debate sobre el pijerío en el Pop

Willy Bárcenas (Taburete): "Nuestros fans no son pijos, no hay tantos pijos en España"

El joven grupo de pop-rock, todo un fenómeno musical, triunfa en sus directos

Foto: Guillermo Bárcenas (i) y Antón Carreño, cantante y bajista de Taburete. (EFE)
Guillermo Bárcenas (i) y Antón Carreño, cantante y bajista de Taburete. (EFE)

La tarde que quedamos para hablar con Willy Bárcenasy Antón Carreño son ‘trending topic' en la red social Twitter. La causa no es solo que estemos ante el hijo de Luis Bárcenas y el nieto de Gerardo Díaz Ferrán, que compartieron encierro en Soto del Real por graves acusaciones de estafa y blanqueo, sino que el suplemento dominical 'Papel' ha pasado dos días con ellos y ha publicado un retrato entre burlón y demoledor de su legión de seguidores. “Son unos hijos de puta”, esa es la primera frase que sale de la boca de Antón, muy enfadado con la periodista que lo firma. Por eso nos han puesto como condición no hablar de política, ni preguntarles a qué partido votan, ni por la situación judicial de sus familiares.

Aceptamos de buen grado, ya que son un fenómeno pop con entidad propia. Acaban de agotar dos días entradas en la sala Barceló de Madrid (el pasado jueves y el domingo), además de que el día cuatro de diciembre pondrán a la venta el papel para su primer Palacio de Los Deportes de Madrid, con toda la pinta de venderlo en pocos días. El debate sobre el grupo está más que caliente, hasta el punto de que Antón no puede evitar zambullirse en la pantalla de su móvil cada vez que Guillermo está dando una respuesta. Empezamos pues una conversación centrada es su último trabajo, “Doctor Charas”. 

PREGUNTA. ¿Dé dónde os viene la afición por la música?

ANTÓN CARREÑO. He cantando desde pequeño. Me recuerdo tarareando 'La flaca' de Jarabe de Palo. Además mis tíos tenían un grupo de pop-rock llamado Los Moluscos. No llegaron a nada, pero me contagiaron la afición y tocaba con ellos. Lo pasaba muy bien. 

WILLY BÁRCENAS. De verdad, parece de coña, pero yo era un niño prodigio de la ópera. No era de cantar yo, pero me apasionaba y me conocía a todos los directores de orquesta, compositores e intérpretes. Luego, de repente, todo eso desapareció, para interesarme por lo que escuchaba mi hermano mayor: Ska-P, Reincidentes, Barricada, Extremoduro, Héroes del Silencio…Y luego en inglés escuchaba Green Day, Offspring y ese tipo de música. También tuve una época en la que me dio fuerte por el hip-hop nacional: Tote King, SFDK, Falsalarma…Después de eso, me abrí a todo: Estopa, Pereza, los tres primeros discos de Melendi…De lo antiguo, me quedo con Bob Dylan y la Creedence Clearwater Revival. De voces actuales me quedo con Paolo Nutini y ahora mismo estoy oyendo a un mexicano muy guay que se llama Caloncho. 

Willy Bárcenas (Taburete): "Nuestros fans no son pijos, no hay tantos pijos en España"

P. ¿No os preocupa que títulos como 'El rey del contrabando' o 'Johnny Pistolas' puedan parecer apologías de la vida criminal? La primera es como un narcocorrido. 

W. Nuestras canciones hablan, sobre todo, de salir de fiesta. Pero, poco a poco, voy tratando otros asuntos. No te puedes pasar la vida cantando de la “joda”, por mucho que lo agradezca nuestro público. Creo que ya se va viendo una evolución. 'El rey del contrabando' habla de uno de mis mejores amigos, es una descripción de su vida, donde no hay ninguna mención a las drogas. Es puramente biográfica. 'Johnny Pistolas' me la inventé, es como una película. Se basa en la imagen de un torero saliendo a la plaza. De hecho, me gustaría que el vídeoclip fuera así, ya que veo paralelismos entre la relación de un torero y su cuadrilla con un cantante y su grupo. Por ejemplo, cómo van saludando a mujeres y niños. Salir al escenario es un poco como saltar al ruedo. No habla de un delincuente.

P. ¿Os gustan los toros?

W. Sí.

A. Sí. 

Willy Bárcenas (Taburete): "Nuestros fans no son pijos, no hay tantos pijos en España"

P: En vuestras letras hay muchas referencias a América Latina, especialmente a México, pero siempre a la parte más turística, no a los terribles problemas de desigualdad en la zona. Cuando haceéis referencia a La Habana tampoco os metéis en jardines politicos. 

A. Es verdad que hay problemas graves allí, pero lo que a nosotros nos interesa es la cultura de la música y lo bien que la viven. Nos gusta el México bonito. No todo es malo.

W. Es verdad que en México hay pobreza y más problemas que aquí para ir por la calle de noche. La mención a La Habana es muy circunstancial. En realidad, hablamos de un amigo nuestro que fuma muchos porros. “Estar azul en La Habana” se refiere a llevar un ciego gordo. Al principio, la canción se llamaba 'Darling marihuana'. En nuestras letras hay mucha metáfora. 

Lo más difícil de hacer una canción es ponerse serio. Abrirte y decir lo que sientes. Cuesta mucho. No sé por qué

P. Guillermo, ¿qué es lo más difícil de hacer una canción?

W. Ponerme serio, completamente serio. Abrirme y decir lo que siento. Me cuesta mucho. No sé por qué, siempre tengo que tirar a que no se me descifre. Me gustaría mucho hacer una canción que exprese un sentimiento directamente. Pero también me gusta lo que hago ahora. 

P. Creciste con Ska-P y Reincidentes. La mayoría de letristas que maman esos grupos acaban escribiendo letras sociales. ¿Por qué tú no?

W. Nunca me ha tirado. Yo disfrutaba Ska-P, pero estoy en contra de muchas de sus letras. Lo que me enganchaba es que la música me parece muy buena y que sus conciertos eran muy divertidos. También puedo disfrutar a Paco Ibañez, que hace música muy bonita. El problema con Ska-P es que insultan y pueden ofender. Por ejemplo, yo no soy una persona religiosa, no rezo por las noches, pero no me parece bien que se caguen en sus letras en la iglesia o en el Papa. Hay que respetar las creencias de los demás. A mí no me ofende, pero tampoco me gusta. 

Tenemos trece mil oyentes y quince millones de escuchas en Spotify solo del primer disco. No hay tanto pijo en España

P. ¿Por qué os ha molestado la entrevista de 'Papel'?

W. Es lamentable que pases dos días con una periodista metiéndola en tu casa y tratándola fenomenal y siendo como somos siempre y que luego ella nos ridiculice. Nuestros fans no son todos pijos. Tenemos trece mil oyentes y quince millones de escuchas en Spotify solo del primer disco. No hay tanto pijo en España. El otro día se quedaron tres mil personas fuera en el concierto pop-up del Palacio de los Deportes. ¿Eso no es noticia? Lo único que ha conseguido con su artículo es que la gente haya salido a defendernos en Twitter y se sienta más cercana al grupo. 

P. ¿Se ha inventado algo la periodista?

A. Sí, lo de el Comando PAM, que se supone que son las siglas de “Pijos a muerte”. Nosotros nunca hemos llamado a nadie así y tampoco tenemos noticias de que existan. No sabemos quiénes son.

W. Si haces cincuenta entrevistas en la puerta de nuestros conciertos, siempre vas a encontrar a cuatro extravagantes que te van a servir para distorsionar la percepción de quién es realmente nuestro público.

A. Hay una frase inventada, que dice que “es verdad que al principio venían por el morbo” de ser el hijo de Bárcenas y el nieto de Díaz Ferrán. Eso nunca lo hemos dicho. Y es uno de los titulares.

W. Luego pone cosas como “ninguno de los que están aquí tiene pinta de volver a casa en metro”. Como si todos nuestros fans pudieran coger siempre taxis. Eso a la gente le ha tocado los cojones.  También hemos tenido problemas con “Interviú”, que nos pusieron un titular que decía “Las jefas del PP son feas”. La pregunta era si preferíamos a Cospedal, Soraya, Rita Maestre o Inés Arrimadas. Lo hizo aposta para que escogiéramos a las otras. 

P. Tenía que haberos puesto a Andrea Levy, para que estuviera más equilibrado. 

A: La pregunta era a quién preferíamos ver en la portada de “Interviú”. Pues Soraya o Cospedal no me hacen ilusión ninguna. Si llega a poner a Andrea Levy, me lo pienso. (risas)

W. Te ponen una trampas que piensas ‘tócate los cojones’. Además no nos llaman Taburete, sino “el hijo del extesorero del PP”. Hacen lo que les sale de los huevos. 

Recuerdo una canción brutal de Hombres G que se titula 'Matar a Castro'. Es buenísima. La verdad es que molan

P. ¿Os gustaban Mecano y Hombres G?Lo pregunto por ser referentes de “lo pijo” antes de vosotros. 

A. A mí sí me gustan.

W: Yo a Mecano no los conozco tanto, pero tienen temazos. Hombres G los he empezado a descubrir ahora y encuentro canciones ocultas muy grandes. Recuerdo una brutal que se titula 'Matar a Castro'. Es buenísima. La verdad es que molan.

P: De esa canción, ¿te gusta la música y la letra? Habla de una niña cubana, “elegida por El Señor”, a la que entrenan para asesinar a una persona. 

W: Sí, me gusta la música y la letra (risas) La canción es una letra como la de Loquillo de 'La mataré”' Me parecen surrealistas, casi como de coña, por eso me gustan. 

P: Dudo que sean canciones de coña, más bien son para la Audiencia Ncional, tal y como está ahora la cosa. Pero, bueno, seguimos. Estáis enzarzados con Los Chikos del Maíz, uno de los grupos de hip-hop más a la izquierda del país. 

W: Sí, una vez pusieron en redes que nos habían puesto finos en el festival Arenal Sound. Les contestamos que era una pena no haber estado allí para verlo. Yo respondí “tienes que tener unos principios muy sólidos para cagarte en el Arenal Sound y al año siguiente ir a cantar allí”.

A: Nos contestó diciendo “tanta escuela privada y tanto piso en Sierra Nevada para no poner tildes”. Twitter está muy caliente.

W: Luego somos nosotros los clasistas, pero aquí es dónde se ve qué tiene educación y quién es una mierda. 

P: Bueno, para acabar me interesa hablar de contextos sociales. No sé si es lo mismo ser un grupo pijo en los ochenta, cuando la emergencia social no era tan evidente, que serlo ahora que hay cerca de un cincuenta por ciento de paro juvenil. ¿No os interesa hacer una letra social en tiempo de recortes y cuando la mitad de personas de vuestra edad no tiene trabajo?

W: No, nosotros hacemos canciones para deshinibirte, para divertirte y para ser feliz. Además ¿qué artistas hablan hoy de política en sus canciones?

Los Chikos del Maíz no nos caen bien, pero porque no les caemos bien. En realidad, sí les escuchamos

P: Muy pocos. Conocidos Ismael Serrano, Nacho Vegas y Los Chikos del Maíz. 

W: Es que no hay. Esos que dices y ya.

A: Los Chikos del Maíz no nos caen bien, pero porque no les caemos bien. En realidad, sí les escuchamos.

W: A mí me gusta “Un bolero en Berlín”, que sobre todo es una canción de amor. Está muy bien. También me gustan algunos ritmos y rimas. Pero en el fondo son dos tíos que viven de insultar a gente en su canciones. No me parecen aceptables versos como “la oposición en Venezuela es fascista/saquen los tanques y aplástenlos”. Imagina que alguien de derechas dijera algo así. Lo matarían, sería un nazi.

P: Los Hombres G lo hicieron con 'Matar a Castro' y creo que siguen vivos. 

W: Bueno, sí, pero me preocupa que Los Chikos de Maíz tengan fans que crean que lo que dicen es verdad. Me parece una pena. 

Cultura

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios