vanguardia en busca de algún detalle que permitiera saber algo más de ese trozo de metal. Y la sorpresa ha sido mayúscula cuando se ha conseguido revelar una inscripción que confirma que aquella joya perteneció a Poncio Pilato, el gobernador romano de Jerusalén que fue el encargado de ordenar la crucifixión de Jesús según la tradición cristiana.

Durante aquella campaña de investigación realizada en 1968, la importancia del anillo radicaba en la antigüedad del mismo, pero las tecnologías actuales han determinado que va mucho más allá: gracias a unas novedosas técnicas de cuidado y reparación del metal, además del uso de una cámara especial, los expertos han conseguido determinar que el dueño de esa joya fue un personaje histórico como Poncio Pilato, quien utilizó el Herodion como sede administrativa del gobierno central.

Ambas tecnologías han permitido revelar una inscripción en la que se lee 'Pilatus', un nombre inusual para la época, junto al diseño de una vasija de vino. Por si fuera poco, se descubrió que el estampado con el que cuenta el anillo es un sello distintivo de la caballería romana, precisamente al cuerpo al que perteneció el gobernador romano. El anillo es una pieza simple, hecha en aleación de cobre, y las pruebas a las que ha sido sometido confirman que esta datado entre el siglo I a.C. y el siglo I d.C.

Un nombre poco común

"Pilato no es un nombre común en esa época. De hecho, no sé de ningún otro Pilato y el anillo muestra que era una persona de riqueza", afirma Danny Schwartz, del Columbian Colege of Arts ans Science. "Se puede ver que tenía un vínculo natural con el Herodion. Incluso para Herodes era algo más que un sitio de tumbas con un palacio. También era un sitio importante de gobierno. Se puede ver la inusual importancia que tuvo este sitio", asegura en 'Haaretz'.

No en vano, el Herodion fue una gran fortaleza que construyó el rey Herodes el Grande entre los años 23 y 20 a.C., con el objetivo de convertirse en un grupo de dependencias y edificios de índole administrativa. Aunque tras la muerte del propio Herodes se decidió comenzar a utilizarlo también como lugar de enterramiento de grandes personalidades, por lo que tampoco se descarta que el cuerpo del propio Pilato se encuentre en algo de sus tumbas.

Lo que sí es seguro es que Pilato utilizó el Herodion como sede administrativa, por lo que fue un lugar habitual para el gobernador romano. Ahora, dos mil años después de aquel tiempo y cincuenta más tarde de que tuviera lugar el descubrimiento, los expertos han conseguido saber a quién perteneció: a Poncio Pilato, el personaje al que los evangelios canónicos presentan como responsable ejecutivo de la crucifixión de Jesús de Nazaret.

Cultura

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios