Es noticia
Menú
Salvajadas en directo pagadas con el tarot: este es el editor ultra que odia al islam
  1. Comunicación
fiscalía lo ha denunciado por "delito de odio"

Salvajadas en directo pagadas con el tarot: este es el editor ultra que odia al islam

Armando Robles es el empresario de la comunicación más polémico de España. Dirige el portal ultraderechista Alerta Digital desde Málaga y es el azote de inmigrantes y feministas

Foto: Armando Robles en una captura de pantalla de 'La Ratonera'
Armando Robles en una captura de pantalla de 'La Ratonera'

Armando Robles es posiblemente la persona que mejor encarna el espíritu de Jesús Gil en la España actual. Por algo en los noventa fue jefe de prensa del ex alcalde de Marbella. Durante cuatro años, manejó sus apariciones públicas en el momento álgido de su fama y de su histrionismo. Los insultos, los exabruptos, las proclamas filofalangistas, la política de brocha gorda, todo eso aprendió Robles junto a Jesús Gil hasta convertirse hoy en el empresario periodístico más polémico del país. La lista de sus agraviados no tiene fin: Pablo Echenique, el Papa Francisco, Sor Lucía Caram, toda la clase política incluido Mariano Rajoy, y por supuesto vascos, catalanes y muy especialmente musulmanes, gais y feministas han recibido insultos muy gruesos de Robles a través del portal Alerta Digital y del programa de televisión digital que este empresario dirige y presenta: La Ratonera. Medios residuales y con poca audiencia, cierto, pero que periódicamente saltan a la esfera pública por su vulgaridad y sus salidas de tono.

"Armando Robles, director de Alerta Digital, detenido por 'delito de odio contra el colectivo musulmán' tras la denuncia de dos asociaciones islámicas de Cataluña y Vascongadas”, abrió su periódico durante parte del miércoles y el jueves. En efecto, la Policía Nacional había acudido al domicilio de Robles en Málaga, lo había detenido y posteriormente llevado a declarar ante la juez de instrucción, tras un informe de 20 páginas elaborado por Fiscalía que lo acusa de un presunto delito de "odio y discriminación contra el colectivo musulmán", informe elaborado tras sendas denuncias de asociaciones islámicas en Cataluña y País Vasco. Robles estuvo seis horas en dependencias judiciales antes de ser puesto en libertad con cargos. No es habitual que la Fiscalía ordene la detención de un empresario por fomentar el odio y la discriminación.

placeholder Homenaje franquista en el programa 'La Ratonera'.
Homenaje franquista en el programa 'La Ratonera'.

Este emprendedor melillense de 54 años no deja títere con cabeza ningún día del año. Un vistazo aleatorio al diario Alerta Digital brinda los siguientes titulares: "¿Dónde están los independentistas vascos? Dos marroquíes violan analmente a una menor en Vizcaya y se oculta la noticia", "El Obispado de Almería denuncia a dos cantantes [mujeres] por grabar un vídeo en la catedral", "Echenique, de pagar en negro a su asistente a realizar obras sin permiso en su piso del lujoso distrito de Salamanca (Madrid)". No son titulares especialmente sangrantes para su nivel habitual, pero reflejan los intereses obsesivos de Robles: rechazo a los musulmanes; mujeres y feminismo; Podemos y la izquierda; y la defensa a ultranza del catolicismo más reaccionario. No en vano, sus dos tertulianos de cabecera en La Ratonera son dos sacerdotes: Jesús Calvo, párroco de Villamuñio (León) y Custodio Ballester, que fue párroco de L’Hospitalet de Llobregat (Barcelona) hasta que su archidiócesis lo apartó por su heterodoxia.

"Merkel, la fulana sebosa de Soros", "Felizmente, la alcaldesa de Barcelona no abortará a su hijo", "Marcela Topor, la hembra rumana del presidente catalán”, “¿Dónde están los niños autóctonos de San Ildefonso?", son solo algunos ejemplos de titulares sonados de 'Alerta Digital', acusado frecuentemente de ser una fábrica de 'fake news'. La Ratonera, su espacio de esparcimiento televisivo semanal, no anda a la zaga. Entre otras lindezas, se han exhibido banderas franquistas y quemado una estelada catalana junto a la foto de Mariano Rajoy.

En 'La Ratonera' se han exhibido banderas franquistas y quemado una estelada catalana junto a la foto de Mariano Rajoy

"No se puede imponer por ley un único relato de lo que está ocurriendo en España y en toda Europa. Si este es el precio que tengo que pagar por la libertad de decir y defender lo que esta democracia orwelliana ha criminalizado, entonces lo seguiré pagando", arengó Robles tras quedar en libertad, seguramente encantado con el lance que le permite venderse como víctima del Estado y tratar así de alimentar su cuenta de seguidores. Igual que hacía Jesús Gil, aunque con la figura del ex alcalde de Marbella ya algo desfasada, Robles prefiere emular a un ídolo más actual: Donald Trump.

placeholder Armando Robles junto a Desiré González en un acto del partido Soluciona en Málaga. (Soluciona)
Armando Robles junto a Desiré González en un acto del partido Soluciona en Málaga. (Soluciona)

De hecho, cuando Robles fundó un partido político para luchar por la alcaldía de Málaga (fiel a los pasos de su jefe) no dudó en bautizarlo Soluciona-Trump. "El apellido Trump puede servir como catalizador para que la gente sepa qué se esconde detrás del proyecto político indirectamente asociado a Trump", dijo Robles en una entrevista con Sin Filtros. Obtuvo 1.151 votos, un 0,5% del total, lejos del rodillo electoral que fue Jesús Gil en Marbella y que él conoció muy bien. Tan a fondo conoció los tejemanejes del GIL, que Robles terminó en comisaría en 1993 acusado de haber robado diversos efectos de un apartamento alquilado por su jefe en el edificio Eurosol de Torremolinos. Robles arrambló presuntamente con la cubertería, útiles de cocina, sábanas, toallas y un casco de motorista, todo ello valorado en 105.000 pesetas (unos 600 euros de hoy). Este diario ha tratado de contactar a Armando Robles sin obtener respuesta.

Robles fue acusado de robar la cubertería, útiles de cocina, sábanas, toallas y un casco en un piso alquilado por su jefe Jesús Gil

La aventura política de Robles se paralizó en las elecciones europeas de 2015. Trató de concurrir pero no pudo hacerse con las cerca de 3.000 firmas que necesitaba. Llegó a aducir un presunto complot del CNI para evitar que su partido juntara los avales necesarios. Es una incógnita si el empresario retomará la marca Soluciona para los próximos comicios municipales. Lo que es seguro es que ya no podrá retomar la parte de 'Trump' tras una advertencia de la embajada de Estados Unidos.

Un ejército de videntes

Parece un gag de una película de Pajares y Esteso pero es cierto: en la misma nave de Málaga en la que tenía la redacción de su periódico de ultraderecha, Robles dispuso durante años de un centro con docenas de personas echando el tarot por teléfono. Alberto (nombre ficticio) alucinó cuando Robles le invitó a conocer 'Alerta Digital', medio con el que Alberto llevaba unos meses colaborando sin cobrar. "Me llevó a una nave industrial. Al entrar había un par de despachos típicos de gestoría, nada que yo asociara a una redacción de un periódico. Dos mesas, dos ordenadores y un pequeño plató con un fondo que es el que él usaba para hacer La Ratonera. Pero cuando me sube arriba me quedo desencajado. Me aparecen allí como 100 teleoperadoras tirando el tarot. Las típicas latinas diciendo 'sí mi amor' y engañando a los abuelos que llamaban. El súmmum del franquismo empleando a inmigrantes para echar las cartas. Le pregunté y me dijo que esto es lo que le daba dinero, que el periódico lo tenía para divertirse".

placeholder Captura de pantalla de Servitarot, propiedad de Armando Robles.
Captura de pantalla de Servitarot, propiedad de Armando Robles.

Las sesiones de tarot se emitieron durante años por la TDT a través de Channel Vit, cuyo administrador único es Armando Robles desde el año 2010. El negocio fue viento en popa hasta junio de 2013, cuando la Junta de Andalucía precintó los equipos de los operadores del canal en Cádiz, Granada y Málaga tras comprobar que estaban emitiendo sin licencia en gran parte de los 27 canales locales que tenía la comunidad. Así fue como Channel Vit se volcó en el 'streaming' las 24 horas a través de Servitarot y su preceptivo teléfono 806 a 1,21 euros el minuto desde red fija. Lo que confirma que el negocio de la videncia continúa siendo el pilar financiero que sustenta el extravagante negocio periodístico del autodenominado Trump español, si bien en este caso mediante la administración de varias hermanas de una misma familia que figuran tanto en la empresa de Robles, Channel Vit, como en Servitarot, donde el empresario no figura oficialmente.

"Me sorprendió ver a todos esos inmigrantes latinos tirando el tarot allí en la nave, los mismos que luego en su periódico ponía a parir. Me quedé helado por su hipocresía", continúa Alberto. Otra contradicción entre discurso público y esfera privada es la participación de Robles en la empresa The World Gay Up, en este caso no como administrador pero sí como comercial de sus productos, entre los que se encuentran vino y bebidas energizantes destinadas al público gay. Así figura todavía en algunas páginas de internet, negocio previo al arranque de 'Alerta Digital'. La lucha contra la homosexualidad es uno de los caballos de batalla del empresario y de sus párrocos colaboradores. Una de sus salidas de tono más desagradables ocurrió precisamente a cuenta del fallecido político socialista Pedro Zerolo, de quien Robles dijo, cuando se hizo público que Zerolo tenía cáncer, "no cambiaría su vida por la de mi perro", con el consiguiente asentimiento del sacerdote Jesús Calvo.

Antonio (nombre ficticio) recuerda el día en que quedó con Robles para un almuerzo de trabajo. "Tras una comida copiosa bien regada de cerveza y vino, me propuso irnos a tomar una copa esa noche a un club en Torremolinos. Me dijo que era muy amigo de José Manuel Parada, de Los Morancos, de gente que podía abrirme puertas". Antonio declinó la invitación y al poco tiempo perdió todo contacto con Robles.

Un restaurante de Málaga denunció a Robles por no pagar la factura de un almuerzo para 130 personas que organizó como acto electoral

Antonio confirma que el empresario pagó la comida en el que le vio por última vez. No se puede decir lo mismo del almuerzo para 130 personas que este organizó en el restaurante Los de Colmenar, en Málaga, como acto electoral de su partido Soluciona-Trump en mayo de 2015. Según explicaron los propietarios a 'Diario Sur', se prestaron a rebajar el importe de tamaño servicio a 10 euros por cabeza, a cambio de publicidad de sus restaurantes en los medios administrados por Robles. Tras una copiosa comida y mejor surtido de bebidas, los 130 comensales se marcharon sin pagar. Los de Colmenar denunció a Robles por impago de una factura de 2.262,50 euros. El empresario, lejos de amilanarse, amenazó a los propietarios, según refleja dicho diario: "La propietaria manifiesta que los denunciados, al reclamarles el pago, contestaron que 'no iban a pagar nada, que nada estaba escrito y que nada habían acordado’ y que 'como un favor, le harían publicidad' en la televisión a cargo de la cena gratis, y que ‘si daba más la lata, la denunciarían".

En 2015 la Comisión Antiviolencia propuso una sanción de 60.001 euros por comparar a nacionalistas vascos y catalanes con cerdos

El nacionalismo periférico es un asunto que altera los nervios de Armando Robles. "¡El karma existe! Un camión arrolla a una multitud en Munster (Alemania) y provoca varios muertos y decenas de heridos", tituló Alerta Digital la noticia de un atentado en Alemania, días después de que un juez de ese país decretara la puesta en libertad de Carles Puigdemont. Su odio al nacionalismo le acarreó una propuesta de multa de 60.001 euros por parte de la Comisión Antiviolencia por expresiones como esta antes de la final de Copa del Rey entre FC Barcelona y Athletic de Bilbao de 2015: "¿Dónde metemos a esos 70.000 cerdos, cerdos he dicho bien, vascos y catalanes que van a acudir a la final de la Copa del Rey a degradar los símbolos de nuestra nación? Yo les echaría al mar pero no sé si van a caber todos". Este fue solo uno de los términos insultantes que Robles y sus colaboradores emplearon en el programa La Ratonera del 12 de marzo de ese año. La respuesta de Robles a la sanción estuvo en su línea. Llamó a los espectadores a "miccionar en la bandera independentista catalana" y su estrecho colaborador, el párroco Calvo, dijo que "con Franco esto no pasaba".

"Yo hace muchos años que dejé de creer en esta democracia. (…) Por eso proclamo mi desprecio a todos los que han hecho posible este monumental fracaso colectivo, dándonos desencanto, pesimismo, inseguridad y desesperanza que antes, evidentemente [en referencia al franquismo] no existían", afirmó el empresario tras ser liberado este jueves. A buen seguro, Robles empleará en su cruzada contra las instituciones este episodio para reafirmarse como el gran defensor de los valores cristianos y nacionales, igual que Jesús Gil empleaba estas algaradas para alimentar su controvertida fama.

Armando Robles es posiblemente la persona que mejor encarna el espíritu de Jesús Gil en la España actual. Por algo en los noventa fue jefe de prensa del ex alcalde de Marbella. Durante cuatro años, manejó sus apariciones públicas en el momento álgido de su fama y de su histrionismo. Los insultos, los exabruptos, las proclamas filofalangistas, la política de brocha gorda, todo eso aprendió Robles junto a Jesús Gil hasta convertirse hoy en el empresario periodístico más polémico del país. La lista de sus agraviados no tiene fin: Pablo Echenique, el Papa Francisco, Sor Lucía Caram, toda la clase política incluido Mariano Rajoy, y por supuesto vascos, catalanes y muy especialmente musulmanes, gais y feministas han recibido insultos muy gruesos de Robles a través del portal Alerta Digital y del programa de televisión digital que este empresario dirige y presenta: La Ratonera. Medios residuales y con poca audiencia, cierto, pero que periódicamente saltan a la esfera pública por su vulgaridad y sus salidas de tono.

Jesús Gil Málaga Insultos
El redactor recomienda