5'

Van más de 200 empresas chinas

El caso del 'Mobile' holandés al que todo el mundo asiste pese al coronavirus

Incluso grandes empresas que han suspendido su participación en el Mobile por el coronavirus como Sony o Intel participan estos días en esta feria con más de 52.000 asistentes

Mientras se conocía la cancelación del MWC y después de que decenas de empresas anunciaran que no acudirán al evento, a menos de dos horas de avión otra feria internacional abre ajena a todo lo que ocurre en nuestro país. En Ámsterdam se celebra a partir de este martes con casi total normalidad, según los propios asistentes, el ISE 2020, el mayor congreso de integración audiovisual a nivel global. En sus naves alberga más de 1,300 expositores, y entre ellos, más de 200 de origen chino.

Lo de la normalidad en el 'Mobile' de la capital holandesa lo dice gente como Roberto Quintanilla, dueño de la empresa madrileña Kerkin Audiovisuales S.L., que acudía al evento con su socio y con ciertas reticencias por el coronavirus, pero que tras primeros días estando allí, ahora ven con incredulidad lo que ocurre en Barcelona. "Mira, aquí hay muchísimas empresas chinas, vamos, nosotros trabajamos con varias, y están funcionando con total normalidad. La organización ha puesto una serie de medidas de seguridad y se ve algún asiático con mascarilla, pero poco más", apunta Quintanilla, en conversación con Teknautas.

El empresario pone de ejemplo el caso de Coleder, una compañía china que es de las más grandes de LED Display a nivel global y que ha acudido a los Países Bajos sin problemas. "Ellos son de Shenzhen y han llegado aquí sin demasiados contratiempos siguiendo todos los protocolos de seguridad. Por eso me extraña tanto lo de Barcelona, mira que están cerca Amsterdam y Barcelona, pues en uno se cae todo el mundo y en otro no falla casi nadie. No tiene sentido".

Las dudas también se ven en los datos. Según la organización del evento, más de 20.000 empresas acudirán a la cita, un 9,8% más que el año pasado y solo han cancelado su participación 59. 50 chinas, 4 alemanas, 2 de Reino Unido, 2 de Estados Unidos y 1 de España. Y todo se hace aún más raro cuando se comprueba que grandes empresas como Sony o Intel, que suspendieron su participación en el MWC por el coronavirus sí que están presentes en el ISE. De las grandes solo LG ha seguido la misma política en ambos casos.

Imagen promocional del ISE. (ISE)

Comparación con el Mobile

¿Hay alguna razón para estas diferencias? Pues ni Roberto Quintanilla ni Marta Fernández, directora de marketing de Netipbox (compañía española que expone en Amsterdam), otean alguna. "Es algo muy extraño. Obviamente en Amsterdam también hay puestos vacíos y nos han cancelado clientes importantes, es decir que se nota que no es una edición más, pero nada comparado con lo de Barcelona. Nosotros también acudimos al Mobile y ahí sí que nos han cancelado en masa", apunta Fernández.

En cuanto a las medidas de seguridad tampoco se ven muchas diferencias entre ambas citas. Es más, las del MWC parecen mucho más estrictas. En el ISE hay higienizadores de mano por toda la feria, comunicaciones constantes, peticiones para que cualquier persona con algún síntoma de enfermedad acuda a los servicios médicos y se ha habilitado un número de teléfono de asistencia. No hay ninguna directriz de no darse la mano o no tocar los mismos aparatos, como se está recomendando en el Mobile.

La diferencia sí es más grande en el número de asistentes, aunque en ambos casos hablamos de decenas de miles de visitantes. En el MWC querían llegar a más de 100.000, en el ISE se quedan en unos 52.000. Unas cifras que cuadran también con el número de expositores: de los 2.500 del Mobile a los 1.300 de la feria holandesa. Por último, en lo relacionado con el impacto chino en ambas citas vemos que la balanza cae del lado holandés: en Barcelona en 2019 los visitantes chinos eran un 5% del total, en Ámsterdam un 18% de todas las compañías expositoras proceden del gigante asiático.

Datos a parte, ni los asistentes ni los expositores entienden muy bien las diferencia en la forma de actuar. "Creo que hay un alarmismo brutal y el problema es que el miedo no se puede controlar. Obviamente hay que tomar medidas de seguridad y el riesgo existe pero es que sabemos de sobra que es un riesgo mínimo y lo dicen todos los expertos", apunta Quintanilla. Por su parte, Fernández asegura que su empresa ha tomado medidas para evitar cualquier problema pero tampoco nada muy excepcional. "Por ejemplo, llevamos alcohol líquido para lavarnos las manos pero vamos, que eso lo tenemos casi siempre en las ferias, no es algo raro".

Higienizadores de mano en el ISE. (Imagen cedida)

No es el único caso

Lo cierto es que si vemos todo lo que está ocurriendo en Barcelona el caso de Holanda puede sonar a algo aislado y casi temerario, pero lo cierto es que la mayoría de ferias que se están celebrando, o están a punto de celebrarse, tras el brote del coronavirus de China están manteniendo sus agendas a pesar de las bajas. Es el caso del Airshow de Singapur (la mayor feria de aviación de Asia) o el Salón del Automóvil de Ginebra. El primero de ellos se celebrará a lo largo de esta semana y se mantiene pese a las importantes bajas mientras que el segundo por ahora no anuncia ninguna falta para su apertura que tendrá lugar el 5 de marzo.

Habrá que ver si la suspensión del Mobile acaba por trastocar los planes de todas estas ferias internacionales y nos topamos con un efecto dominó, pero de momento el ISE sigue con sus eventos programados. En ellos participarán, incluso, personas de empresas que anunciaron que no acudirían al Mobile dos semanas después por seguridad y para salvaguardar la salud de sus empleados. Y, un dato importante, el año que viene el ISE se celebrará en Barcelona.

Principales Tags

Hoy en portada