Sobre la caja única, por A. de Diego
  1. Área privada EC Exclusivo
  2. Cartas al director
ENVÍE SU CARTA EN EL FORMULARIO INFERIOR

Sobre la caja única, por A. de Diego

Al romper la caja única de la Seguridad Social, los independentistas logran meter una cuña en la unidad del Estado

Foto: EC.
EC.

Estimado director,

leo en titulares lo siguiente: “El PNV logra del Gobierno la gestión de la Seguridad Social”.

Analizando la cuestión más detenidamente, en “negociará la gestión de la Seguridad Social” se puede incluir la gestión de los derechos y las obligaciones del Sistema de la Seguridad Social. Dicho de otro modo: un organismo distinto, de dependencia no estatal (de carácter autonómico), podrá percibir o recaudar las cotizaciones aportadas por las empresas y los trabajadores. Y, también, un organismo distinto, de dependencia no estatal (de carácter autonómico), podrá reconocer prestaciones de la Seguridad Social, generando obligaciones al Sistema.

Cuando hablamos de la “caja única de la Seguridad Social” todos entendemos que únicamente una entidad jurídica, y además de carácter estatal —la Tesorería General de la Seguridad Social—, se ocupa de gestionar, administrar y recaudar los fondos —cotizaciones— de la Seguridad Social, y que una única entidad jurídica o varias (el Instituto Social de la Seguridad Social, el Instituto Social de la Marina, las mutuas colaboradoras, etc., pero todas dependientes del Estado) están habilitadas para reconocer prestaciones u obligaciones, sean estas pensiones o subsidios.

En el momento en que una comunidad autónoma participa en esta gestión, con toda seguridad no se manejarán los mismos criterios ni el alcance será el mismo (compruébese la experiencia en las prestaciones no contributivas) a la hora de reconocer las prestaciones y recaudar las cotizaciones y, aunque se diga que la ley es única, se habrá roto el concepto de “caja única”, y con él uno de los principales vínculos de la unidad del Estado español. Los independentistas logran así meter una cuña en uno de los pilares de garantizaban la unidad del Estado.

No pararán ahí, estemos seguros. La oposición está adormilada. Entra al trapo de noticias como la “censura que piensa ejercer el Gobierno”, una distracción sabiamente manejada por el Gobierno, que ocupa a los medios junto con la gestión del covid-19 y las elecciones presidenciales de EEUU, y se olvida de hechos que afectan a la esencia de nuestro Estado.

Definitivamente, el Gobierno que dice en sus siglas “obrero” vende, aunque sea parcialmente, por un puñado de votos el derecho de todos los trabajadores a tener unas pensiones justas e iguales.

Agustín de Diego Martínez

Estimado director,

Seguridad Social Cotizaciones Pensiones Nacionalismo