10 de noviembre

Día de las Librerías: librerías históricas, librerías con historias

El 10 de noviembre se celebra el Día de las Librerías, una iniciativa de la Confederación Española de Gremios y Asociaciones de Libreros (CEGAL)

Foto: La librería Shakespeare and Company de París es una de las más clásicas (EFE)
La librería Shakespeare and Company de París es una de las más clásicas (EFE)

A iniciativa de la Confederación Española de Gremios y Asociaciones de Libreros (CEGAL), cada 10 de noviembre se celebra el Día de las Librerías, una jornada dedicada a un sector que, lamentablemente, ha sufrido las crisis a lo largo de la historia mucho más que otros sectores. En los últimos años, hemos visto cómo han ido echando el cierre muchas librerías históricas, si bien también hemos visto nacer muchas otras nuevas, con conceptos renovados, con sistemas híbridos y espacios que nacen para hacer sobrevivir al libro. Tanto es así que este mismo año se ha celebrado la primera edición de la Feria de Editoriales y Librerías de Madrid, en la que han participado cerca de 60 librerías y más de un centenar de editoriales.

Este es un sector que nunca ha perdido la esperanza, que ha hecho frente a la adversidad a lo largo de la historia y muchas veces, el contexto histórico, social y económico ha acabado colándose entre las estanterías de estos establecimientos, de los que más encanto tienen, para acabar formando parte de ellos mismos. Muchas librerías, al final, no solo recogen historias entre las páginas de los libros que muestran, sino que ellas mismas pasan a formar parte de la historia. Y estas son algunas de ellas.

Dussmann das KulturKafhaus, hogar de Gil y Carrasco

León vio nacer en 1815 a Enrique Gil y Carrasco pero fue Berlín, la capital alemana, quien vio como el autor de 'El señor de Bembibre' se marchitaba, aquejado por la tuberculosis, 31 años después. Gil y Carrasco falleció en una vivienda de la céntrica Dorotheenstrasse, en el número 41, en un edificio neoclásico de tres plantas, en la que vivió desde 1844.

Librería Dussman das KulturKaufhaus, en Berlín (Google Maps)
Librería Dussman das KulturKaufhaus, en Berlín (Google Maps)

La planta baja del edificio donde falleció Gil y Carrasco alberga actualmente una librería, en cuya fachada se puede ver una placa en homenaje a quien fue poeta, diplomático y figura esencial del romanticismo español. La librería está integrada en un gran almacén que ocupa gran parte de la calle comercial Friedrichstrasse, perpendicular a la de la que fue la vivienda del escritor.

Siria y su librería antes, durante y después de la guerra

Jabra es un superviviente, y también lo es su librería. Afincados en la Ciudad Vieja de la ciudad siria de Alepo, los ojos de Jabra y las paredes de su pequeño establecimiento han visto uno de los peores conflictos de los últimos años. La Guerra de Siria dejó lo que había sido una hermosa ciudad ancestral reducida a escombros. Los combates por el control de Alepo finalizaron en diciembre de 2016, cuando las fuerzas leales al régimen de Bashar al Assad expulsaron a los rebeldes insurgentes de la zona.

Libreria de Jabra en Alepo (Siria) | Foto cedida por Gabriel Garroum Pla
Libreria de Jabra en Alepo (Siria) | Foto cedida por Gabriel Garroum Pla

La librería de Jabra está a la entrada de un barrio de la Ciudad Vieja. Gabriel Garroum Pla, analista político de Oriente Próximo, nacido en Barcelona pero de padre sirio, cuenta a El Confidencial cómo este barrio fue duramente castigado durante la guerra. El padre de Gabriel —continúa su relato— le compraba libros al padre de Jabra cuando era pequeño, cuando ya tenía la librería abierta. "El entorno, no obstante, es totalmente diferente".

Entorno de la librería de Jabra en Alepo (Siria) | Foto cedida por Gabriel Garroum Pla
Entorno de la librería de Jabra en Alepo (Siria) | Foto cedida por Gabriel Garroum Pla

"Alrededor de un 70% del barrio quedó destruido", señala. El hijo de Jabra era médico, "recién licenciado antes de empezar la guerra, pero murió en combate". "Por eso se quedó durante todos estos años en la librería, durmiendo allí y manteniéndola abierta, porque ya le daba igual que le pasase con su vida".

Librería Berkana, revolución LGTB en Madrid

Si hablamos de revolución cultural LGTB en Madrid es imprescindible mencionar la librería Berkana. Ubicada en el barrio madrileño de Chueca, ha tenido que mudarse en dos ocasiones —ha pasado por la calle de la Palma y por la propia Plaza de Chueca— para sobrevivir. Su creadora, Mili Hernández, se inspiró en la Oscar Wild Bookshop de Nueva York y en la Gay's the World de Londres, ambas destinados al lector de la comunidad LGTB. "Los libreros son una banda de homófobos", decía en una entrevista con SentidoG.com en 2011.

Al regresar a Madrid, después de haber pasado años en el extranjero, Mili Hernández ya había saboreado la deconstrucción de la "cultura heterosexista" en la que había sido educada y llegó a una España que aún estaba "en blanco y negro". Así, y fruto de la inconsciencia, montó Berkana en 1993. Berkana es más que una librería: es un punto de información a la comunidad y también espacio de apoyo. Y a pesar de ello, casi 25 años después de su creación, la librería ha tenido que recurrir a un 'crowdfunding' para sobrevivir: #SalvemosBerkana.

La histórica Shakespeare & Company

En prácticamente cualquier lista de librerías aparece este pequeño y encantador establecimiento parisino dedicado, principalmente, a la literatura anglosajona. Shakespeare & Company es una de las librerías más clásicas, también de las más bonitas y, cómo no, de las más históricas. Abierta en 1951 por un estadounidense (George Whitman), la librería se ubicó en un edificio del siglo XVII que en el pasado había servido como monasterio, La Maison du Mostier. La librería comenzó llamándose 'Le Mistral', pero en 1964, en el cuarto centenario del nacimiento de William Shakespeare, le puso el actual nombre en homenaje a la librera Sylvia Beach, a quien admiraba, y quien había fundado la original Shakespeare & Company en 1919.

La librería Shakespeare and Company de París (EFE)
La librería Shakespeare and Company de París (EFE)

La librería fue entonces lugar de reunión de los grandes escritores expatriados de la época —James Joyce, Ernest Hemingway, Francis Scott Fitzgerald—. Su propietario falleció en diciembre de 2011 a dos días de cumplir los 98 años en su propia vivienda, detrás de la famosa librería. El cuerpo del 'Don Quijote del Barrio Latino', como se conoció a este gran prefonero empecinado de la generación 'beat' gracias a su espíritu libre y utópico, descansa en el cementerio de Père-Lachaise.

La librería Lello, precursora de Hogwarts

Otra de las que también ha sido calificada como una de las más bellas es la librería portuguesa Lello, en la ciudad de Oporto. Tiene más de 110 años (los cumplió en 2016) y en su currículum, además de su excepcional arquitectura, aparece su "participación" en la archifamosa saga de Harry Potter. J.K. Rowling, escritora de las aventuras del pequeño mago y sus amigos, residió en la ciudad de Porto en la década de los noventa, ejerciendo como profesora de Inglés.

Librería Lello, en Oporto | Foto: Guillén Pérez
Librería Lello, en Oporto | Foto: Guillén Pérez

Se cuenta que el interior del castillo de Hogwarts, donde Harry y sus compañeros estudian magia, está inspirado en esta inmensa librería, abierta por los hermanos José y António Lello en 1906. El edificio neogótico cuenta con una espectacular vidriera en el techo que ilumina la tienda, además de un millón de detalles 'art déco' en las paredes del establecimiento, que es hogar, además, de multitud de libros antiguos de ediciones de coleccionistas raras, resguardados tras una puerta de cristal.

Casa Tomada, de relato a librería

Casa Tomada abrió sus puertas en Sevilla en 2013. Nació como escuela de formación cultural especializada en talleres de literatura y en 2014, se transformó en escuela-librería. Una licenciada en Comunicación y una arquitecta decidieron fundar esta escuela-librería que, gracias a las redes sociales, dio un pequeño salto a la fama hace unos años. María José Barrios, una de las dos fundadoras, escribió un microrrelato y su compañera, Marta González, la escribió a mano y la colgó en la puerta. María José había dicho siempre que quería abrir una librería para colgar, precisamente, este cartel:

Y así lo hizo y se volvió viral. El mejor cartel de 'Regreso en cinco minutos' de la historia, sin duda. Desde la librería, donde insisten en que su objetivo es no tener que cerrar nunca las puertas, adoran la repercusión que ha tenido el microrrelato de María José, aunque de vez en cuando añoran que no se cite su nombre, ni el de la autora ni el de la librería. Aunque su intención, dicen, solo era "provocar la sonrisa de los clientes".

Cultura

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios