Es noticia
Menú
¿Qué pasaría si la tormenta solar de 1859 sucediera ahora?
  1. Alma, Corazón, Vida
problemas a la vista

¿Qué pasaría si la tormenta solar de 1859 sucediera ahora?

La tormenta solar más grande jamás registrada se tradujo en auroras boreales y luces del norte y del sur visibles en todas partes, así como interrupciones eléctricas.

Foto: (iStock)
(iStock)

En 1859 sucedió algo bastante peculiar que, casualmente, estaba observando el astrónomo británico Richard Carrington y llevó a que se pusiera su nombre a tal evento: una explosión en la superficie del sol. En otras palabras, la tormenta solar más grande jamás registrada que se tradujo en auroras boreales y luces del norte y del sur visibles en todas partes, así como interrupciones eléctricas.

Parece historia, pero preocupa por lo que podría suceder si volviera a ocurrir algo semejante (o peor). Hoy en día, la humanidad depende mucho más de la electricidad. Por ejemplo, durante aquella época las líneas de telégrafo experimentaron una sobreabundancia de electricidad muy singular, un fenómeno eléctrico bastante sorprendente, y según informa 'Live Science', saltaron chispas de las máquinas de telégrafo en París y uno de los operadores informó haber recibido una descarga eléctrica muy severa.

Las tormentas geomagnéticas tienen el potencial de causar estragos en la Tierra e interrumpir las conversaciones por radio o la navegación GPS

Las erupciones solares también desencadenan intensas corrientes eléctricas en la magnetosfera, las que a su vez pueden generar perturbaciones magnéticas en el suelo. Las tormentas geomagnéticas tienen el potencial de causar estragos en la Tierra e interrumpir las conversaciones por radio o la navegación GPS. En otras palabras, un evento parecido al evento Carrington podría causar un daño sin precedentes.

No solo por las pérdidas (un estudio de 2013 calculó que podría provocar una pérdida de ingresos de hasta 2,6 miles de millones de dólares para la industria energética de, tan solo, América del Norte) sino porque podrían producirse apagones globales que durarían hasta años e importantes perturbaciones en los mercados financieros, la banca, las telecomunicaciones, las transacciones comerciales, los servicios de emergencia y hospitalarios, el bombeo de agua y combustible y el transporte de alimentos.

Hay evidencia de que el sol puede ser capaz de lanzar superllamaradas que pueden liberar diez veces más energía que el Evento Carrington

Aunque algunos expertos quieren quitar hierro al asunto y aseguran que quizá no sería tan terrible. Un evento parecido hoy quizá tendría impactos, pero serían tan solo sustanciales, principalmente en las actividades humanas en el espacio, aunque no hay información previa al respecto sobre lo que podría suceder. No tenemos, al fin y al cabo, mucha práctica en esto.

De cualquier manera, hay evidencias de que el sol puede ser capaz de lanzar superllamaradas que pueden liberar diez veces más energía que el Evento Carrington. Por ejemplo, los científicos que analizan los anillos de los árboles detectaron evidencia de átomos radiactivos de carbono-14, que poseen dos neutrones más en sus núcleos que los átomos de carbono normales, de las explosiones solares. Según parece, los análisis sugieren que las superllamaradas más energéticas que el Evento Carrington pueden ocurrir aproximadamente cada 3000 años, y unas 100 veces más energéticas pueden ocurrir aproximadamente cada 6000 años. Habrá que seguir esperando. Y casi mejor.

En 1859 sucedió algo bastante peculiar que, casualmente, estaba observando el astrónomo británico Richard Carrington y llevó a que se pusiera su nombre a tal evento: una explosión en la superficie del sol. En otras palabras, la tormenta solar más grande jamás registrada que se tradujo en auroras boreales y luces del norte y del sur visibles en todas partes, así como interrupciones eléctricas.

Noticias Curiosas
El redactor recomienda