"defensora del arte como espacio de libertad"

Esther Ferrer, Premio Velázquez 2014

El galardón, concedido por el Ministerio de Cultura y dotado con 100.000 euros, ha recaído en esta artista considerada una de las pioneras de la performance

Foto: La pionera española Esther Ferrer (EFE)
La pionera española Esther Ferrer (EFE)

Esther Ferrer ha sido galardonada con el Premio Velázquez de Artes Plásticas 2014, dotado con 100.000 euros y que concede el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte, ha anunciado hoy el secretario de Estado de Cultura, José María Lassalle.

El jurado del premio ha valorado “la coherencia y el rigor de su trabajo durante cinco décadas, en las que destaca como una artista interdisciplinar, centrada en la performance y conocida por sus propuestas conceptuales y radicales”. El fallo añade que "su obra ha sido objeto de un reconocimiento internacional destacado en Europa, Latinoamérica y Estados Unidos. Tanto su trayectoria como su actividad reciente, revelan a una artista comprometida con el devenir creativo y social contemporáneo. Esther Ferrer ha sido siempre una defensora del arte como único espacio de libertad”. 

El galardón fue creado en 2002 para premiar el conjunto de la obra de un creador de las artes plásticas en el ámbito iberoamericano y con la pretensión de convertirse en el Cervantes de las artes. Están en posesión del Premio Velázquez los españoles Ramón Gaya, Antoni Tapies, Pablo Palazuelo, Antonio López, Luis Gordillo, Antoni Muntadas y Jaume Plensa, así como el mexicano Juan Soriano, el brasileño Cildo Meireles, la colombiana Doris Salcedo y el brasileño de origen portugués Artur Barrio.

Esther Ferrer, considerada una de las pioneras de la performance y del arte de acción en España, ya obtuvo el Premio Nacional de Artes Plásticas de España 2008 y este año ha recibido también el Premio Mujeres en las Artes Visuales (MAV). Fue una de las creadoras del Grupo Zaj junto a Juan Hidalgo, Ramón Barce y Walter Marchetti (disuelto en 1996), de cuya primera acción se cumple en breve cincuenta años. 

A principios de los años 60 creó junto con el pintor Jose Antonio Sistiaga, el primer Taller de Libre Expresión germen de muchas otras actividades paralelas, entre ellas una Escuela experimental en Elorrio (Vizcaya). En los años setenta, Ferrer retoma su actividad plástica con fotografías trabajadas, instalaciones, cuadros basados en la serie de números primos, objetos, etc. En 1999 representó a España en la Bienal de Venecia.

Desde sus inicios Esther Ferrer ha realizado performances en las que pretendía hablar de lo inadvertido y de las propiedades poéticas de acciones relacionadas con el uso de objetos como papeles, dados, la escritura y el alfabeto que han ido desplazándose a problemas asociados con la identidad, lo incomprensible de un lenguaje nuevo, pero contando con la participación del espectador.

 

Cultura
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios