Antonio López: "La luz de Madrid está contaminada"
  1. Cultura
grandes pintores realistas de la capital

Antonio López: "La luz de Madrid está contaminada"

El Museo Thyssen ultima una de las exposiciones de la temporada, 'Realistas de Madrid', que reúne obra del grupo de pintores y escultores formado en torno a la figura de Antonio López

placeholder Foto: El pintor Antonio López (EFE)
El pintor Antonio López (EFE)

Uno escucha la expresión “realismo madrileño” y se le vienena la cabeza cosas como:El Jaro atracando una gasolinera para droga. Una familia comiendo cocido en julio en la Casa de Campo. Un Pacto de Estado firmado en secreto en el reservado de un restaurante de la Castellana. Un gol de contragolpe del Atleti. Un concierto de Rosendo con Los Enemigos. Un repeinado en moto escapando de una canción de Hombres G. Un contubernio de bigotudosen la cafetería Galaxia. Madrileños con acentos tan diferentes entre sí -de lo ultrapijo a lo ultramacarra- que parecen vivir no ya en ciudadesdiferentes, sino en galaxias diferentes...

Mientras todas estas performances realistas suceden a diario enMadrid, otros realistas madrileños andan enfrascados en detalles mucho más contemplativos: pintar durante años unas cebollas, un cuarto de baño desconchado o uncielo sobre unastorres de hormigón.

A ellos dedica el Museo Thyssen una de las exposiciones de la temporada, 'Realistas de Madrid', que reúne obradel grupo de pintores y escultores formado en torno a la figura deAntonio López (Madrid, 1936), amigos desde la posguerra del pasado siglo, cuando estudiaron juntos en la Academia de Bellas Artes de San Fernando, y con una mirada compartida sobre la virtud realista enel arte. La muestra, cuyos últimos cuadros se estaban colgando ayer, abrirá al público el próximo martes.

Un puñadode periodistas se encerró con cuatro de ellos -Antonio López, Julio López (Madrid, 1930)y el matrimonioIsabel Quintanilla (Madrid, 1938) /Francisco López (Madrid, 1932)- durante una hora en un despacho de la pinacoteca, bajo la severa presenciadel Barón Hans Heinrich vonThyssen-Bornemisza, que nos miraba con cara de pocos amigos desde un lienzo.

Primera conclusión de la charla: los 'lopezistas' son demasiado de andar por casa como para meterse en grandes teorizaciones sobre su condición de grupo artístico.

Antonio López: No somos un grupo, somos más bien amigos, un grupo de afectos...

Julio López: Estamos en las antípodas de lo que se entiende por grupo en arte...

Francisco López: Yo no he firmado un manifiesto en mi vida.

Antonio López: Nuestra afinidad es generacionalcomo la del 98. Hay afinidad generacional, afectiva y un lenguaje artístico común basado enla realidad.

Nuestra afinidad es generacional como la del 98. Hay afinidad generacional, afectiva y un lenguaje artístico común basado en la realidad

Segunda conclusión: meterle prisa a Antonio López es como pedirle calma a un bailarín de Loco Mía: misión imposible. En efecto, el hombre que puede demorarse treinta años en rematar un cuadro, soltó una joya ralentizadamarca de la casa:"¿Que qué significado tienen nuestras obras? Mira: Aún no sabemos muy bien lo que es Ingres, así que nosotros. Esperen, esperen...".

Correcto: dado que Ingres murió en 1867, les animamosa que vuelvan a preguntar por el significado de la obra de Antonio López dentro de 150 años (en el 2165), a ver si entonces hay más suerte...

Tercera conclusión: la M-30 va camino de matara la pintura de los cielos madrileños. Adiós a una tradición que va de Velázquez a Antonio López. Todo sea por nuestro sacrosanto derecho a ir a trabajar en nuestros vehículos contaminantes.

Antonio López: La ciudad tiene mucha importancia para todos los pintores.

Julio López: No solo el paisaje: también las viviendas de Madrid. Lo doméstico y la convivencia marcan una manera de sentir la vida... Uno de los hallazgos fundamentalesde Antonio [López] es que no pinta el cielo y la tierra, sino el cielo y el cemento. Tiene una visión única para unir el cielo y el cemento.

Isabel Quintanilla: Madrid tiene una cosa fundamental: la luz. Tiene una luz preciosa...

Antonio López: Está yamuy contaminada...

Julio López: Madrid tiene también sombras y oscuridades...

Antonio López:Yo he pintado Madrid comoalguien que viene defuera y se queda asombrado con la ciudad. Es algo grandioso, como si vieras las Pirámides.

El remate a la charla llega con un comentario mitad costumbrista mitad político sobre el realismo madrileño a esta hora de la mañana.

Antonio López: No me gusta pintar en soledad. Me gustaría que nos encargaran algo en loque podamos trabajar todosjuntos.

Periodista: De acuerdo, se lo diremos a Pedro Sánchez.

Antonio López: Que es el que manda ahora (risas).

Museo Thyssen-Bornemisza Antonio López Arte
El redactor recomienda