Una bebé elefante defiende a su madre de unos veterinarios que querían ayudarla
  1. Alma, Corazón, Vida
Protegió a la hembra de los soldados

Una bebé elefante defiende a su madre de unos veterinarios que querían ayudarla

Los oficiales de la reserva Khao Ang Ruanai que se personaron en la zona se encontraron con una cría de lo más protectora con su madre

placeholder Foto: La cría de elefante, de apenas tres años, hizo todo lo posible por evitar que se acercasen a la hembra (Pixabay)
La cría de elefante, de apenas tres años, hizo todo lo posible por evitar que se acercasen a la hembra (Pixabay)

Un elefante hembra se desplomó en medio de una plantación de caucho de la provincia de Chanthaburi, en Tailandia, la madrugada del domingo. Al lugar llegó por casualidad un vecino de la localidad, que estaba paseando al amanecer cuando dio la voz de alarma a las autoridades.

Los oficiales de la reserva Khao Ang Ruanai que se personaron en la zona se encontraron con una cría de lo más protectora con su madre. En un vídeo que ha compartido Daily Mail puede observarse cómo la elefante de tres años corre alrededor de la adulta para evitar que los veterinarios pudieran brindarle los cuidados necesarios para sus heridas.

Ante este impedimento, Peerasak Sanan, jefe de la reserva, dijo que hasta la plantación tuvieron que desplazarse “miembros del Regimiento 1306 de las Fuerzas Rangers del Ejército” para ayudar al personal del parque nacional.

Miedo a ser atacada por otros

Aun así, los soldados fueron igualmente incapaces de valorar la situación de la hembra, puesto que la bebé seguía embravecida. “Creemos que tenía miedo de que otros elefantes salvajes estuvieran cerca y que pudieran atacar. Le aterrorizaba dejar a su madre sola”.

El animal herido profirió un grito con su trompa para ahuyentar al equipo que se había congregado en el lugar. Los allí presentes temían que la hembra, que se cree que tiene entre 13 y 15 años, pudiera deshidratarse en el clima caluroso, por lo que la rociaron con un camión de agua de bomberos que la ayudase a refrescarse.

Foto: Elefante africano en el Parque de la Naturaleza de Cabárceno en 2012. (EFE)

Posteriormente, los veterinarios arrojaron unos plátanos que el bebé tomó y comió, ocasión que los soldados aprovecharon para lanzarle un dardo tranquilizante y así comprobar la salud de la madre.

De momento, los médicos no han determinado qué provocó las heridas de la hembra, que sí presentaba fatiga y diarrea. El jefe de vida silvestre Marshall agregó que "el equipo médico está haciendo todo lo posible. Sólo podemos apoyarlos con suministros, agua potable, combustible y generadores”.

Vídeo Animales Tailandia
El redactor recomienda