star wars force friday

Maquillaje, drones y disfraces para perros: el otro imperio Star Wars

Este 1 de septiembre se celebra la segunda edición de Star Wars Force Friday, un día en el que se dispara la venta de productos relacionados con la saga de George Lucas

Foto: Un disfraz canino de Darth Vader
Un disfraz canino de Darth Vader

1 de septiembre. Adiós a la 'agostez', hola al olor del plástico para forrar libros, a la luz blanquecina de oficina, a la melancolía postvacacional. 1 de septiembre. Un día deprimente para todos. ¿Para todos? ¡No! Este 1 de septiembre ha sido el día elegido para celebrar —al menos queda algo que celebrar— la segunda edición del Star Wars Force Friday, una fecha en la que, de cara al estreno del próximo episodio de Star Wars, 'Los últimos Jedi', el próximo 15 de diciembre, Disney aprovecha para desvelar nuevos detalles de la película y lanzar al mercado todo tipo de memorabilia relacionada con la película.

Más allá de su relevancia cinematográfica, 'Star Wars' ha trascendido los márgenes del séptimo arte y se ha convertido en sí mismo en una multinacional multidisciplinar, una fábrica de iconografía fanática transgeneracional: en 2015, tras el estreno de 'Star Wars VII: el despertar de la fuerza', Disney alcanzaba "los máximos beneficios trimestrales de la historia de la compañía", según anunciaba Robert Iger, CEO de la compañía, gracias a la recaudación de taquilla —que fue de 1.745 millones de euros en todo el mundo—, pero también a la venta de licencias para sacar al mercado juegos y productos basados en la saga creada por George Lucas, que se incrementaron un 23%. Ese año se vendieron 1.450.000 'discos' de las seis principales entregas de la saga sólo en Estados Unidos. J.P. Morgan estimó entonces que las ventas de 'merchandising' de Disney crecerían un 200% gracias a los productos con el sello Lucas, lo que podría suponer unos ingresos de 420 millones de dólares extra, según Forbes.

Según un artículo de Variety, con la venta de estas licencias, Disney se embolsó gran parte de sus beneficios gracias al empujón del primer Star Wars Force Friday —que tuvo lugar el 4 de septiembre de 2015— y que se convirtió en un acontecimiento global con una maratón de 18 horas de youtubers abriendo cajas de juguetes de Star Wars online y de compras compulsivas de ropa de Star Wars, muñecos de Star Wars y accesorios de moda de Star Wars. Entre septiembre y noviembre de 2015, hubo 15 millones de visitas a páginas de venta de productos de Star Wars. Hay desde máscara de pestañas 'The Dark Side' hasta drones de última tecnología que permiten hacer carreras entre Speeder Bikes, X-Wing Starfighters y Tie Advanceds. El imperio Star Wars se extiende más que el Imperio Galáctico de Palpatine.

Carreras de drones

El pasado mes de julio la empresa especializada en fabricación de drones Propel presentaba en Bruselas su propia colección inspirada en la saga de George Lucas. Tres modelos: un caza Tie Advanced X1, una moto deslizadora conducida por un Scout Trooper —ambos pertenecientes al bando de las Fuerzas Imperiales— y un caza estelar X-Wing de la Alianza Rebelde que, además de alcanzar velocidades en vuelo de hasta 50 kilómetros por hora, están equipados con un láser de infrarrojos con el que se pueden disparar unas naves a otras para montar combates aéreos.

Un dron con forma de Speeder Bike. (Propel)
Un dron con forma de Speeder Bike. (Propel)

Estos drones están, además, pintados a mano y tienen efectos de sonido y luces led para hacer los combates más realistas: después de tres disparos recibidos la nave aterriza suavemente en el suelo como señal de que se ha sido abatido. Además, para ensayar también hay un simulador virtual que permite coger horas de vuelo y experiencia para no estamparse a la primera de cambio. El sueño de Propel sería, en palabras de su propio CEO, ver cómo se montan competiciones entre pilotos de drones de Star Wars —en plan 'Quadrophenia' pero con drones—.

Figuras de acción

En 2015, la venta de muñecos de Star Wars generó unos ingresos de más de 700 millones de dólares —588 millones de euros— sólo en Estados Unidos. Desde el sable láser de Kylo Ren, hasta las figuras electrónicas del droide BB-8 o la maqueta del Halcón Milenario —este último un clásico de la mercadotecnia salida del sello Lucasfilms—. Entre las marcas que más licencias han conseguido para fabricar material de 'La guerra de las galaxias' están Mattel, Hasbro o Lego: el año pasado, los productos de Lego Star Wars se convirtieron en 2015 en la gran estrella del Black Friday —el día favorito del consumismo extremo—.

Las figuras de BB-8 y Rey. (Hasbro)
Las figuras de BB-8 y Rey. (Hasbro)

Y Hasbro ya se ha asegurado la licencia de comercialización de merchandising de Star Wars hasta 2020. Junto a EA, la empresa de videojuegos, Hasbro es la compañía que más beneficios genera con la venta de productos relacionados con el universo Star Wars. Precisamente, tras el estreno de 'El despertar de la fuerza', saltó a la opinión pública la polémica sobre la decisión que había tomado Hasbro de no incluir entre algunas de sus colecciones de juguetes la figura de Rey, precisamente la protagonista de la película. Los usuarios de internet pusieron en marcha el hashtag #WheresRey (¿Dónde está Rey?) junto a fotografías tomadas en distintas jugueterías en las que no se veía ni rastro de este personaje femenino. Tampoco dentro del Monopoly de Star Wars que lanzó Hasbro, una ausencia que la compañía juguetera justificó como una medida para "para evitar revelar la clave argumental que toma sobre Kylo Ren y que la hace unirse a la Alianza Rebelde". Ahora sí que es posible encontrar en las jugueterías distintos modelos de figuras de Rey. Faltaría más.

Tostada y cafelito imperial

La locura mitómana de 'La guerra de las galaxias' ha llegado a terrenos tan insospechados como la cocina. Consultando el buscador de Amazon uno se puede encontrar menaje de cocina con el sello Star Wars de lo más variopinto: desde un set de desayuno con la forma del busto de Yoda, Darth Vader o de un Storm Trooper que se transforma en un bol, un plato y un vaso, hasta una tostadora con la forma del casco de Darth Vader de la que, en vez de planes malignos sobre cómo acabar con la Alianza Rebelde, salen tostadas con el sello de Star Wars impreso por las dos caras.

La cabeza de Darth Vader está que arde.
La cabeza de Darth Vader está que arde.

También hay máquinas de hacer palomitas, abridores de botella, moldes de cocina, salero, pimentero, temporizador para cortar pizza y delantales galácticos.

Cosmética

La marca de cosméticos CoverGirl llegó en 2015 a un acuerdo de colaboración para comercializar una línea de maquillaje inspirada en el Episodio VII de la franquicia. Una paleta de colores metálicos basada en el personaje de C3PO o los colores más oscuros relacionados con los soldados imperiales han sido algunas de las propuestas de marketing son algunos de los seis estilos creados por la marca, que cuentan con pintalabios, máscaras de pestaña y pintauñas.

Imagen promocional del maquillaje de Star Wars. (CoverGirl)
Imagen promocional del maquillaje de Star Wars. (CoverGirl)

Ropa y disfraces... para perros

Dentro del negocio de la venta de licencias en la industria del entretenimiento, el mayor volumen de los ingresos procede de la venta de ropa. Marcas como Primark tienen en su catálogo leggins, sudaderas, camisetas, pijamas e incluso mochilas con el estampado de cualquiera de los personajes. Según la Asociación Internacional de Comerciantes de la Industria de Licencias de Merchandising, "el nivel de actividad" alrededor del lanzamiento de 'El despertar de la fuerza', "nunca se ha visto ni en la historia de Star Wars ni en la de ninguna otra franquicia".

Un disfraz canino de Leia
Un disfraz canino de Leia

Entre los productos más curiosos que se pueden encontrar en la red son, por ejemplo, disfraces para perros en diferentes versiones: Yoda, Leia o Darth Vader. Cuando Disney compró Lucasfilms en 2012 tuvo que hacer un desembolso de 4.000 millones de dólares —unos 3.300 millones de euros—; sin embargo, ya en 2013, Disney consiguió un acuerdo por el que Hasbro pagó 225 millones de dólares —189 millones de euros— sólo por los permisos para fabricar productos de 'La guerra de las galaxias'. A la casa del ratón parece que le ha salido una jugada redonda.

Cultura
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios

Lo más leído