Prisa 'hipoteca' Santillana, El País y La Ser para complacer a los bancos
  1. Comunicación
GARANTÍAS LEONINAS PARA REESTRUCTURAR SU DEUDA

Prisa 'hipoteca' Santillana, El País y La Ser para complacer a los bancos

Prisa lograba en diciembre pasado el plácet definitivo de sus bancos acreedores para refinanciar la deuda de la compañía hasta 2013. Sin embargo, las entidades financieras

placeholder Foto: Prisa 'hipoteca' Santillana, El País y La Ser para complacer a los bancos
Prisa 'hipoteca' Santillana, El País y La Ser para complacer a los bancos

Prisa lograba en diciembre pasado el plácet definitivo de sus bancos acreedores para refinanciar la deuda de la compañía hasta 2013. Sin embargo, las entidades financieras se han cubierto bien las espaldas. Y es que según revela el grupo de medios en su Informe Anual a la CNMV, ha tenido que poner en prenda todas sus sociedades de cabecera para conseguir retrasar sus pagos. No en vano su crédito sindicado está garantizado solidariamente por 'El País', Prisa Radio –con La Ser como buque insignia-, Vertix –que canaliza su inversión en Media Capital- y Grupo Empresarial de Medios Impresos, su filial de publicaciones especializadas.

No acaba ahí su capitulación. “Adicionalmente, la sociedad ha constituido prenda sobre acciones que posee en Prisa Televisión, en Prisa Radio, sobre las acciones que indirectamente mantiene en Grupo Media Capital y sobre las acciones de la que es titular en Grupo Ediciones Santillana”, reza la documentación enviada. La deuda de la compañía, que actualmente supera los 3.200 millones de euros, se divide en dos créditos. El primero es el denominado préstamo sindicado, en el que están representadas 39 entidades financieras y cuyos vencimientos se elevaban a casi 1.400 millones de euros a 31 de diciembre de 2010.

El segundo es el llamado préstamo puente, asumido por Prisa con el fin de financiar la OPA para tomar el 100% de Sogecable en 2008. Quedaban 1.550 millones de euros pendientes de pago a finales del pasado ejercicio. El grupo de medios ya tuvo que cumplir severas condiciones de la banca para lograr la ampliación de ambos créditos hasta mayo de 2013. Por ejemplo, era condición sine qua non una inyección de capital de al menos 450 millones de euros, satisfecha con la entrada en el capital de los hedge funds y firmas de inversión de la sociedad americana Liberty. También lo eran las desinversiones en Digital+ y Santillana.

Pago extra en función de la cotización

Pero además de esos compromisos, hay más letra pequeña. Por ejemplo, Prisa acordó con los bancos el pago de una prima en efectivo en función de la evolución en bolsa de la compañía. “En relación al préstamo puente, y como consecuencia de las citadas novaciones, Prisa ha acordado con las entidades financieras que participan en este préstamo, el pago en efectivo de una cantidad variable en función del precio de la cotización de las acciones ordinarias desde el día del último acuerdo (19 de abril de 2010) hasta el vencimiento del préstamo el 19 de mayo de 2013”, reza la información remitida al supervisor, sin dar más detalles.

Del mismo modo, Prisa concede que las entidades financieras establecieron para la extensión de los créditos “el cumplimiento de determinados ratios de carácter financiero que fueron novados el 4 de noviembre de 2010 con objeto de adaptarlos a la nueva posición financiera del grupo”. La compañía considera cumplidas esas obligaciones a 31 de diciembre de 2010. Según explicaba recientemente el nuevo responsable financiero del grupo, Fernando Abril-Martorell, el objetivo es reducir la deuda hasta que ésta sólo suponga 3,5 veces el ebitda (beneficio antes de impuestos). Tarea ingente ya que el ratio se sitúa hoy en 5,7.

No obstante, esa reducción del agujero financiero del grupo no vendrá por nuevas desinversiones, según dejó entrever Abril-Martorell. “En el negocio audiovisual, hay que estar muy seguros antes de vender porque, luego, son activos muy difíciles de recuperar”, deslizó. Y abogó por asentar la nueva estructura capital, en la que la familia Polanco ha perdido la mayoría con la entrada de Liberty. “Ya se ha hecho un esfuerzo tremendo. El grupo ha repagado a la banca 1.500 millones de euros”, zanjó. Unas estimaciones que contrastan con la percepción del sector, que da por hecho que Prisa hará caja con su 17,3% en Telecinco en cuanto venza su lock-up en diciembre.

Desde el punto de vista de los vencimientos, este año es tranquilo para Prisa, que sólo tendrá que afrontar 257 millones correspondientes a su préstamo sindicado, en el que figuraran como como directores entidades como BBVA, Banesto, Santander, BNP Paribas, La Caixa, Caja Madrid, Citigroup, HSBC, Natixis, Calyon y Royal Bank of Scotland. La compañía, que registró unas pérdidas de casi 73 millones el pasado ejercicio, no terminaba de enderezar el rumbo en el primer trimestre de 2011. Sus beneficios de 11,4 millones de euros suponían un 67,7% menos que en el mismo periodo del año anterior. Además, como publicaba este diario, la dirección de la compañía ya da por hecho que el coste de su plan de ajuste de plantilla, que supondrá la salida de 2.500 trabajadores, supondrá más de los entre 80 y 95 previstos.

Noticias del Grupo Prisa Ignacio Santillana El País