Es noticia
Pide un café con leche de soja, no tienen en el bar y la dueña lo resuelve de esta manera
  1. Alma, Corazón, Vida
LA GENEROSIDAD DE LOS CAMAREROS

Pide un café con leche de soja, no tienen en el bar y la dueña lo resuelve de esta manera

Esta es la sorpresa que se llevó una mujer que acudió a un bar a pedir un café. Tiempo después, lo contó a través de un vídeo de TikTok y los usuarios quedaron perplejos

Foto: Foto: TikTok.
Foto: TikTok.

Ser amable no cuesta nada. Ser generoso, un poco más. La calidad de la atención al público en los bares y restaurantes de nuestro país por lo general es buena, aunque a veces nos llevemos alguna sorpresa. A veces, en el mismo día pueden darse dos circunstancias totalmente distintas. Eso es lo que le pasó a la usuaria Gaorbea, una profesora que arrasa en TikTok con sus posts sobre todo tipo de asuntos y situaciones.

"Hemos ido a comer a un restaurante y le hemos dado un euro al crío para que sacara una bola de esas de un euro que tiene un juguete dentro", arranca en uno de sus últimos vídeos que se ha hecho viral. Al sacarlo, el juguete era un animalito y no le gustaba, por lo que decidieron darle otra vez un euro para que sacara otro que, desafortunadamente, venía roto. "Díselo a la camarera", le dijeron sus padres. Al hacerlo, esta se dirigió hacia su jefa, que estaba en la barra, a lo que respondió: "Pues lo siento mucho, no se puede hacer nada".

"Sin más, estamos hablando de un euro, pero fue como un detalle feo, a mí al menos personalmente me lo pareció", continúa Gaorbea. "La máquina no sería suya y le das un euro al crío para que saque otro y ya está". Sin más, decidieron continuar con su travesía y, al cabo de unas horas, parar en otro bar a tomar un café. A la hora de servirlo, la camarera de este otro restaurante se da cuenta de que no le queda leche de soja para el café con leche, y en vez de decirle que no hay existencias de este producto, corre a su casa a por un brick de leche de soja".

Unos 'Jumpers' y un café

"También compramos un paquete de Jumpers (uno de los gusanitos más populares entre los niños) y un mosto", prosigue la tiktoker. "Cuando se termina los Jumpers, el crío quiere más. Así que le dimos dinero para que fuera a la barra a por otro paquete. Al hacerlo, le responde que sí, pero que no hace falta que pague, que nos invita. Al final le dimos las gracias, hemos tomado algo y ya. Me ha resultado supercurioso que en el primer sitio hayamos comido y gastado un dinero, no mucho, y se ha gastado dos euros en dos juguetes estando uno roto sin que tuviera el detalle de invitarle a otro. No sé cómo explicarlo, no es que tuviéramos que haber reclamado, pero... le ha faltado decir 'te jodes'".

Foto: "Hay que prestar más atención": la advertencia que recibieron unos camareros después de un 'simpa' (X/@soycamarero)

La tiktoker le quita peso al asunto. "No es que vayamos a dejar de ir a ese sitio, me ha parecido un detalle feo, sin más", concluye. "En el otro lado, en cambio, nunca nos había visto y nos ha invitado y luego se ha tomado las molestias de ir a su casa a por la leche y he pensado 'de qué manera tan diferente se puede llevar el mismo negocio'". El debate saltó entre los usuarios que vieron del vídeo, que ya aglutina más de 100 comentarios.

Ser amable no cuesta nada. Ser generoso, un poco más. La calidad de la atención al público en los bares y restaurantes de nuestro país por lo general es buena, aunque a veces nos llevemos alguna sorpresa. A veces, en el mismo día pueden darse dos circunstancias totalmente distintas. Eso es lo que le pasó a la usuaria Gaorbea, una profesora que arrasa en TikTok con sus posts sobre todo tipo de asuntos y situaciones.

Social Virales TikTok
El redactor recomienda