SU 75% PODRÍA VALER UNOS 1.500 MILLONES DE EUROS

Prisa urge a los 'hedge funds' para la venta de Santillana por 1.500 millones

Dentro del proceso de revisión estratégica iniciado por el grupo, se están valorando diferentes alternativas, entre las que se incluye una eventual desinversión total o parcial

Foto: El presidente del grupo Prisa, Juan Luis Cebrián. (EFE)
El presidente del grupo Prisa, Juan Luis Cebrián. (EFE)

El Grupo Prisa ha anunciado este miércoles que, dentro del proceso de revisión estratégica iniciado por el grupo, se están valorando diferentes alternativas, entre las que se incluye una eventual "desinversión total o parcial" en el capital social de Grupo Santillana Educación Global, para lo que ha iniciado el correspondiente proceso formal. Una información que El Confidencial avanzó a finales del mes de septiembre y que la compañía que preside Juan Luis Cebrián desmintió en ese momento. 

Tal y como publicó este diario, Prisa ha aprobado buscar un comprador para el 75% del grupo editorial de libros para el sector de la educación, una operación que es estratégica para el grupo de medios de comunicación, ya que de culminar con éxito, supondría un cambio radical del perímetro de actividades y de su balance. Tras salir del negocio de televisión con la venta de Digital+ por 720 millones y vender su participación en Mediaset por 540 millones para reducir su abultada deuda, la multinacional creada por la familia Polanco se había reducido a las áreas de educación y medios, tanto radio como prensa escrita. 

Pero la obligación de pagar otros 956,5 millones en menos de año y medio ha llevado al consejo de administración de Prisa a poner a la venta su negocio más rentable y el que más caja le genera. Aunque la compañía desmintió en un primer momento la existencia de la operación, lo cierto es que Victoria Capital, el socio de Cebrián en esta división, había contratado los servicios del banco brasileño Itaú y del italiano Mediobanca para desprenderse de su 25%. Dado que la venta de ese paquete minoritario requería el visto bueno del 75% restante en manos de Prisa para maximizar el valor, Mediobanca se puso en contacto con Cebrián para saber si estaban dispuestos a sumarse a la operación.

El presidente de Prisa respondió de forma positiva, pese al desmentido vía burofax a El Condidencial. Ahora, para representar sus intereses en la transacción, el grupo de medios español ha contratado los servicios de Goldman Sachs, que busca un comprador para los dos socios de Santillana. La compañía dedicada a la distribución de libros con fines escolares obtuvo en 2015 un beneficio de explotación o ebitda de 172 millones, por lo que la operación puede superar los 1.500 millones. 

No obstante, cualquier decisión de venta final debe de tener el visto bueno de los acreedores de Prisa, ya que en el acuerdo de reestructuración financiera aprobado en 2013, Santillana fue declarado activo estratégico. El gran problema para Cebrián y el resto de consejeros es que deben conseguir la autorización de los tenedores de sus 1.700 millones de deuda, especialmente si se tiene en cuenta que el 50% de este importe está en manos de 'hedge funds' o fondos especulativos que compraron el pasivo cuando su valor estaba por los suelos.

Entre los bancos prestamistas atrapados en el grupo de medios destacan HSBC, CaixaBank, Banco Santander y BNP Paribas, algunos de los cuales son al mismo tiempo accionistas.

Comunicación
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios