Es noticia
Menú
Atascos en el fregadero: los alimentos que nunca debes tirar al desagüe
  1. Alma, Corazón, Vida
LIMPIEZA EN EL HOGAR

Atascos en el fregadero: los alimentos que nunca debes tirar al desagüe

A la hora de limpiar hay que tener cuidado con los restos que se van por el desagüe del fregadero, ya que pueden ocasionar obstrucciones en la tuberís cuya reparación es muy cara

Foto: Atascos en el fregadero: los alimentos que nunca debes tirar por el desagüe (iStock)
Atascos en el fregadero: los alimentos que nunca debes tirar por el desagüe (iStock)

A la hora de cocinar se suelen generan muchos residuos derivados de los desechos de los alimentos implicados en la elaboración o los productos que usamos para la misma. Por lo general, estos restos orgánicos acaban en el cubo de la basura, pero muchas otras veces, por el engorro que supone recogerlos, acaban siendo engullidos por el fregadero.

Por ello, debemos tener especial atención con estos residuos que generamos y que no acaben colándose por el desagüe. Si esto ocurre pueden provocar serios daños en las tuberías, llegando a colapsarlas y que nos obliguen a tomar medidas más serias (y caras) para solventar estos problemas.

Los 5 restos prohibidos

Entre los alimentos que nunca deben verterse por el fregadero está el aceite de freir que sobra en una sartén después de cocinar. Este producto es altamente contaminante y a la vez genera atascos importantes. Además, se puede quedar en un codo de la tubería causando graves daños.

Foto: Es posible eliminar la grasa utilizando jabón negro, levadura en polvo o vinagre blanco (Unsplash)

Los posos del café que sobran en la cafetera y que suelen ser derramados en el fregadero cuando nos disponemos a limpiarla, tampoco deben rodar tubería abajo, ya que, en contacto con otros restos, pueden pegarse a las paredes de las cañerías provocando molestos y malolientes atascos.

Asimismo, cuando preparamos un alimento rebozado o un dulce se suele usar harina o levadura y siempre caen restos en el fregadero cuando se limpia el menaje que se ha utilizado. Todo lo que sobra es mejor recogerlo y guardarlo para otra vez o si está inservible tirarlo a la basura antes que pasarlo por debajo del grifo. De lo contrario puede crearse una pasta compacta que obstruya el desagüe.

El aceite sobrante es muy contaminante y, a la vez, genera atascos importantes en las tuberías

Los restos de arroz y pasta también deben evitar que se cuelen por el fregadero ya que al cocinarse aumentan su tamaño considerablemente pudiendo hacer tapón si hay una gran acumulación de ellos. Por último, las cáscaras de huevo es otro tipo de desperdicio que puede acabar en el fregadero a la hora de preparar una ensalada y pelar un huevo duro. Sus pequeños trozos pueden arañar tuberías o pueden pegarse en sus paredes y dificultar el paso del agua.

A la hora de cocinar se suelen generan muchos residuos derivados de los desechos de los alimentos implicados en la elaboración o los productos que usamos para la misma. Por lo general, estos restos orgánicos acaban en el cubo de la basura, pero muchas otras veces, por el engorro que supone recogerlos, acaban siendo engullidos por el fregadero.

Hogares Alimentos Trucos
El redactor recomienda