Es noticia
Menú
Roba una obra de arte al confundirla con una chaqueta olvidada y le hace el dobladillo en casa
  1. Alma, Corazón, Vida
NO SERÁ DENUNCIADA

Roba una obra de arte al confundirla con una chaqueta olvidada y le hace el dobladillo en casa

Una mujer de 72 años se lleva una obra de un artista español del Museo Picasso de París y vuelve 15 días después al lugar de los hechos

Foto: La obra formaba parte de una exposición temporal en el Museo Picasso de París (EFE/Jorge Zapata)
La obra formaba parte de una exposición temporal en el Museo Picasso de París (EFE/Jorge Zapata)

Una mujer estaba paseando por las salas del Museo Picasso de París cuando vio una chaqueta colgada de una pared. No se lo pensó dos veces y se acercó a por ella, la dobló cuidadosamente, la guardó en su bolso y se la llevó a su casa. Al llegar, se la probó y vio que no le quedaba del todo bien, así que se la llevó a su modista para que le hiciera el dobladillo y pudiera usarla a menudo.

Hasta ahí, esto no sería más que la historia de un hurto al descuido, el de una chaqueta que alguien se había olvidado en un museo. Pero la historia tiene mucho más que contar: esa chaqueta aparentemente olvidada era una obra de arte en sí misma: estaba firmada por el artista español Oriol Vilanova y formaba parte de una exposición temporal del Museo Picasso.

La obra se titula 'Old Masters' y su autor la había concebido para que los visitantes pudieran interactuar con ella: tocarla, coger las postales de su bolsillo, leerlas, discutir… Por eso no tenía ningún sistema de alarma activado y la señora se la pudo llevar a casa sin que nadie se diera cuenta. Solo cuando los responsables del museo vieron la pared vacía fueron conscientes del robo.

No presentarán cargos

Tal y como publica Le Parisien, el robo se produjo el pasado 7 de marzo y la policía tardó 15 días en recuperar la obra. Al analizar las cámaras de seguridad vieron cómo una mujer mayor se llevaba la chaqueta, pero no pudieron hacer nada más ya que no estaba fichada ni tenían su dirección. No sabían nada de ella. Pero la suerte se puso del lado del museo.

Dos semanas después del robo, la mujer volvió al mismo museo y los encargados de seguridad la identificaron. Fue llevada a una sala, donde confesó lo sucedido, pero a su manera. Es decir, confirmó que se había llevado la chaqueta a su casa, pero no porque fuera una obra de arte, lo que desconocía por completo, sino porque pensaba que alguien la había dejado allí.

La mujer, de 72 años, explicó también que la había llevado a la modista para arreglársela a su talla y los responsables del Museo Picasso han decidido dejarla en libertad debido a su edad y su estado mental. No presentarán cargos contra ella, aunque le han dado un aviso para que no vuelva a cometer un acto de similares características.

Una mujer estaba paseando por las salas del Museo Picasso de París cuando vio una chaqueta colgada de una pared. No se lo pensó dos veces y se acercó a por ella, la dobló cuidadosamente, la guardó en su bolso y se la llevó a su casa. Al llegar, se la probó y vio que no le quedaba del todo bien, así que se la llevó a su modista para que le hiciera el dobladillo y pudiera usarla a menudo.

Museo Robos Virales
El redactor recomienda