la quita de la deuda sería cercana al 60%

Roures echa un pulso a Moll y presenta una nueva oferta de 40 millones por Zeta

Este martes, las principales entidades bancarias acreedoras del Grupo Zeta recibieron un burofax de Jaume Roures con una oferta de 40 millones tras conocerse el acuerdo con Moll

Foto: Jaume Roures, presidente de Mediapro.
Jaume Roures, presidente de Mediapro.

Jaume Roures quiere pelear por el Grupo Zeta. El empresario envió este martes a mediodía un burofax a las principales entidades bancarias, entre las que se encuentran Santander, CaixaBank y Sabadell, con una oferta de última hora valorada en 40 millones de euros, según explican fuentes del sector.

Roures ha movido ficha horas después de que se filtrase que el 'pool' bancario que refinanció la millonaria deuda de Zeta (y que tiene la última palabra) alcanzase un acuerdo de opción de compra con Prensa Ibérica por valor de 30 millones de euros más un bonus para Antonio Asensio, presidente de Zeta, de unos 10 millones.

En el talonario de Roures, socio de Mediapro, caben muchos ceros, y aunque el empresario catalán no es del gusto de todas las entidades, lo cierto es que sus ofertas siempre han sido económicamente superiores a las de Javier Moll, presidente de Prensa Ibérica y candidato predilecto de la banca, que es consciente de que la oferta de Roures implica una quita de la deuda de algo menos del 60% frente al 70% de Moll. Se pierde dinero, pero menos. Y los bancos tienen unos accionistas ante los que responder.

La propuesta ha llegado a los despachos horas antes de una reunión programada entre algunos directivos de riesgos de estas entidades para analizar una operación que parece que todavía tardará en cerrarse y que tiene su vertiente política. Moncloa, consciente de la relevancia del asunto, manifestó a Moll su interés por conocer los avances de la negociación. La idea de que 'El Periódico de Catalunya' pueda moverse hacia tesis soberanistas inquieta tanto a los bancos como al Gobierno.

De ahí que Roures, próximo a la órbita independentista, admitiese en una entrevista en Radio Marca las dificultades que estaba teniendo para concretar el acuerdo: "Nosotros estamos interesados en el Grupo Zeta y tenemos negociaciones serias con ellos, aunque con muchas interferencias", señaló. El empresario, que no cuenta con ninguna cabecera impresa en su 'holding', aseguró que había “fuerzas oscuras” en las bambalinas de la operación.

Comunicación
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios