Es noticia
Menú
¿Pueden los perros ser bilingües? Un nuevo estudio tiene la respuesta
  1. Alma, Corazón, Vida
GUAU

¿Pueden los perros ser bilingües? Un nuevo estudio tiene la respuesta

"Si es que solo le falta hablar" dirán muchos humanos sobre sus compañeros caninos, y no les falta razón, pues los perros ya han demostrado con creces que entienden nuestro lenguaje

Foto: Fuente: iStock.
Fuente: iStock.

"Si es que solo le falta hablar" dirán muchos humanos sobre sus compañeros caninos. A ese dicho no le falta razón, pues los perros ya han demostrado con creces que entienden, de alguna forma, nuestro lenguaje. Así, si está claro que pueden entender parte del idioma nativo que hablan los humanos, la pregunta es otra: ¿Pueden sus cerebros distinguir entre diferentes idiomas?

Existen distintas posibilidades para que un perro se encuentre inmerso en un espacio donde varios idiomas humanos fluyan, desde un hogar bilingüe, una residencia de verano o el mismo parque. Así, lo que pueden llegar a entender es una cuestión cotidiana que no han pasado por alto un grupo de investigadores de la Universidad Eötvös Loránd de Hungría.

Foto: ¿Tienen los perros memoria? Averigua cómo funciona y cuánto dura (iStock)

Desde esa curiosidad que nos produce a las personas la carencia de palabras en los animales, la investigadora Laura Cuaya inicio un estudio al respecto. Cuaya se acababa de mudar de México a Hungría con su perro border collie llamado Kun-kun, que como ella debía acostumbrarse a un nuevo idioma.

Un estudio desde la experiencia propia

"Antes, solo había hablado con él en español, así que me preguntaba si Kun-kun notaría que la gente en Budapest hablaba un idioma diferente, el húngaro", explica Cuaya. "Sabemos que las personas, incluso los bebés humanos preverbales, notan la diferencia. Pero tal vez los perros no sean capaces. Después de todo, nunca nos paramos a observar a perros cuando escuchan un idioma específico".

placeholder Fuente: iStock.
Fuente: iStock.

Empezó ahí su análisis, titulado "Detección de la naturalidad del habla y representación del lenguaje en el cerebro del perro". Los resultados, recientemente publicados en la revista 'NeuroImage', revelan una capacidad sorprendente, aunque lo cierto es que a pocos sorprenderá.

Junto a otros compañeros, Cuaya escaneó los cerebros de 18 perros de entre 3 y 11 años, incluido el de Kun-kun, utilizando imágenes de resonancia magnética funcional para estudiar qué regiones del cerebro se iluminaban cuando escuchaban palabras en un idioma con el que estaban familiarizados así como con uno que no conocían.

Aprendices sociales constantes

Después de que los perros escucharan el "habla natural" y el "habla codificada", hallaron que sus cerebros podían entender a través de las vocalizaciones al observar la actividad en la corteza auditiva primaria. Para la prueba de "habla natural", los investigadores reprodujeron una grabación de un capítulo de 'El Principito', mientras que para la del "habla codificada", dejaron que la tecnología mezclara oraciones y convirtiera el texto en un estímulo acústico.

Según aseguró la autora en una entrevista para 'NBC News', los resultados mostraron que los perros "saben más de lo que esperaba sobre el lenguaje humano": "Ciertamente, esta capacidad de ser aprendices sociales constantes les da una ventaja como especie: les da una mejor comprensión de su entorno", asegura.

placeholder Fuente: iStock.
Fuente: iStock.

Después de establecer que los perros tienen la capacidad de detectar lo que llaman "naturalidad del habla", los investigadores pasaron al siguiente nivel, el más personal: probar si los perros podían entender la diferencia entre español y húngaro. Para ello, analizaron sus cortezas auditivas secundarias durante las exploraciones cuando se leyó 'El Principito' en español y húngaro.

Cuestión de tiempo y adaptación

Encontraron así patrones de actividad distintos para cada idioma en dicho área del cerebro, lo que sugiere que, efectivamente, pueden identificar la diferencia. Por tanto, el estudio es especialmente importante, ya que supone la primera vez que los científicos registran que un cerebro no humano puede distinguir la diferencia entre dos idiomas.

placeholder Fuente: iStock.
Fuente: iStock.

"La representación del lenguaje en las regiones corticales frontales y auditivas secundarias de los perros podría reflejar su capacidad para extraer ciertas regularidades auditivas que, aunque quizás no sean específicas del habla, caracterizan la organización temporal del habla continua en un idioma determinado", concluyen los investigadores en el texto publicado.

Además, parece que de las diferencias son más pronunciadas en los perros mayores, lo que sugiere que su capacidad de comprensión aumenta a medida que pasan más tiempo expuestos al habla humana a lo largo de su vida. Asimismo, los perros con hocicos más pronunciados también mostraron mayor capacidad, lo que indica que también podría haber un factor de raza en esta idea de bilingüismo.

"Si es que solo le falta hablar" dirán muchos humanos sobre sus compañeros caninos. A ese dicho no le falta razón, pues los perros ya han demostrado con creces que entienden, de alguna forma, nuestro lenguaje. Así, si está claro que pueden entender parte del idioma nativo que hablan los humanos, la pregunta es otra: ¿Pueden sus cerebros distinguir entre diferentes idiomas?

Animales Investigación
El redactor recomienda