Es noticia
Menú
Se van a comer ostras en sus vacaciones y encuentran una perla de 4.000 euros
  1. Alma, Corazón, Vida
REDONDA Y DE COLOR MORADO

Se van a comer ostras en sus vacaciones y encuentran una perla de 4.000 euros

Estuvieron a punto de devolver la ración de ostras porque venían con una guarnición de pimientos que no les gustaba, pero decidieron quedársela y la suerte se puso de su lado

Foto: Nunca olvidarán el día que comieron estas ostras (iStock)
Nunca olvidarán el día que comieron estas ostras (iStock)

Scott Overland tiene 37 años, vive en la pequeña localidad de Phoenixville, en el estado norteamericano de Pensilvania, y se ha llevado la alegría de su vida. Estaba de vacaciones en Delaware junto a su mujer y sus dos hijos y decidieron ir a cenar algo de marisco a un conocido restaurante de la zona que les habían recomendado.

Scott y su esposa pidieron una ración de ostras, uno de sus platos favoritos, y disfrutaron de lo lindo abriendo y degustando este manjar. Lo que no se esperaban es que esa cena iba a acabar a lo grande, descubriendo una perla en el interior de una de las ostras y haciendo que sus vacaciones les salieran totalmente gratis.

Tal y como publica el Delaware Online, Scott no se dio cuenta de su hallazgo hasta que no mordió algo duro en su boca: "Pensé que había mordido un trozo de la concha o algo así. Mi esposa pensó que era un caramelo porque se parecía a esos caramelos redondos de colores". Pero no era ni una cosa ni otra: era una perla muy especial que iba a pagar las vacaciones de toda la familia.

Una perla de 4.000 euros

Scott ha explicado que se trataba de una perla morada muy rara: "Tenía un color lavanda muy brillante, casi púrpura". Además, era totalmente redonda y encajaba perfectamente en una hendidura que había en el interior de la concha. Cuando se dieron cuenta de que, en efecto, era una perla, comenzaron a buscar en Google cuánto podría costar.

Foto: Fuente: iStock

Los primeros resultados que encontró revelaron que el valor de una perla podría oscilar entre los 500 y los 1.500 euros, dependiendo de su tamaño, estado, etc. Sin embargo, decidió llamar a una empresa experta en piedras preciosas y se llevó la alegría de su vida: era una perla muy extraña y tenía una forma casi perfecta, por lo que su valor alcanza los 4.000 euros.

Lo más divertido del caso es que Scott y su familia estuvieron a punto de devolver las ostras porque venían con una guarnición de pimientos y a su esposa no le gustan. Sin embargo, decidieron quedársela y la suerte les sonrió: "Supongo que, a veces, la vida te recompensa por no ser un fastidio en los restaurantes".

Scott Overland tiene 37 años, vive en la pequeña localidad de Phoenixville, en el estado norteamericano de Pensilvania, y se ha llevado la alegría de su vida. Estaba de vacaciones en Delaware junto a su mujer y sus dos hijos y decidieron ir a cenar algo de marisco a un conocido restaurante de la zona que les habían recomendado.

Vacaciones Virales
El redactor recomienda