entrevista a los raperos valencianos

¿Le conviene a Pablo Iglesias seguir jaleando a los Chikos del Maíz?

Los Chikos del Maíz estrenan nuevo disco convertidos en el grupo favorito de la izquierda española. ¿Hasta cuando?

Foto: Los Chikos del Maíz. (Alba Gusando)
Los Chikos del Maíz. (Alba Gusando)
Autor
Tiempo de lectura13 min

Alberto Garzón. Pablo Iglesias. Iñigo Errejón. Tania Sánchez. Los nombres más pujantes de la izquierda española aportan textos al libreto de La estanquera de Saigón, segundo álbum del grupo de hip-hop valenciano Los Chikos del Maíz. Hablamos de un colectivo de rap politizado, procedente de la clase obrera, cuyas rimas hablan de contracultura, represión policial y momentos clave de la Guerra Fría tratados como metáfora pop. El título del álbum, por ejemplo, es un cruce entre películas bélicas de Vietnam y el cine "quinqui" ibérico de Eloy de la Iglesia. Su anterior disco, Pasión de talibanes (2011), les hizo destacar en la  escena del rap más combativo.

Una de las dos voces principales del grupo es Nega, que el año pasado publicó ¡Abajo el régimen! (Icaria), un libro de bolsillo donde charla extensamente con Pablo Iglesias y que ya ha alcanzado la cuarta edición. Los grandes medios y festivales cool ignoran sus rimas, pero han sabido llegar al público con un discurso crudo y directo, que exhibe orgullo de clase. Nega fue soldador durante seis años y más tarde estudió Comunicación Audiovisual. Nega y Toni el sucio, el otro rapero del grupo, analizan en esta entrevista las claves de su carrera.

P. ¿Cuáles creen que son los límites políticos del hip-hop?

Nega: Bueno, en este país se puede llegar hasta donde te deje la Audiencia Nacional (risas).

Toni el sucio: Si existiera libertad de expresión, tendríamos el límite que se marcara cada uno, supongo.

Nega: El hip-hop, como cualquier expresión cultural, no es nunca una herramienta definitiva. Los músicos no podemos convertirnos en modelos a la hora de tomar decisiones políticas. Somos gente normal, de la calle, no la vanguardia del proletariado. Si dos de cada diez oyentes del disco se plantean militar en un sindicato o en una asociación de vecinos ya estamos muy contentos. Como diría Adorno a los funcionalistas: el impacto de la cultura no se puede cuantificar. 

P. ¿Cuál es la canción que más problemas os ha acarreado en vuestra trayectoria?

Toni el sucio: Seguramente las antiguas. De las que más problemas trajo fue Spain is different. Tenía frases como: "No me emocionó el vuelo de Pedro Duque/sino el de Carrero Blanco" y otra que decía: "Ortega Lara no era ningún pacifista/solo cambió de carcelero a contorsionista". En el fondo, lo que hacíamos era humor… Las primeras maquetas tenían cosas más duras. Tampoco es que Carrero Blanco fuese la persona más demócrata de España. Ortega Lara nos escribió una carta. El terrorismo es un asunto que le encanta a la derecha, porque le han sacado mucho rédito. Hace dos días salía ETA en portada de ABC y tú te preguntas por qué aún siguen con eso.

El problema es que la derecha española ha sacado tanto partido a ETA que es un discurso que no quieren soltar

Nega: En otros países es muy distinto. La reina de Inglaterra le ha dado la mano a Martin McGuinness, un líder del Sinn Fein que había sido comandante del IRA. En los países civilizados los conflictos se resuelven negociando. El problema es que la derecha española ha sacado tanto partido a ETA que es un discurso que no quieren soltar.

P. ¿Os arrepentís de alguna canción antigua?

Nega: Diría que de las rimas machistas. Eran cosas vinculadas a mi estilo de vida de entonces: si un sábado triunfaba y una chica me la chupaba en el lavabo luego lo contaba en una letra. No me planteaba que pudiera ser ofensivo para las mujeres. Ahora todo está más meditado. No es lo mismo tener veintitantos que treinta y tantos años, tampoco es igual tener doscientos seguidores en Twitter que 74.000, como tenemos nosotros. El grupo es un altavoz muy potente. Hay miles de chicos escuchando y tenemos que pensar bien lo que decimos. Es la famosa frase de Spiderman: "A todo gran poder corresponde una gran responsabilidad".  

P. Antes de empezar la entrevista, Nega comentaba que creía que la canción ‘Putas y maricones’ no tenía precedentes en el hip-hop español por la defensa que se hace de los colectivos LGTB (lesbianas, gays , transexuales y bisexuales). ¿Es algo que os habíais impuesto?

Nega: Son asuntos que se tratan en el hip-hop de aquí, pero no desde una perspectiva feminista, sino más bien al contrario. 

Toni el sucio: Bueno, quizá lo han hecho grupos de minoritarios de raperas. Recuerdo a unas chicas de Madrid que se llamaban BKC cuyas canciones trataban estas cosas. Seguramente nuestra aportación es que somos varones blancos heterosexuales y queremos apoyar ese discurso. Sentimos la lucha como propia. Es una forma de romper un tabú. 

Nega: Tampoco venimos a liberar a nadie. Creo que la sociedad avanza y tenemos que avanzar con ella. A mí hace años nunca se me habría ocurrido hacer un tema así. 

Llevamos tiempo arrastrando la etiqueta de machistas y es algo que hemos ido corrigiendoToni el sucio: Llevamos tiempo arrastrando la etiqueta de machistas y es algo que hemos ido corrigiendo. Diría que este es el primer disco donde no tenemos ninguna frase que se pueda considerar sexista. Pero nos está costando mucho quitarnos de encima el sambenito. 

Nega: Para mí existe el feminismo de base y el feminismo de tuiter, que no nos va a quitar nunca esa etiqueta por mucho que evolucionemos. Para algunos tuiteros llamarnos machistas es una forma de autoafirmación. Pero da igual: lo importante para nosotros es que esos mensajes feministas lleguen a los chavales que nos escuchan. 

P. La izquierda está un momento muy inclusivo. Vosotros, en cambio, seguís apostando por un discurso muy duro, diciendo por ejemplo que Berlín estaba mejor con la Stasi que con Angela Merkel. ¿Os pilla esta coyuntura con el pie cambiado?

Lo que yo digo en una letra nunca lo diría en una charla o en un acto político. Esa rimas son licencias artísticas, mayores que las que se puede permitir la izquierda políticaNega: Lo que yo digo en una letra nunca lo diría en una charla o en un acto político. Esa rimas son licencias artísticas, mayores que las que se puede permitir la izquierda política. Nosotros solo somos artistas y se nos deja soltar esas frases y también emborracharnos y cantar La Internacional sin encontrar detrás a un periodista de El Mundo deseando grabarlo. 

Toni el sucio: En el anterior álbum había una  frase que decía "este disco lo financia el gobierno de Corea del Norte". Obviamente, es mentira, aunque haya gente que se lo creyera. Son recursos artísticos, que se usan con frecuencia en el tipo de hip-hop que nosotros hacemos.

Nega: Ken Loach también rodó El viento que agita la cebada (2006), donde explica cosas del IRA que lo mismo no eran las más convenientes para ese momento histórico, pero es un artista y decidió tirar por ese camino. 

P. Es inusual que un grupo de hip-hop esté tan bien relacionado con figuras políticas de mucho peso. En el libreto de vuestro disco escriben Alberto Garzón, Iñigo Errejón y Tania Sánchez. Pablo Iglesias os citó en su entrevista de Salvados. ¿Cómo empezó la conexión con ellos?

Ahora Pablo es candidato a presidente del Gobierno. Cuando le conocimos era un don nadie, sin ánimo de ofenderToni el sucio: Hace tres años eran nuestros colegas de Tele K, una emisora de Vallecas que veían cuatro gatos. Ahora Pablo es candidato a presidente del Gobierno. Cuando le conocimos era un don nadie, sin ánimo de ofender. Alberto Garzón es oyente del grupo y hemos coincido en alguna charla política. 

Nega: Nosotros conocemos a Pablo desde antes de publicar nuestro primer disco. Solo teníamos maquetas. Colaboramos en La Tuerka, su programa de televisión, empezamos todos juntos. Además somos gente de la misma generación. Ahora no sé si les convenimos mucho, pero siguen siendo amigos por su cuenta y riesgo. 

Es muy bueno que la izquierda se haya cambiado el chip de resistir por el de llegar al gobiernoToni el sucio: El ascenso que han tenido no lo esperábamos, pero creo que tampoco lo esperaban ellos. Es muy bueno que la izquierda se haya cambiado el chip de "resistir" por el de "llegar al gobierno". A ver cómo culmina este proceso. 

Nega: Incluso si gana Podemos va a ser una batalla porque las élites no van a soltar la teta así como así.  

P. En el disco también arremetéis contra los hipsters. Un amigo valenciano me contaba que los ultraderechistas de España 2000 solían ir al barrio de Ruzafa a pedir la expulsión de los extranjeros pobres. Por supuesto, nunca consiguieron su propósito, pero los migrantes acabaron marchándose a la fuerza cuando subieron los alquileres por la gentrificación del barrio, convertido ahora en zona artística y cool. 

Nega: Es asqueroso. Ruzafa era un barrio muy popular. Mi madre nació allí. Ahora solo hay diseñadores, galerías de arte, restaurante-librería, ya te lo imaginas. Todo es comida de diseño, platos cuadrados y camareros con tatuajes. 

Toni el sucio: Los alquileres subieron y los migrantes se tuvieron que ir. Mi trabajo de fin carrera lo quería hacer sobre Ruzafa multicultural y cuando me puse tuve que cambiar de asunto porque no quedaba apenas diversidad.   

Nega: En el barrio de El Carmen se da también ese proceso, pero menos, todavía queda gente mayor y punkis con perros en los bares de carajillos.  

P. Otra de vuestras nuevas canciones se titula ‘No somos indies con flequillo (pero tenemos derecho a sonar en Radio 3)’. ¿Estáis hablando de censura en la emisora?

Toni el sucio: Nosotros hemos sonado, pero en programas marginales, lo mismo a las tres de la mañana. Lo que ponen en horario de máxima audiencia es esa especie de hilo musical donde solo programan los típicos grupos indie, de esos que han salido a patadas. Muchas veces piensas si lo que está sonando realmente lo conoce alguien. 

Radio 3 es pública, pero solo pone un tipo de música alternativa, que son los indiesNega: El monopolio que tienen es brutal. Radio 3 es pública, pero solo pone un tipo de música alternativa, que son los indies. No programan lo que se conoce como rock calimochero, digamos Boikot o Reincidentes, ni tampoco a nosotros. Los espacios culturales en este país los ocupan los inocuos y los inofensivos. Programas presuntamente punteros como Siglo 21 son un escándalo. Y no solo es Radio 3. También pasa en los Premios de la Música Independiente, donde los sellos tipo Subterfuge tienen un monopolio increíble. Al hip-hop se le relega a una categoría aparte, como a los latinos en los Grammy. Nunca verás a un rapero ganar mejor disco o mejor canción del año.

Me tocó la moral porque a nosotros nos invitaron cuando estaba pasando el 15M, la manifestación de los mineros, la Marea Verde…Aluciné porque ningún grupo mencionaba estos conflictos al recoger el premio. Nosotros soltamos todo lo que pudimos, aprovechando estar en un teatro en el centro de Madrid con la segunda cadena de Televisión Española grabando todo. Lo más gracioso es que al final se me acercaron los Vetusta Morla a darme las gracias "por decir lo que todos estábamos pensando, pero no nos hemos atrevido a decir". Luego, claro, pasaron el metraje de la gala por La 2 y sacaron a todos los ganadores menos a nosotros (risas). Igual nos pasamos. Íbamos muy preparados: sabíamos que íbamos a ganar el premio porque era por votación popular. Luego no aguantamos mucho en la fiesta. A los diez minutos nos fuimos a Vallecas a beber calimocho

P. Lo mismo Vetusta Morla tuvieron mala conciencia desde aquella noche porque su último disco es más social y político. La canción ‘Golpe Maestro’ trata del saqueo financiero y ha sido usada por Podemos en un anuncio electoral de las europeas.

Nega: Creo que Vetusta tuvieron que salir a confirmar que esa canción era política. Escuchando la letra no estaba del todo claro. Amaral también hicieron ese vídeo donde en realidad las imágenes son bastantes más duras que la letra. A mí no me parece mal que esta gente se sume. Ojalá todos los grupos se mojaran un poquito porque no andamos sobrados. 

Toni el sucio: Tampoco creo que estos artistas tengan un nivel de vida tan elevado como para que todo lo que está pasando no salpique a su entorno. Supongo que no viven en mansiones y que tendrán amigos y familiares pasándolo mal. No van a hacer un disco entero de golpe, pero ya empiezan a meter canciones sueltas y a ponerse alguna vez camisetas de Stop Desahucios en los conciertos 

Nega: Estopa son gente que viene de la Seat, del rollo sindical, pero que han llegado al gran público, por eso  cuando salen con una camiseta del Che o dicen algo contra los desahucios tiene un impacto muy grande. Que un grupo indie se politice tiene más impacto que cien grupos de punk-rock combativo.

P. ¿Alguna vez Pablo Iglesias, Iñigo Errejón o alguien de ese entorno os ha hecho algún comentario sobre lo brutas que son vuestras rimas?

En el disco digo que somos incómodos para Podemos. No sería buena idea llamarnos para cerrar uno de sus actosNega: En el disco digo que somos incómodos para Podemos. No sería buena idea llamarnos para cerrar uno de sus actos. No tengo claro si está bien la idea de recuperar a Lluís Llach y a los dinosaurios de la Transición. Ya se lo comentaré a Pablo cuando le vea. En todo caso, nuestros discos funcionan más allá del ámbito de la extrema izquierda, ya no cantamos para los cuatro convencidos. El disco nuevo está entre los más vendidos de Amazon. 

Toni el sucio: Es normal que la cúpula de Podemos ya no pueda retuitear nuestros videoclips en las redes, porque decimos cosas como que la oposición de Venezuela es fascista y que hay que sacar los tanques a la calle. Eso no es algo que esté en el discurso de Podemos. 

Nega: No hay mucha gente que sepa esto, pero Pablo Iglesias dirigió uno de nuestros videoclips. 

P. En el disco hay varias versos contra fetichizar la "izquierda verdadera" y contra la tentación de repartir carnés de autenticidad. En todo caso, creo que lo acabáis haciendo en alguna ocasión, por ejemplo al decir que Tania Sánchez es feminismo de verdad, mientras que Filósofa Frívola (estrella de Twitter) no lo es.  

Hemos descubierto que en los discos se pueden decir las mismas barbaridades sin ser tan bestiasNega: Sí. La verdad es que el rollo identitario siempre sale. Por muy transversal que quieras ser siempre acabas sacando "lo tuyo". Pero nuestro objetivo es llegar al máximo número de gente porque la izquierda viene de una derrota brutal y tenemos que avanzar de alguna manera. Eso nos pasaba también en el 15-M: la gente que llevábamos toda la vida militando teníamos esa actitud de decir "es que yo llevo indignado muchos años". Pero es cierto que los militantes veteranos nunca logramos sacar un millón de personas a la calle. Ahora intentamos exponer las cosas de manera más inteligente. Hemos descubierto que en los discos se pueden decir las mismas barbaridades sin ser tan bestias (risas).
Cultura
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
10 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios

Lo más leído