la crisis de la industria

¡Todos a la calle! La 'vendetta' del Gobierno acaba con la paciencia del cine español

Llamada a la movilización tras la confirmación del 'ivazo' permanente al cine

Foto: El ministro de Educación, Cultura y Deporte y portavoz del Gobierno, Íñigo Méndez de Vigo (EFE)
El ministro de Educación, Cultura y Deporte y portavoz del Gobierno, Íñigo Méndez de Vigo (EFE)
Autor
Tags
Tiempo de lectura4 min

¡Vendetta! Hace casi cinco años el Gobierno -con su actual Presidente al frente- castigó a los ciudadanos gravando la cultura con un impuesto que triplicaba la media del que regía en Europa. Sin razones ni explicaciones de ningún tipo, lo cual hizo lícito pensar que se vengaban de quienes en uso de su libertad discrepaban de sus actuaciones. "Lo arreglaremos cuando la recuperación económica lo permita". Eso han hecho este viernes pasado, pues han reducido el IVA cultural. En todas sus manifestaciones. En todas, menos en el cine.

Lo del cine en España es de un abandono que clama al cielo por más que el Gobierno y demás políticos se vistan de esmoquin la noche de los Goya y se disfracen de don Tancredo el resto del año. De poco (léase de nada) ha servido que distinguidos productores, ilustres directores y actores de postín hayan pulido sus mejores modales para comportarse como esos buenos chicos que en realidad no son, porque, parafraseando la fábula del escorpión y la rana, “no está en su naturaleza”.

Al que levanta la voz para decir que el cine es cultura, valga la redundancia, le dicen que punto en boca. ¿Quiénes? Pues todos lo que presiden algo; todos lo que viven en el candelabro; todos los que están en la pomada. Al que levanta la voz le dicen, pues, que lo que toca es ser más moderado que Narváez y más paciente que Job. Y así nos va.

El Gobierno saca pecho

Con los éxitos sacados de las factorías de Mediaset y de Atresmedia , campaña va, campaña viene, al respetable se le hace creer que lo del cine español es la bomba; que da dinero, que pita. 'Osea', como diría Paco Umbral. La cosa es que con cuatro nombres de pila (medio gastada) y ocho apellidos vascos, el Gobierno saca pecho y Montoro, rejón del IVA al 21%, recordándonos su desprecio.

Así que, igual que volamos en aviones a pedales (“low cost”, dicen los muy cursis), hacemos películas como si fueran los cupones de los ciegos de antes, a cien pesetas la tira, oiga.

Y mientras el talento se nos va quedando por el camino, ahí estamos de festejo en festejo

Entonces rebobinamos hasta recordar a aquellos cineastas de antaño que destacaron a finales de los años 90 y a aquellos que sacaron la cabeza a primeros de este milenio. Todo para ponerse hoy en la cola del paro o refugiarse en pequeñas producciones de televisión. Para quien quiera una pista, la que hogaño reparte las migajas es Movistar, que se pule en cien horas de producción lo que siguen cobrando algunos de sus distinguidos directivos 'telefónicos'.

"¡Dichosa edad y siglos dichosos aquellos a quien los antiguos pusieron el nombre de dorados!" dijo nuestro señor don Quijote para recordarnos la clase media del cine español hoy. Para evocar a los Imanol Uribe y Pedro Olea, a los Fernando León y Enrique Urbizu; a ese centenar de cineastas serios y honrados que trabajan con pundonor fieles a una industria cinematográfica ahora reconvertida en televisión y entregada a quienes en ella mandan.

La hora de la movilización

Y mientras el talento se nos va quedando por el camino, ahí estamos de festejo en festejo, compartiendo copa y corrillo con algunos de esos políticos que se pegan al famoso para sacarse hoy la foto que mañana buscarán en el baúl de los recuerdos.

Tal y como está el patio, los Furtivos llamamos a la movilización. Y nada de complacencia con los partidos políticos, siempre en plan “que sí, que sí”, “que no, que no”, hartos nos tienen de tanta Parrala. Los de izquierdas, ora poniéndose de perfil, ora mirando al tendido. Y en el Gobierno, el ministro de Cultura, muleta y estoque en mano pero sin poner a trabajar a la cuadrilla, empezando por su mozo de espadas, ese director general del ICAA, faena de aliño que no le da ni para saludo al tercio. Y así no hay lidia que valga, 'osea'.

El ministro ha celebrado la rebaja del IVA para la Fiesta nacional, pero del cine ni mu

Viene el lenguaje taurino a cuento porque ha sido precisamente el ministro del ramo quien ha celebrado la rebaja del IVA para la Fiesta nacional, pero como decíamos, del cine ni mu. Patada a los cineastas en el trasero de los paganos, de los ciudadanos que van al cine.

Bajemos pues a la arena. Que los líderes de patronal y sindicatos salgan a torear y nos representen como su dios mande. Que la Academia se quite la pajarita y bregue de una vez porque ni la industria ni sus trabajadores están para más cornadas.

El cine, al igual que la poesía, es un arma cargada de futuro (así decía Gabriel Celaya), así que, como reza el verso, ¡a la calle, que ya es hora! Acampemos pues en la Plaza del Rey, frente al ministerio de Cultura, ya que dentro de sus muros hay de todo menos cultura, allí donde se levanta la estatua del teniente Jacinto Ruiz, héroe del “Dos de Mayo”, que algo nos inspirará, porque el horno no está para bollos ni la Magdalena para tafetanes.

Continuará...

Cultura

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
10 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios