Las jirafas tienen vidas sociales tan complejas como los elefantes
  1. Alma, Corazón, Vida
animales fascinantes

Las jirafas tienen vidas sociales tan complejas como los elefantes

Se pensaba que no formaban vínculos duraderos, pero podría ser solo en el caso de los machos. En realidad son mucho más sofisticados socialmente de lo que se les atribuía

Foto: Fuente: iStock.
Fuente: iStock.

Todavía hay mucho que desconocemos de los animales, a los que en nuestra prepotencia consideramos inferiores. Las jirafas, por ejemplo, son una especie grande y carismática que sin embargo ha sido poco estudiada, según palabras de la etóloga de la Universidad de Bristol, Zoe Muller, informa 'Science Alert'. No ha sido hasta hace poco que los humanos las han comprendido.

Hasta los años 90, las jirafas se consideraban 'socialmente distantes'. Se pensaba que no formaban vínculos duraderos con otros animales de su especie y que solo se juntaban de la manera más casual. Los investigadores creían que no formaban fuertes lazos sociales más que entre las madres y las crías.

Pero ahora los estudios son mucho más amplios y la disponibilidad de cámaras digitales así como otros métodos de análisis han revelado que estos animales de gran altura son, en realidad, mucho más sofisticados socialmente de lo que se les atribuía. Una revisión de más de 400 estudios llevada a cabo por Muller ha reunido una comprensión más amplia de la naturaleza social de las jirafas.

Los adultos tienden a cuidar de los más jóvenes. Se los ha observado, incluso, lamentando la muerte de las criaturas más pequeñas del grupo

Encontraron así evidencia de que, aunque si bien estos animales suelen ser solitarios, también se asocian estrechamente en grupos que pueden ir de tres a nueve animales. Parejas de hembras adultas pueden vivir hasta seis años y madres con hijos hasta 15. Estos grupos pueden durar hasta tres generaciones, y los adultos tienden a cuidar de los más jóvenes (incluso aunque no tengan lazos familiares). Se les ha observado, incluso, lamentando la muerte de las criaturas más pequeñas del grupo.

Foto: Redes sociales

Este patrón de relaciones, particularmente femeninas, también se ha observado en cautiverio. La idea de que los machos son los que se dispersan de los grupos, sugiere que estos animales tienen sociedades matrilineales que cambian con cierta fluidez. Según Muller: "Este artículo recopila toda la evidencia para sugerir que las jirafas son en realidad una especie social muy compleja, con sistemas sociales intrincados y de alto funcionamiento, potencialmente comparables a los elefantes, cetáceos y chimpancés".

placeholder

Las jirafas son animales longevos, y las hembras pueden alcanzar los 30 años, aunque su edad reproductiva máxima conocida es de alrededor de 20. Esto significa que pasan un tercio de su vida como adultos que no tienen descendencia. En las especies en las que esto sucede (elefantes, orcas o humanos) las abuelas juegan un papel fundamental a la hora de ayudar a criar a las próximas generaciones. Los investigadores sospechan que este también es el caso de las jirafas, pero requiere más investigación.

Las jirafas son animales longevos, y las hembras pueden alcanzar los 30 años, aunque su edad reproductiva máxima conocida es de alrededor de 20

Como curiosidad, son las únicas especies de vertebrados que no se tiene constancia de que bostecen (aunque silban, tosen, gruñen y hasta, aunque suene increíble, tararean). En definitiva, han desarrollado sociedades complejas y de gran éxito, que han facilitado su supervivencia en ecosistemas duros y llenos de depredadores. Reconocerlo, según Muller, nos ayudará a ampliar nuestra comprensión de su ecología conductual, aunque lamentablemente han disminuido un 40% desde 1985.

El redactor recomienda