2'

LAS MEDIDAS SE EXCLUYERON DE LA INTERVENCIÓN

Alfonso Guerra critica a Rajoy por no intervenir TV3 al aplicar el 155

El histórico dirigente del PSOE Alfonso Guerra, defensor convencido del artículo 155 en Cataluña, asegura que sólo se le pueden hacer dos críticas a esta decisión del Gobierno de Rajoy: tendrían que haberlo aplicado antes e incluir entre las medidas a TV3, televisión "vergonzosamente sectaria del nacionalismo, que seguirá falseando la realidad en la campaña electoral".

El control de los medios públicos catalanes se excluyó finalmente del paquete de medidas del Gobierno al amparo del 155 por presión del PSOE, que consiguió que el PP aceptara una enmienda de los socialistas al respecto durante la tramitación del 155 en el Senado.

Un pacto con PP y Cs tras el 1-D

Además, en un artículo en el semanario 'Tiempo', Guerra ha advertido al PSC y al PSOE de que los españoles no entenderían que los socialistas se negasen a alcanzar un pacto en Cataluña con PP y Ciudadanos si la suma de votos entre las llamadas fuerzas constitucionalistas alcanzara una mayoría de gobierno.

"Desde el PSC y desde el PSOE hemos oído que no facilitarán un Gobierno de los partidos independentistas, culpables de un golpe institucional, pero también que no aunarán sus votos a los de los partidos constitucionalistas", escribe el exvicepresidente del Gobierno.

"Tal panorama desembocaría en una situación sin salida, o lo que sería peor, podría ser que se le regalase el Gobierno de la Generalitat a Esquerra Republicana de Catalunya si se confirmaran los datos de las encuestas de opinión. Y tal dejación -advierte Guerra- no sería perdonada por la inmensa mayoría de los españoles".

Lo 'positivo' del independentismo

El exnúmero dos del PSOE en los tiempos de Felipe González concluye su reflexión instando a "poner toda la esperanza en que los socialistas actúen consecuentemente" y esperando que "las encuestas sean vencidas por la sabiduría del pueblo catalán y se conjure una solución distinta a la de los renegados independentistas".

Para Guerra "la juerga separatista" ha dividido a la sociedad catalana, pero junto a este resultado negativo él ve una consecuencia positiva, pues ha "logrado reconciliar a los españoles (incluida la izquierda sin adjetivos) con su bandera y con el nombre de España, lo que no se había conseguido en 40 años de democracia".

La izquierda, en lo que Guerra considera un "error histórico", había "regalado" la bandera, el concepto de España y casi la Constitución a la derecha. Ese error se intentaba explicar por la patrimonialización que el franquismo hizo de la patria y de sus símbolos.

Por eso Guerra subraya que se debe reconocer a los independentistas el haber "conquistado para muchos españoles el amor por España y su Constitución".

10 comentarios

Hoy en portada