Es noticia
Menú
Cómo limpiar tu casa de arena tras la calima de la borrasca Celia: del suelo a las ventanas
  1. Alma, Corazón, Vida
Consejos sencillos

Cómo limpiar tu casa de arena tras la calima de la borrasca Celia: del suelo a las ventanas

Nos hemos despertado con las calles, coches y viviendas cubiertos por calima, arena y hasta barro tras las últimas tormentas. Hay que lavarlos, pero no de cualquier manera

Foto: La alhambra refuerza las tareas de limpieza para actuar frente a la calima
La alhambra refuerza las tareas de limpieza para actuar frente a la calima

Las consecuencias de esta inesperada calima ha dejado huella en los espacios exteriores de todas nuestras casas. Incluso aunque no cuentes con un balcón o una terraza, sus efectos se notaran en cristales y alféizares exteriores. Después de la calima, tocará, por tanto, una sesión de limpieza pero, antes de lanzarte, ten en cuenta estas recomendaciones.

Este inusual evento que estamos viviendo se debe a la unión de dos factores. Por un lado, la llegada de una gran masa de polvo en suspensión, procedente del desierto del Sáhara; por otro, las consecuencias de la borrasca Celia, que está provocando fuertes vientos, lluvias o nevadas en muchos puntos del país. Así, el polvo en suspensión, en combinación con las precipitaciones de estos días, ha provocado que todos los automóviles, las calles y viviendas hayan amanecido recubiertos de barro.

Si te ha sorprendido esta inesperada tormenta de arena y ha dejado perdido de polvo partes de tu vivienda o vehículo, desde ManoMano, el ecommerce especializado en bricolaje, jardinería y decoración, han seleccionado una serie de recomendaciones para que todo vuelva a estar tan limpio como antes.

Foto: La Alcazaba de Almería, teñida de naranja por la intensa calima. (EFE/Barba)

Así puedes retirar el polvo y el barro

  • Lo primero que debes hacer es tomar precauciones para tu salud. El polvo en suspensión puede provocar problemas respiratorios e irritación de las mucosas. Por este motivo, resulta fundamental que las labores de limpieza se realicen con mascarilla y gafas de protección, al ser posible. Ahora si puedes comenzar con las distintas partes afectadas de tu vivienda:
  • Limpiar los cristales de las ventanas emplea agua caliente con un chorro de amoniaco y unas gotas de lavavajillas. Comienza por la parte más alta y frota con un trapo de microfibra para evitar arañar la superficie.
  • En el caso de tener que limpiar el suelo del balcón o terraza, conviene evitar el uso de aspiradores, ya que la arena puede llegar a estropearlos. En su lugar, se recomienda retirar todos los objetos y fregar el suelo las veces que sean necesarias.
  • Para limpiar el mobiliario no hay que eliminar el polvo directamente pasando un trapo o paño, ya que, por muy finas que sean, las partículas pueden arañar las superficies más delicadas. La mejor opción será emplear una pistola de agua a presión o una manguera para rociarlo con abundante agua. Lo ideal es que sigas un movimiento desde arriba hacia abajo. A continuación, podrás secarlo con un paño suave de microfibra.
  • Si tienes zona de garaje exterior, sigue el mismo proceso para limpiar tu vehículo, ya que de esta forma evitarás dañar la pintura de la carrocería.
  • Si cuentas con piscina descubierta limpia primero los restos de la superficie del agua, vacía los cestillos y elimina los desechos de la bomba, a continuación filtra el fondo y las paredes de la piscina con el limpiafondos y agrega cloro para matar las algas. Por último, enciende la bomba y deja en funcionamiento durante 24 horas. Después, limpia el filtro para eliminar las algas y suciedad del filtro de la bomba.
  • Finalmente, no olvides limpiar los filtros de las unidades externas de los aparatos de climatización, ya que en las salidas se acumula polvo que puede ser perjudicial para el rendimiento y vida útil de estos aparatos.

Las consecuencias de esta inesperada calima ha dejado huella en los espacios exteriores de todas nuestras casas. Incluso aunque no cuentes con un balcón o una terraza, sus efectos se notaran en cristales y alféizares exteriores. Después de la calima, tocará, por tanto, una sesión de limpieza pero, antes de lanzarte, ten en cuenta estas recomendaciones.

Trucos